×
×
Red Internacional

Elecciones 2021.Campaña del FITU en Oeste: más de 700 kilómetros con el autoparlante

De Virrey del Pino a Hurlingham, de Villa Madero a Parque San Martín, desde Tablada a Morón, deLaferrere hasta Padua, Pontevedra, Villegas, Celina a Parque San Martín y de Ituzaingó a Rafael Castillo. Relato de una campaña con altavoz.

Franco VillalbaTrabajador de Alicorp | La Matanza

Luis GiordanoTrabajador y congresal del Sindicato de Obreros Jaboneros del Oeste

Jueves 11 de noviembre | 18:33

Recorrimos más de 30 localidades, más de 700 kilómetros de barrios del oeste del conurbano con el auto parlante. Entre La Matanza, Morón, Merlo, Ituzaingó y Hurlingham. Los audios con el spot de Nico del Caño en el Frente de Izquierda Unidad, cruzaron cuadra por cuadra, casa por casa, plaza por plaza.

Dos autos, parlante arriba, algunos afiches de Nico pegados decorándolos, ganas de que nadie se quede sin conocer nuestras propuestas y conocer cada rincón de esta zona, fueron las herramientas fundamentales para el éxito de esta travesía. Desde la mañana hasta que caía el sol.

En la locura del tránsito, en San Justo, un pibe baja corriendo del camión donde estaba trabajando de carga y descarga en un mayorista, se apoya en el capot del auto parlante y con el puño apretado dice: “Vamos del Caño!” y vuelve a su trabajo antes de que el jefe lo vea.

En un semáforo de la avenida Irigoyen de Morón, la marcha se detiene. Un limpiavidrios ofrece sus servicios auto por auto, pero solo uno le asienta con la cabeza y le da 10$ arrugados. El pibe relojea el auto parlantes, mira la cara del afiche y me grita: “Yo lo re voto! ¡De una!”. Al abrir el semáforo, la marcha sigue y el muchacho saluda con el secador al aire y le respondo con bocina.

En Luzuriaga, mientras alistamos el auto y su decoración para arrancar la recorrida, una señora miraba por la ventana tratando de entender que hacíamos. Cuando estaba todo listo y ya era claro que se trataba de un auto con la sencilla publicidad de Nico, la señora se anima, sale a la vereda y nos pregunta: “¿Tenés boletas?”, y se lleva unas cuantas con volantes para sus vecinos y familia.

A 20 cuadras del conservador vecindario de Ciudad Evita, abrazado por la escuela de gendarmería, la central de la Bonaerense y el lujoso templo mormón, llegamos a la Villa Puerta de Hierro en Villegas. Allí hay nuevo destacamento policial (para lo cual tiraron dos manzanas de casillas). Unos metros más adelante, un grupo de 6 barrenderos hacían una pausa en sus tareas para almorzar, y levantando sus sanguches, saludan con un: “¡Aguante del caño, che!”

En Ituzaingó una señora de alrededor de 70 años, escucha el spot y corrobora el rostro del afiche mirando fijamente. Reconoce y levanta ambos brazos para saludar y que la veamos. En Morón Sur, en esos días de intenso calor, a un jubilado que regaba la vereda, le pedimos poder mojarnos la cabeza. No solo acepta con amabilidad, sino que nos dice: “Vamos del Caño! Yo lo voto! ¡Los otros son todos delincuentes!" y también se quedó con volantes.

Diferentes contrastes. Barrios de clase media como Castelar o Ciudad Evita, cruzados con contrastes como el barrio San Martín de Merlo o la populosa Laferrere. Lugares donde vive hacinada la comunidad boliviana que vive del comercio como Villa Celina en la entrada a la Matanza hasta barrios alejados con calles de barrio como Oro Verde o Esperanza en Virrey del Pino. Las elecciones se definen en gran parte en esta zona que cruza la tercera sección con parte de la primera. Las de mayor pobreza, las más pobladas. Donde siempre gobernó el peronismo. En las campañas hasta ahora, solo llegaban las boletas azules.

Sin embargo, hace unos años que la izquierda, con Nicolás del Caño como candidato, viene abriendo paso en cada barrio, llegando para que todas y todos conozcan las propuestas del Frente de Izquierda Unidad, ya que es la única fuerza política cuyos candidatos son trabajadores, estudiantes, jóvenes que viven en localidades o barrios como los que recorrimos, a diferencia de los partidos patronales que viven en barrios cerrados de Nordelta o country.

Va a terminando la campaña. Y orgullosos por haber desplegado una enorme campaña militante a pulmón, de haber llegado a lugares donde nadie llegó, no solo con propuestas, sino convencidos de que allí volverán a vernos. En todos esos lugares donde los partidos de los poderosos, solo pisan en elecciones y luego envían la policía. Nosotros, seguiremos estando presentes ante cada injusticia y lucha que el pueblo trabajador decida llevar a cabo para un futuro mejor. No solo porque así lo pensamos, sino porque allí vivimos. Ahora nos preparamos para defender los votos, que lleven a la izquierda a ser tu fuerza en el Congreso.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias