×
×
Red Internacional

En medio del éxito (y las diferencias) de Soda Stereo, su líder Gustavo Cerati publicó en noviembre de 1993 un disco que fue el inicio de una larga carrera de éxitos: una belleza llamada Amor Amarillo.

Martes 2 de noviembre | Edición del día

“Adentro tuyo, caigo del sol. Adentro tuyo, es único. Es único”. De esta manera, como si fuese un mantra, Gustavo Cerati va desgranando la magia y la sutileza del tema con el que abre su primer disco solista y que se llama igual como el título del disco, Amor Amarillo. Una canción que no solamente habla de ese deseo que lo explota de sentimientos sino que también aborda un renacimiento.

Quizás nada de esto sea casual si se tiene en cuenta que con Amor Amarillo el cantante sorprendió a su público con un universo personal con letras profundas pero a la vez simples, sencillas y brillantes que hablaban de una etapa particular, muy ligada a un impasse que tenia con su banda Soda Stereo pero también al amor por Cecilia Amenábar, quien no solamente fue la inspiradora de las composiciones sino que también fue colaboradora del disco mientras estaba embarazada de Benito, el primer hijo que tendría la pareja.

El nombre del disco se comenta que se relaciona con unas piedras amarillas que el músico encontró en Venezuela, en medio de una gira con Soda Stereo. Pero también era su color preferido, al que vinculaba directamente con el sol. El color estaba tan presente en la vida de Cerati que Estudios Ámbar fue el nombre que le puso al estudio casero que armó en la casa de Santiago de Chile que compartía con la ex modelo y en donde se originaron los temas. El disco se terminó de mezclar y grabar en Buenos Aires, y publicado 25 días antes de que naciera su hijo.

El segundo track del disco es Lisa , nombre que le pondría tres años después a su segunda hija. Por aquel entonces, el músico había empezado un curso de buceo y desde esta perspectiva fue que surgió el tema, que habría sido creada en el chileno Lago Vichuquén, donde hay muchas lisas. El videoclip hace referencia a otros temas del disco, ya que su esposa aparece disfrazada de medusa y al final se muestra varias veces un cristal amarillo. Le sigue el que se convirtió en el primer corte del disco, Te llevo para que me lleves . Cantado con Cecilia, el tema describe la relación que ellos tenían como pareja. Al final de la canción, tras muchos efectos de sonidos generados por un sampler, se escuchan los latidos del corazón de Benito, dentro de la panza de Cecilia. El tema se une directamente sin pausas al tercer corte, Pulsar . que tenía un sampler como base y por lo tanto es una de las composiciones más experimentales del disco, que también contiene un fragmento del instrumental Sirius de The Alan Parsons Project del álbum Eye in the Sky de 1982. Luego se puede escuchar a Cabeza de medusa hasta llegar a Av. Alcorta , con una clara referencia a la nostalgia del músico por la ciudad porteña al encontrarse radicado en Chile.

La segunda parte del disco arranca con una gran versión de Bajan , el clásico tema compuesto por Luis Alberto Spinetta que es parte de Artaud, el disco de Pescado Rabioso lanzado en 1973. Le sigue Rombos , una canción que quedó fuera del álbum Dynamo (1992) de Soda Stereo y que Cerati decidió grabar en esta producción. El disco concluye con Ahora es nunca y A merced , un tema de amor compuesto para su esposa mientras dormía. Esta canción nunca la había tocado en sus recitales hasta la gira del disco Fuerza Natural, que sería la última del músico hasta caer en coma en 2010 y fallecer cuatro años después. El último track del disco, Torteval , sólo apareció en la primera edición física del disco.

La única presentación oficial del álbum fue un acústico hecho para la radio FM 100 en 1994, ya que Gustavo lo consideraba un disco íntimo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias