×
Red Internacional

En declaraciones radiales, el secretario general de ATE y la CTA Neuquén apuntó contra el conflicto que ya lleva 52 días y dos semanas con bloqueos en las rutas del petróleo. Calificó a la protesta de “anarquía”, aseguró que el conflicto “perdió legitimidad” y pidió que “se respete la institucionalidad”.

Miércoles 21 de abril | 22:28

Entrevistado por el programa Mejor País del Mundo, que conduce Diego Iglesias en Radio con vos, el dirigente de ATE y la CTA Neuquén aprovechó para dar su visión sobre el conflicto del personal de salud que paraliza Vaca Muerta y que cuenta con un masivo apoyo en la provincia.

Pero lejos de hablar como representante de los trabajadores, cada vez que Quintriqueo habla parece que hablara el vocero del Gobierno provincial. Consultado por el motivo por el que surgen los autoconvocados, ninguneó el conflicto asegurando que apenas se trata “de un sector alimentado por algunas organizaciones sociales”.

Es que reconocer la profundidad del reclamo y de la representatividad que tiene sería reconocer que la lucha surgió contra la burocracia que él conduce, que desoyó el mandato de 20 asambleas provinciales y terminó firmando un acuerdo salarial miserable a espaldas del Gobierno.

“Es un conflicto que tiene mucho de político. Hay toda una situación de condimentos que enrarece y hace perder la legitimidad al reclamo que puede tener un sector de salud” señaló.

A lo largo de toda la entrevista, Quintriqueo se dedicó a sembrar intrigas sobre la legitimidad del reclamo hablando de una supuesta “intromisión del Frente de Izquierda, de Juntos por el Cambio y de un sector del Frente de Todos”. Y no conforme con eso siguió: “Hay todo un condimento político detrás que son los que estuvieron fogoneando el conflicto y hoy se les fue de las manos, no pueden conducir y encontrarle una salida a esta situación”.

Las declaraciones del dirigente de ATE no dejan de ser llamativas. Tras 52 días de conflicto en donde estuvo absolutamente ausente, aparece en escena para repetir los mismos argumentos que el Gobierno provincial buscando enrarecer la protesta. “En esta semana yo tuve comunicación con el secretario de Energía Darío Martínez, quien precisamente por esta preocupación quiere tratar de encontrarle una salida a este conflicto que tiene un grado de anarquía importantísimo” señaló.

Por un lado, el reclamo tiene un gran apoyo popular en toda la provincia y eso es lo que más preocupa tanto al Gobierno como a los dirigentes sindicales, se llamen Quintriqueo o Guillermo Pereyra (el petrolero viene de formular una denuncia penal en contra de los manifestantes).

Te puede interesar: Guillermo Pereyra pide represión al personal de salud de Neuquén

Por el otro, la forma en cómo surgió la protesta con autoconvocados, desafiando el control burocrático de la dirección de ATE provincial, se volvió un ejemplo peligroso para quienes pretenden disciplinar a los trabajadores y sus reclamos. Es por eso que la calificó de “anarquía” y aseguró: “Al ser autoconvocados es muy difícil encontrar un hilo conductor y poder resolver esta situación de conflicto. Nosotros queremos que se respete la institucionalidad y vuelva a los canales institucionales el propio Ejecutivo de la provincia. No intenten desconocer la institucionalidad porque si no esta situación se va a repetir en distintos lugares”.

"Volver a la institucionalidad" que reclama es un eufemismo para pedirle al Gobierno que no sea reconocido el reclamo de los autoconvocados por desafiar a su conducción. Es que el solo hecho de pensar en que este tipo de reclamos se repitan es una pesadilla para dirigentes atornilldos a sus cargos y acostumbrados a negociar a espaldas de los trabajadores.

Tal vez sea por eso que a pesar de ser "representantes" sindicales hablan y actúan como voceros voceros de esos intereses que ven seriamente amenazados.

Escuchá la entrevista a Quintriqueo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias