×
×
Red Internacional

En Campana, la fuerza política del Intendente Abella, Juntos, viene de ganar la elección local. Mientras tanto los trabajadores del municipio continúan con salarios de miserias y sin reajuste paritario.

Miércoles 24 de noviembre | 10:57

Este martes 23 de noviembre se realizó en el edificio de la biblioteca una nueva reunión entre el ejecutivo municipal y el sindicato de trabajadores municipales de campana.

En la misma, el ejecutivo no hizo ofrecimiento alguno para achicar la brecha salarial con respecto a la inflación, manifestando que no estarían las condiciones económicas para poder sumar un porcentaje más en el básico.

Previo a esto el Intendente Sebastián Abella, anunció en un medio local, la entrega de un bono de fin de año, no remunerativo, para todos los trabajadores municipales de $15000 a pagar el día 10 de diciembre, y el adelanto del aguinaldo para el día 17, haciendo una vez más demagogia de su gestión.

En contacto con algunos trabajadores municipales nos manifiestan:” Tampoco han pagado al día de la fecha el complemento anunciado por el Gobierno Nacional para los salarios familiares y por discapacidad, la mayoría percibido por mujeres jefas de hogar, siendo que ellos mismos anunciaron que se pagaría el día 10 de este mes.”

Con las paritarias del año 2021, los municipales obtuvieron un aumento del 29% quedando muy por debajo de la inflación. En el mes de agosto y septiembre el gremio envió varias citaciones para reabrir las negociaciones y achicar la brecha, ya que se conoce que la misma para este año será superior al 50%.

En dialogo con trabajadores comentaban a La Izquierda Diario: “Ante esto el municipio hizo caso omiso no presentándose a reabrir el diálogo. Esta actitud hizo que el gremio eleve el reclamo al ministerio de trabajo, dónde tampoco se presentaron a la primera reunión pactada, si a la segunda, pero fueron sin ninguna propuesta, solo con la demanda de seguir negociando de manera privada.” Agregó “no es la primera vez que pasa, ya se les hizo costumbre dilatar las instancias de negociación para no ofrecer nada”.

El día viernes 12 salió una nota en un medio local, donde el ejecutivo advierte que se van a sentar a negociar: "Siempre y cuando no se realice ninguna medida de fuerza ni se cambien las condiciones de negociación”, sabiendo que se habían estado realizando asambleas por los sectores y que esto podría ser una posibilidad, vulnerando así un derecho tan elemental como el reclamo salarial.

Por eso no es de sorprender que una vez más, se haga alarde de la entrega de un bono mientras que se profundiza una importante crisis económica, y donde lo que necesitan los trabajadores es un aumento real en el básico que hoy se encuentra por debajo de la línea de indigencia (Sueldo de indigencia: ingresos menores a $38.306,13 a octubre de 2021). Esto perjudica, a su vez, a los jubilados municipales los cuales no les impacta en su jubilación, ninguna cifra no remunerativa.

Por eso, hoy más que nunca, decimos que la salida es desde abajo, con la auto organización y la lucha en contra de todos los atropellos en detrimento de la clase trabajadora, basado en asambleas para pelear por un salario igual a la canasta familiar, mostrando la fuerza de los más de 2 mil trabajadores y trabajadoras municipales de Campana.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias