×
Red Internacional

Son de los cuatro miembros de la Bonaerense más comprometidos en la causa por desaparición forzada seguida de muerte. El allanamiento es en Pradere, un pueblo lindante a Pedro Luro, y se produce 400 días después de desaparecido el joven de 22 años. Cristina Castro dijo que “se tardó mucho” y denunció que al abogado de las policías (empleado del intendente de Villarino) le avisaron antes que a las querellas.

Daniel Satur@saturnetroc

Sábado 5 de junio | 14:02

Pasado el mediodía de este sábado fue allanado el domicilio de las oficiales de la Policía Bonaerense Jana Curuhinca y Siomara Flores, en la localidad de Pradere, en el partido de Villarino. Ambas policías, junto a sus colegas Mario Sosa y Alberto González, son las cuatro personas que vieron por última vez con vida a Facundo Astudillo Castro el 30 de abril de 2020 en la Ruta Nacional 3 a la altura de las localidades de Mayor Buratovich y Teniente Origone del mismo partido del sur de la provincia.

El procedimiento, dictado por la jueza federal de Bahía Blanca María Gabriela Marrón, se produce 400 días después de la desaparición del joven de 22 años y más de 290 días después de que su cuerpo esqueletizado fuera hallado en el cangrejal de Villarino Viejo. El objetivo del allanamiento es el secuestro de los teléfonos celulares de Curuhinca y Flores, luego de que aportaran a la causa aparatos que se sospecha no son los que las agentes utilizaron ese día y los posteriores.

Lugar del allanamiento | Foto FM De La Calle
Lugar del allanamiento | Foto FM De La Calle

Seguí toda la cobertura del caso Facundo Astudillo Castro

“Finalmente se está cumpliendo la medida ordenada por la Cámara Federal de Bahía Blanca de secuestro de teléfonos celulares”, dijo a La Izquierda Diario Luciano Peretto desde el lugar del allanamiento. Y recordó que “es una medida que habían pedido los fiscales, que la jueza Marrón había rechazado y se apeló a la Cámara. Finalmente hicieron lugar al pedido y la jueza tuvo que ordenarlo”.

Te puede interesar Cristina Castro: “No tengo dudas de que vamos a meter tras las rejas a los asesinos de Facu”

Peretto confirmó que la medida refiera al “secuestro de teléfonos celulares de personal policial involucrado y mencionado en la causa de desaparición seguida de muerte de Facundo. Son medidas ampliatorias, resultantes de haberse descubierto en su momento que los policías, ante la orden de presentación, habían omitido la entrega de algunos teléfonos”.

Jana Curuhinca y Siomara Flores, hermanas y policías

Te puede interesar A un año de la desaparición de Facundo Castro: las pruebas y las incógnitas del expediente

Quien también llegó hasta el domicilio de las oficiales fue Cristina Castro, madre de Facundo e incansable luchadora por verdad y justicia. Consultada por FM De la Calle, Cristina dijo que de trata de “un procedimiento más que tardó muchísimo” y que fue “gracias a la Cámara Federal, a lo cual la jueza Marrón no tuvo más que actuar. Tendría que haber sido hace mucho tiempo, los teléfonos supuestamente algunos se habían caído al inodoro, otros muy deteriorados”.

Castro agregó que tanto a ella como a su abogado les sorprendió al llegar al lugar que ya estuviera presente el abogado defensor de las policías, Sebastián Martínez. “Estando yo tan cerquita de este pueblo, son cinco kilómetros de Pradere a Pedro Luro, tardé media hora en llegar y él que es de Bahía Blanca ya estaba adentro con estas mujeres”, denunció la mujer.

Te puede interesar Obsceno: a los policías del caso Facundo los defiende el abogado del municipio de Villarino

Vale recordar que Martínez no es un abogado más. Como ya lo informó este diario, el letrado viene actuando en la causa mucho antes de haberse hecho cargo de la defensa de los cuatro policías. El año pasado, en nombre de la Intendencia de Villarino, presentó escritos que buscaban entorpecer la investigación y deslindar responsabilidades de su mandante, el intendente Carlos Bevilacqua, frente a las fundadas sospechas de la familia de Facundo de que la Municipalidad es parte del entramado de encubrimiento en el caso.

Por si fuera poco, cuando el allanamiento llevaba ya un par de horas, se hizo presente en el lugar el Mario Sosa, otro de los policías implicados en el caso. Él es quien detuvo e infraccionó a Facundo en Mayor Buratovich (junto a Curuhinca) y aparece en la última foto en la que se ve a Facundo con vida.

Mario Sosa junto a un gendarme este sábado | Mario Sosa el 30 de abril junto a Facundo Castro

Te puede interesar “Lo salvaron los vecinos”: la Policía del caso Facundo torturó a un chico de 14 años




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias