SOLIDARIDAD DE CLASE

Centro de estudiantes de la UNGS junto a las trabajadoras de Nordelta

Desde Pan y Rosas y En Clave Roja en la presidencia del CeUNGS, fuimos el pasado viernes 11 de enero, a las puertas del barrio privado de Nordelta, junto con muchos jóvenes estudiantes de la zona, con las trabajadoras y trabajadores de Madygraf y las docentes decidimos estar junto a ellas, que se rebelaron contra la discriminación y humillación.

Belén Torres

Secretaria de Prensa y Difusion del CeUNGS/Pan y Rosas

Martes 15 de enero de 2019 | Edición del día

1 / 1

Es de público conocimiento, la situación en la que trabajan las empleadas domésticas de Nordelta, bajo condiciones de trabajos precarizados sufren terribles discriminaciones por parte de sus patronas y patrones, avalados por los dueños de Nordelta S.A. y el municipio. La lucha que dieron porque no las dejaban viajar en el único servicio de transporte que ingresa hoy a Nordelta puso sobre la mesa las condiciones que viven cotidianamente.

Pero, no pecamos de ilusos, sabemos que estos maltratos vienen de años y años, de aberrantes humillaciones y condiciones de explotación a la que son sometidas miles de trabajadoras por parte de los ricos de este país que viven allí, nunca ningún gobierno hizo nada, todo lo contrario.

A propósito Ricardo Greene, sociólogo y antropólogo chileno, quien investigó durante diez años Nordelta, confirma “Que no haya transporte público fue y es una negociación política”; “La “autonomía” de Nordelta es permitida por el Estado”; “No se ha podido ingresar ni a fiscalizar los terrenos”.

Tal vez te interese:[ [Video] Trabajadoras domésticas de Nordelta: “Las consideran propiedad de la familia"
Pero hoy Nordelta no es noticia por ellos, ni por los poderosos que residen ahí, ni por los que avalan y reproducen la discriminación, sino por ellas, las empleadas domésticas que se empiezan a levantar desde abajo.

Un CeUNGS de unidad con los trabajadores

Desde el centro de estudiantes fuimos a las puertas del barrio privado, para acompañarlas a ellas, mujeres de las más explotadas y oprimidas de nuestra clase, para ponernos al servicio de su lucha y abrazar su causa.

Tenemos el poder de decir que este centro de estudiantes es el único de todas las universidades de zona norte que se ha puesto al servicio de las luchas de los laburantes, ni se les ocurre a los centros dirigidos por los kirchnerista y peronistas defender en conjunto la causa de estudiantes y trabajadores, pues todo lo contrario, como ya lo han demostrado en nuestra propia universidad cuando fueron cómplices de dejar en peligro los puestos de laburo de los 23 trabajadores de limpieza, fuimos nosotros junto a muchos estudiantes los que nos pusimos al servicio de defender a los trabajadores y sus familias, y como lo hicimos por ellos también lo vamos a hacer por las empleadas domésticas de Nordelta.

Porque su lucha es nuestra lucha, en la Ungs el 70% de los estudiantes somos laburantes o hijo de trabajadores, muchísimas de nosotras tenemos madres, abuelas y tías que trabajan en casa de los ricos y sabemos lo que viven en carne propia.
Pero además de esto, sabemos que frente al ajuste que están descargando sobre el pueblo trabajador en su conjunto el gobierno, sus cómplices peronistas y el FMI, nuestra tarea es de unir lo que ellos dividen.

Unir las demandas de nosotros los estudiantes, unir nuestras fuerzas a la de las trabajadoras de Nordelta, unir nuestras causas con las y los trabajadores de Madygraf, también con los secundarios y los docentes.

Nosotros los estudiantes contamos con una fuerza que este año se desarrolló en las calles a través de la marea verde y peleando por la educación pública. Pero solos no vamos a poder enfrentarnos a los que nos quieren arrebatar el futuro, los necesitamos a ellos a las y los trabajadores, tenemos que unir nuestras filas para combatir el ajuste, para que la crisis la lo paguen los ricos y dar vuelta la historia.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO