×
×
Red Internacional

De forma ilegal el Cuerpo Médico Forense filtró a medios oficialistas un informe en el que se abona la teoría del “accidente de tránsito”. Hace dos meses habían indicado lo contrario. La madre del joven asesinado el 26 de agosto de 2020 en Santiago del Estero vuelve a denunciar al Estado provincial y al nacional.

Jueves 26 de agosto | 09:15

Después de muchos meses de lucha y con el respaldo de la perito Virginia Créimer, Patricia Isorni logró que el cuerpo de su hijo, asesinado por la Policía de Santiago del Estero, fuera trasladado a Buenos Aires para una pericia a cargo de la corte suprema de la nación.

En julio, los expertos fueron concluyentes en cuanto a los resultados, calificando las “prácticas” llevadas adelante en Santiago del Estero como “mala praxis pericial”. Pero este miércoles, horas antes de cumplirse un año del asesinato de Franco, se “filtró” desde algunos medios un informe firmado por peritos de la misma Corte Suprema en el que se abona la teoría del accidente de tránsito.

El mismo día en que Patricia Isorni presentó una denuncia contra el titular del Ministerio Público Fiscal de Santiago del Estero y horas antes de cumplirse un año del asesinato de su hijo Franco, los peritos de la Corte entregaron a medios oficialistas y sin avisar a la familia el informe de la autopsia en el que vuelven a apuntalar la teoría del accidente vial para explicar su muerte.

El documento, firmado por los doctores Roberto Víctor Cohen, Alejandro Félix Rullan Corna y Patricia Estela Gómez, todos médicos forenses de la Justicia Nacional, concluye que “la totalidad de las lesiones descritas son compatibles con colisión de vehículo a motor (…) no habiéndose hallado signos y/o lesiones productos de vejámenes o torturas”.

Hace menos de dos meses que los peritos de la misma Corte Suprema llevaron adelante una tercera pericia sobre el cuerpo de Franco, ya que las realizadas en Santiago del Estero fueron inspecciones oculares, una en la morgue de la ciudad de La Banda y la segunda al costado de su tumba, un mes después de su muerte.

Ese día, tras analizar el cuerpo de Franco, los peritos de la Corte convocaron a las partes para informar los resultados de la nueva autopsia. Según pudo reconstruir este diario, en la reunión abundaron las acusaciones de parte de los funcionarios periciales federales a sus pares santiagueños.

Te puede interesar: La familia de Franco Isorni tenía razón: autopsia desmiente a la Policía, no fue “accidente”

“No escatimaron en descalificaciones a los médicos forenses de la provincia, planteando directamente que esto encuadra en la mala praxis pericial”, dijo una fuente ligada al caso a las salida de la reunión. “Esto es mala praxis por donde se lo mire”, se escuchó entre las gélidas paredes de la morgue. “Mintieron en las causales de muerte”, agregaron.

El nuevo informe no sólo significa un giro en la investigación, sino un agravio para la familia de Franco, así como un claro mensaje de hasta dónde puede llegar la complicidad y el encubrimiento dentro del Estado.

El 26 de agosto del año pasado, mientras en la residencia presidencial de Olivos Alberto Fernández celebraba el cumpleaños de Fabiola Yáñez, Franco Isorni fue asesinado por la Policía de Santiago del Estero. Desde entonces Patricia Isorni llevó adelante una lucha por justicia durante la cual puso al descubierto una trama de complicidad que involucra a jueces fiscales, policías, al poder político provincial y también al nacional, que con su silencio cómplice no hacen más que abonar el terreno para que estos casos sigan sucediendo.

Seguí toda la cobertura del Caso Franco Isorni

Aunque la Fiscalía quiso cerrar el caso como “accidente de tránsito”, las incongruencias aparecieron ese mismo día. Si el accidente se produjo a las once de la noche ¿por qué el cuerpo ingresó a la morgue recién a las seis de la mañana? ¿Por qué trasladaron el cuerpo a la morgue de La Banda y no a alguna de las de la capital provincial, donde se produjo el supuesto accidente? ¿Por qué no dejaron que Patricia reconociera el cuerpo de su hijo en ese momento?

Cámaras de seguridad adulteradas, horarios que no coincidían entre la supuesta hora del “accidente” y los libros de guardia del hospital y otros “cabos sueltos” llevaron a Patricia y a su familia a iniciar una investigación independiente que la llevó a enfrentar el hostigamiento policial y de bandas narcos amparadas por el Estado.

También se enfrentó con un poder judicial que, desde el primer momento y hasta el día de hoy, garantiza la impunidad de sus verdugos, lleven uniforme o no. Como el fiscal Martín Silva, que no dudó en intentar cerrar la causa como “accidente de tránsito”, o la fiscal Érika Leguizamón que llevó adelante, por presión de la familia, una autopsia que la perito de parte Virginia Créimer caracterizó como “aberrante, revictimizante y medieval”.

El informe redactado por Créimer en febrero significó un fuerte respaldo para el reclamo de la familia y un vuelco en la causa judicial. Patricia tenía razón. A Franco, como a tantos pibes humildes, lo mató la Policía.

La solidaridad que fue generando a medida que siguió impulsando grandes marchas, la puso en contacto con otras familias que sufren situaciones parecidas a la suya. Y junto a otros familiares y víctimas de la violencia del Estado, impulsó la puesta en pie del Comité de Lucha Contra la Injusticia y la Impunidad de Santiago del Estero.

Te puede interesar: Patricia Isorni: “Ya comprobamos que a Franco lo torturó y mató la Policía santiagueña”

En mayo Patricia tuvo la oportunidad de exponer su caso frente a las comisiones de Derechos Humanos y Seguridad Interior de la Cámara de Diputados de la Nación, junto a Cristina Castro, mamá de Facundo, y a María Soledad Laciar, madre de Blas Correas.

A pesar del bochorno que terminó a los gritos en un mar de acusaciones cruzadas, entre diputados del Frente de Todos que bancan a Sergio Berni y Juntos por el Cambio que tiene a Bullrich como referente, Patricia fue muy clara: “En Santiago del Estero vivimos una situación crítica en cuanto a la actuación del Poder Judicial. Son numerosos los casos de homicidios y son muchas las familias que sufren”, dijo. Y agregó que fue “la unión y la lucha lo que ha logrado, por ejemplo, que se reabra el caso de mi hijo”.

Te puede interesar: Violencia policial: rabia derechista, cinismo peronista e impotencia “progresista”

Al cumplirse un año del asesinato, Patricia sigue denunciando al Poder Judicial y político tanto de Santiago del Estero como del gobierno y la justicia nacional. “Nosotros hemos luchado durante tanto tiempo, contra un sistema tan perverso, que una se pregunta hasta dónde puede corromper el poder, al punto que hoy hacen filtrar este informe”.

“Nosotros no hemos sido notificados, ni tampoco mi perita de parte, que me dijo que podemos denunciar al Cuerpo Médico Forense de la corte por esto que se ha filtrado, incluso porque nunca se la citó a ella para ponerla en conocimiento de esto”, agregó.

Este jueves Patricia y el Comité de Lucha contra la Injusticia y la Impunidad vuelven a marchar para exigir justicia: “Yo voy a seguir firme, más firme que nunca, yo quiero que los responsables de la muerte de mi hijo vayan presos, nada más que justicia”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias