Política

TUCUMÁN

Carta de una docente al fiscal de la causa Brigada Norte

Reproducimos la carta enviada al fiscal Washington Navarro Dávila. Mónica es docente en el barrio donde vivía Emanuel Gallardo, quien murió junto Ariano Biza tras un incendio en la Brigada Norte hace más de cuatro meses.

Sábado 14 de noviembre de 2015 | Edición del día

Me dirijo a Ud. Respetuosamente, a los fines reciba mi opinión acerca de un lamentable hecho policial que tomó estado público, ocurrido el 29/06/2015 en sede Brigada Norte. De la observación de fotos tomadas por el diario La Gaceta y bomberos en esta fecha se aprecia lo siguiente:

A) Que los jóvenes detenidos y sacados por bomberos se encontraban sin calzado puesto, lo que indica que estarían descansando y no preparados para un motín o fuga, ya que de ser así estarían con calzado puesto.

B) Se observa que del lado del enrejado, por fuera del alcance de los detenidos que estaban encerrados, están los alimentos como frutas, como verduras, platos lejos del alcance de los nombrados, lo que indican que ellos no fueron entregados, ya habiendo transcurridos varios días de las visitas, hecho que indicaría la restricción a las visitas que corresponderían por ley.

C) El portón del calabozo posee una entrada de aire limitada, es decir egresaría poco oxígeno al lugar, elemento que acrecienta la combustión del fuego; lo que nos indica que el incendio transcurrió por “mucho tiempo”, con consecuencias de importante inhalación de humo en un espacio tan reducido.

D) El calabozo es un espacio pequeño, con acceso a otro menor tamaño de 2,5mt por 4mt, lugar al que se podría haber evacuado a los jóvenes sin que hubiera peligro de fuga, resguardados por guardias de infantería, que el mismo día del hecho ingresaron a requisar en más de una ocasión, sometiendo a vejaciones a los detenidos incluso a aquellos que se encontrarían fracturados y en estado de indefensión ante la magnitud de esta fuerza de choque, que se caracteriza por su violencia y desprecio por la vida.

E) El jefe de Regional Norte, José Mansilla, expresa públicamente que el lugar de alojamiento de Brigada Norte es de máxima seguridad para alojar personas peligrosas. ¿Por qué allí se encontraría un contraventor chileno? ¿Sería realmente un contraventor?, si es así, el mismo personal policial que lo apresa es el que le coloca la denominación de acuerdo al delito. Este sistema no es fidedigno porque jefatura es juez y parte en el sistema contravencional.

¿No es muy obvio ingresar un contraventor a una celda con una veintena de personas peligrosas si su vida está en peligro?, ¿Por qué no lo ingresaron a otra institución? El comisario Mansilla evidentemente desconoce su función al frente de la Regional en este ítem citado y lo que es peor no traslado la información de que existía un malestar general en Brigada Norte, informando al fiscal de turno para contener a los detenidos que estaban siendo golpeados por infantería, que recibió órdenes de este jefe.

F) Medios como LV7 se anoticiaron del incendio por llamados de vecinos, a lo cual familias de detenidos llamaron a los teléfonos de la sede de Brigada Norte donde atendieron empleados policiales informando que allí no existía ningún problema. Esto ocurrió al mediodía del día del hecho.

G) Por último fotos de diarios y de bomberos, muestran en el perímetro del incendio vehículos nuevos con procedencia de secuestro y otro con propiedad de personal policial. La pregunta es ¿ninguno de estos vehículos tendría en su interior un matafuegos reglamentarios?

Está demostrado que en este hecho no existió la intención de socorrer a las víctimas del incendio, teniendo elementos de sobra al alcance del personal policial, con la consecuencia de dos personas fallecidas.

Elevo la misma para que el fiscal tenga en cuenta esta apreciación de una docente.







Temas relacionados

Brigada Norte   /    Violencia policial   /    Libertades Democráticas   /    Tucumán   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO