Política

POLÍTICA

Cambiamos: Laura Alonso “recalculando” sobre el acuerdo YPF-Chevron

La titular de la Oficina Anticorrupción "sorprendió" con su cambio de posición sobre la confidencialidad del contrato. Luego de sus críticas en 2013, ahora apoya que no se revelen ciertas cláusulas.

Jueves 10 de marzo de 2016 | Edición del día

El martes se conocía la noticia de que el Gobierno, a través de la oficina que comanda la exdiputada del PRO, autorizaba a mantener en secreto ciertas clausulas del acuerdo firmado por las empresas para la explotación de Vaca Muerta. La decisión de Alonso, tomada luego de una reunión con Miguel Galuccio -presidente de YPF-, tuvo fuertes repercusiones en el día de ayer, dado que el evidente cambio de posición de la funcionaria en el tema. En 2013 la entonces diputada cuestionó duramente al Gobierno de Cristina Kirchner por lo mismo que ahora respalda.

Según sus declaraciones, el cambio de postura se debió a que “antes no tenía la suficiente información. Hay excepciones que entran dentro del margen de la legislación. Podría haber sido irresponsable y mantener mi posición. Les pido muchas disculpas a todos públicamente". Y en pos de justificar la decisión tomada ahora que forma parte del Gobierno sostuvo que "hay secretos de tipo comercial, científico y tecnológico que deben ser resguardados para de alguna manera favorecer las inversiones y el desarrollo de algún tipo de industrias y en este caso sería la del petróleo". Agregó además que "hay un desarrollo técnico y jurídico muy impresionante y profundo justificando por qué YPF entrega el contrato, pero lo hace testado. Hay cláusulas de confidencialidad que entrarían en el régimen de excepciones del decreto 1172/2003 [Anexo VII, ley de acceso a la información]".

Según explicó la funcionaria, YPF "está sometida a controles globales muy estrictos, se maneja en un negocio donde las cláusulas confidenciales son esenciales en el negocio". Y añadió: "Es como pedirle a Coca-Cola que haga pública su fórmula".
De esta forma la funcionaria borró con el codo lo que había escrito con la mano allá por el 2013, cuando siendo oposición criticó duramente al kirchnerismo. Incluso no hace falta ir tan lejos en el tiempo. En noviembre pasado había festejado el fallo de la Corte Suprema que instaba al Estado a hacer público el acuerdo.

El cambio de posición de Alonso fue cuestionado por algunas figuras del mismo oficialismo, como Elisa Carrió quien afirmó que "no me parece republicano que alguien se niegue a mostrar contratos". Por su parte, el diputado del PRO Eduardo Amadeo se sumó a las criticas planteando que "hay una orden judicial y hay que cumplirla, yo no sé si hay algún funcionario al que no le guste".

El escandalo cambio de opinión la convirtió además en centro de críticas de periodistas de todos los sectores así como en el blanco de muchos chistes en las redes sociales. Su nombre fue tendencia en Twitter durante gran parte de la jornada, evidenciando el malestar que causó esa declaración.

Lo que esta decisión pone en evidencia es que, a la hora de garantizar la rentabilidad del gran capital, kirchneristas y macristas evocan los mismos argumentos. Por su parte la izquierda sigue insistiendo en que ese acuerdo se haga público.







Temas relacionados

Laura Alonso   /    YPF   /    Vaca Muerta   /    Chevron   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO