×
×
Red Internacional

José Luis Auge, uno de los miembros de la banda de “los horneros” condenados por el crimen del fotógrafo de 1997, tenía un pedido de captura desde hace quince años. En un control de tránsito, este lunes fue demorado en Berisso. Pero la Cámara de Apelaciones de Dolores ordenó que lo liberen. Para la familia Cabezas, se trata de un nuevo “hito de impunidad”.

Martes 27 de diciembre de 2022 | 11:18

José Luis Auge integró la banda conocida como “los horneros” (por ser el barrio Los Hornos de La Plata), encargada de asesinar al reportero gráfico José Luis Cabezas el 25 de enero de 1997 en cercanías de la localidad balnearia de Pinamar. Por el crimen, en el año 2000 fue condenado a prisión perpetua junto a Sergio González, Horacio Braga y Héctor Retana (quien falleció en la cárcel). En aquel juicio, la Cámara de Dolores también condenó a los policías Gustavo Prellezo, Aníbal Luna y Sergio Camaratta; y a Gregorio Ríos, el jefe de la custodia del empresario Alfredo Yabrán.

Pero a fines de 2003 la Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires benefició a varios de los condenados. En el caso de Auge, Braga y González, les redujeron la pena a 18 años y además les aplicaron el “2x1”, con lo que consiguieron la prisión domiciliaria. Tras violar las condiciones de ese régimen, los dos primeros volvieron a prisión, aunque por poco tiempo. Nuevamente liberado, Auge reincidió en alterar otra vez las reglas y en 2007 la Cámara de Apelaciones y Garantías Criminal y Correccional de Dolores emitió una nueva orden de captura.

Te puede interesar: Gladys Cabezas: “A algunos les conviene olvidarse de José Luis, pero la gente no se olvida”

Este lunes, quince años después de entrar en vigencia el pedido de captura, Auge (de 57 años) transitaba por las calles de Berisso en su Ford Transit hasta que en el cruce de las calles 123 y 66 fue retenido en medio de un operativo de tránsito a cargo del Comando de Patrullas de la Bonaerense. Al chequear sus datos saltó el pedido de captura vigente desde 2007 por la causa Cabezas, lo que motivó su traslado al Destacamento del barrio Villa Progreso y una comunicación con la Cámara de Dolores.

La respuesta del Tribunal fue más que sorpresiva. Uno de sus jueces le informó a la fuerza represiva provincial que la causa que motivó el pedido de captura hace quince años está “extinta” y, por lo tanto, Auge debía ser liberado sin mayores trámites. Si no fuera la patética realidad, sería un chiste de muy mal gusto. Sobre todo para la familia de José Luis, quienes desde hace décadas denuncian todo tipo de maniobras políticas y judiciales en pos de la impunidad de los asesinos.

Te puede interesar: ¿Quiénes se olvidaron de Cabezas en estos 25 años?

“Hitos de impunidad”

Al tomar conocimiento de la detención de Auge en Berisso, la familia Cabezas difundió un comunicado en el que califican el hecho como “otra noticia oscura”. Allí afirman que “poco importa por qué fue detenido uno de los asesinos, quiénes lo protegieron para que esté prófugo de la Justicia y quiénes lo beneficiaron para que esté en una inmerecida libertad”, ya que “estos hitos de impunidad” les vuelven a marcar “el alma, el corazón, el deseo de obtener justicia por nuestro ser querido”.

Para Gladys, la hermana de José Luis, es indispensable “la memoria” para que la figura de José Luis “sea siempre el símbolo del rol del periodismo”. En el comunicado reafirma que “el crimen que generó una enorme conmoción política en la Argentina es recordado en todo el país cada 25 como lo será también este año. Nosotros no olvidamos, gran cantidad de argentinos tampoco”.

Te puede interesar: Alejandro Hartmann: “Con el documental de Cabezas relatamos un crimen y una época a la vez”

El texto difundido a los medios agrega: “Los argentinos de bien que siempre nos han acompañado, y que tampoco olvidan, han encontrado en la sentencia condenatoria de este hecho aberrante, un signo de esperanza en que la lucha por la verdad y la justicia y una lucha en que el poder debe tener límites. Como expresaron sus compañeros de trabajo, “el repudio unánime y persistente al crimen de todos los sectores de la vida civil argentina, la exigencia sin descanso de justicia hasta dar con los responsables, y luego el reclamo extendido para que las penas fueran efectivamente cumplidas revelan una conciencia y un consenso social que 25 años después son un activo diferencial que no debe ser minimizado”.

En ese marco, finalizan el comunicado diciendo que “este año, como todos los años, como todos los meses, como todos los días, recordaremos a Jose Luis. Su familia, sus compañeros, sus amigos y toda la sociedad que acompañó nuestro reclamo permanente, se volverán a sumar en algún lugar para prestarnos su voz, su amor, su deseo de justicia y reclamar una vez más ‘no se olviden de José Luis Cabezas’”.

Te puede interesar: Duro revés para Darío Amado, el perito que quiso dar impunidad en el caso Cabezas


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias