Mundo Obrero

SALUD EN CABA

Cese temporal de centro de atención al consumo problemático de sustancias en Villa 1-11-14

El motivo es para implementar un centro de donación de plasma. Los trabajadores del lugar no se oponen al mismo, pero exigen se garantice la continuidad del dispositivo

Melina Michniuk

Lic. en Psicología. Residente en el Hospital Elizalde

Miércoles 26 de agosto | 11:55

La Otra Base de Encuentro (LOBE) es un Centro de Día dedicado a la atención ambulatoria de personas con consumo problemático de sustancias, en el marco de los lineamientos de la vigente Ley Nacional de Salud Mental (N° 26.657). Está ubicado en Av. Fernández de La Cruz 1745/53, en el Barrio 20 del Bajo Flores, y pertenece al área programática del Hospital Piñero, ligado al recientemente inaugurado CESAC 48.

El Centro de Día cumple una función importante en el barrio, donde hay prevalencia de fumado de “paco” asociado a alcohol y psicofármacos. El mismo trabaja desde la perspectiva de reducción de riesgos y daños, con población en situación de vulnerabilidad social y se encontraba sosteniendo sus actividades adaptadas al contexto de COVID-19, pero ha reducido temporalmente sus funciones para dar lugar al desarrollo de un centro de donación de plasma. La terapia de transfusión de plasma convaleciente se basa en que el enfermo reciba los anticuerpos que ya vencieron al virus en otra persona.

Te puede interesar: Precarización en salud: trabajar en riesgo

Por redes sociales ciruculó un comunicado del equipo de salud de LOBE que dice “En ningún caso como trabajadores estamos manifestando un rechazo a la apertura de un centro de donación de plasma en el barrio, sino una objeción al desplazamiento y disminución de la capacidad operatoria de un dispositivo de relevancia para la población, como tampoco aceptamos la forma en la que el proceso fue implementado, la poca certeza respecto a los plazos establecidos y la falta de garantía de espacios de atención que cumplan con las características que nuestro dispositivo requiere”.

Y agrega “Los dispositivos de primer nivel de atención en salud mental y consumo como LOBE son primordiales en la constitución de una red de atención acorde a la Ley Nacional de Salud Mental. En ese sentido lo entendemos como una medida de vaciamiento en las políticas de salud que contemplen la integralidad”.

Te puede interesar: Aumentan los contagios del personal de salud y los hospitales porteños están al borde del colapso

En plena pandemia, el desempleo, la precariedad laboral, la ausencia de expectativas futuras, la discriminación en el acceso al empleo por lugar de residencia, la pobreza estructural, la ausencia de movilidad social, la falta de alimento, la fragilidad de los vínculos sociales de soporte y la presencia estatal encarnada principalmente en las fuerzas represivas envalentonadas duante el aislamiento social obligatorio; claramente son circunstancias que entre otros factores pueden favorecer que esta problamática de salud mental se agrave.

Reproducimos a continuación el comunicado completo de las/os trabajadoras/es de La Otra Base de Encuentro (LOBE):

Como trabajadores de LOBE hemos sido informades de que, por tiempo aún incierto, desde el próximo viernes 28 de Agosto comenzaría a funcionar un centro de donación de plasma en este lugar. Esta medida, por el lugar que requiere y las características de su funcionamiento, es incompatible con el funcionamiento de nuestro dispositivo actual.

Desde el comienzo de las medidas de aislamiento continuamos atendiendo presencialmente de manera ininterrumpida las demandas de las personas en situación de calle, con consumo problemático y víctimas de violencia de género e institucional. A la par, y como todes ustedes también, incorporamos tareas extras a nuestras demandas habituales (Triage, dispositivos DetectAr, seguimientos por covid-19, tareas de comunicación del centro de salud aledaño, etc).

En ningún caso como trabajadores estamos manifestando un rechazo a la apertura de un centro de donación de plasma en el barrio, sino una objeción al desplazamiento y disminución de la capacidad operatoria de un dispositivo de relevancia para la población, como tampoco aceptamos la forma en la que el proceso fue implementado, la poca certeza respecto a los plazos establecidos y la falta de garantía de espacios de atención que cumplan con las características que nuestro dispositivo requiere.

Los dispositivos de primer nivel de atención en salud mental y consumo como LOBE son primordiales en la constitución de una red de atención acorde a la Ley Nacional de Salud Mental. En ese sentido lo entendemos como una medida de vaciamiento en las políticas de salud que contemplen la integralidad.

Compartimos por acá estas novedades y nuestra postura, para que estén al tanto ya que trabajamos en conjunto con la población. El equipo de LOBE va a seguir atendiendo en algunos consultorios del CeSAC 48, y en ese sentido intentaremos tomar las demandas espontáneas y las derivaciones (cómo nunca dejamos de hacerlo), pero nos parece importante compartir esta particularidad, porque nos afecta a todes como trabajadores del área y porque afecta también a la población.







Temas relacionados

Pandemia   /    Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires   /    Hospital Piñero   /    Villa 1-11-14   /    Ley de salud mental   /    Salud mental   /    Salud pública   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO