×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Jóvenes independientes auto convocados, El Semillero y la agrupación de mujeres Pan y Rosas concentraron en la Plaza Carlos Vega para llevar adelante una jornada de lucha y marchar por el 8M.

Miércoles 10 de marzo | 10:33

1 / 4

El lunes, mientras en multitud de ciudades del país y del mundo miles de mujeres salían a las calles con fuerza, Cañuelas no fue la excepción y la juventud se concentró en la plaza Carlos Vega. Allí realizaron un mural con consignas como "que la bronca se transforme en lucha organizada", "ni una menos, el estado es responsable" y "vivienda y trabajo digno para todxs".

Más de 50 jóvenes participaron de esta jornada y a lo largo de la tarde y micrófono de por medio, leyeron poemas, cantaron canciones alusivas al 8M y realizaron una ronda de debate.

Te puede interesar: 8M: el movimiento de mujeres volvió a las calles con fuerza en todo el país

En sus intervenciones se vislumbraba la bronca por los 66 femicidios que ocurrieron en estos 67 días que van del año, de los cuales 7 fueron perpetrados por miembros de fuerzas represivas, como también la bronca por la precarización de la vida y por el crecimiento de la desigualdad.

Al finalizar el día, cerca de las 19hs se marchó por avenida Libertad hasta la estación de trenes de Cañuelas, al canto de "acá están las mujeres combativas junto a las trabajadoras, las mujeres que se plantan por Úrsula y por todas", "las mujeres decimos basta Cañuelas acá hoy se planta", y "Policía escucha, por tu impunidad, mi lucha", se volvió a la plaza para continuar con la ronda debate.

El Estado es responsable

Desde el último 8 de marzo hasta hoy, se desplomó la economía y se destruyeron 300 mil puestos de trabajo, mientras casi 2 millones de personas perdieron sus empleos informales en los sectores donde las mujeres representan la mayoría de los trabajadores.

Aumentaron la pobreza y la desigualdad, el costo de vida aumentó un 36% y la inflación obligó a las familias trabajadoras a hacer malabares para sobrevivir. Las mujeres fueron las que cargaron sobre sus espaldas la multiplicación del trabajo doméstico y de cuidado, incluyendo el apoyo escolar.

Hace unos días Alberto Fernández anuncio que se van a construir refugios para mujeres víctimas de violencia, algo así como medio refugio por provincia y sus funcionarias feministas, no hace más que seguir hablando de mesas, comisiones y desconstrucción machista. Pero sabemos que sin recursos para hacer frente a la situación de las mujeres víctimas de la violencia de género, no hay Ni Una Menos.

Desde El Semillero sostenemos que no podemos esperar nada del Estado. Si el estado demostró que no nos cuida, hay que retomar la lección que dejó la marea verde: los derechos se conquistan en las calles, organizades y peleando.

También pasó en Cañuelas: Marchan en Cañuelas exigiendo justicia por Ursula Bahilla




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias