×
Red Internacional

Necesidades básicas insatisfechas.Caleta Olivia: una ciudad sin agua y promesas institucionales incumplidas

La ciudad santacruceña de Caleta Olivia sufre estructuralmente de la falta de agua corriente, desde hace muchos años. Los últimos días hubo contundentes manifestaciones de la comunidad reclamando una pronta solución. El gobierno provincial y las autoridades municipales nunca dieron una solución definitiva y hasta ahora dieron promesas incumplidas.

Ernesto ZippoTrabajador de Correo Argentino | MAC Rio Gallegos - Sta Cruz

Miércoles 6 de enero | 09:28
Movilización en Caleta Olivia, por la falta de agua - YouTube

Desde La Izquierda Diario entrevistamos a Hugo Suárez, quién es integrante de la ONG Viento Sur, es parte de la subcomisión S.O.S Agua y tiene un programa de radio llamado Puerta Abierta, en Radio 21 de Caleta Olivia. Realizó varias demandas penales al gobierno nacional, por la rotura del acueducto de agua, conocer las causas que originaron la difícil situación que atraviesan los habitantes de la importante ciudad petrolera de Santa Cruz.

¿Desde cuando tienen problemas con la falta de agua?

Nosotros tenemos problemas desde el año 1965 y es una cuestión endémica para la ciudad. No hay una solución definitiva desde aquellos tiempos y siempre hubo en todo caso, arreglos paliativos. Desde la toma de agua de Cañadón Quintar, de la Meseta Espinoza, que son aguas de que están en medio de los pozos petroleros y hay que imaginarse el nivel de contaminación que pueden tener.
Hubo otra solución, que se dio a través de un acueducto que se construyó desde Lago Munster a Comodoro Rivadavia, de allí sacaron una derivación, desde un lugar que se llama Cerro Arenales, que está ubicado a unos 15 kilómetros de dicha ciudad, donde hicieron una bifurcación que llega hasta Caleta Olivia. En 1999, este acueducto comenzó a romperse porque no estuvo bien construido y en el 2013 comenzó de manera muy grave a faltar agua. En el 2014 hizo eclosión, dejando de funcionar. Ese año hubo manifestaciones y cortes de rutas, con 15 o 20 días sin agua, que tuvo repercusión hasta en los medios de prensa nacionales.

¿La falta de agua afecta a algunos barrios o a toda la ciudad?

Afecta a toda la ciudad, porque aquí tenemos una distribución de agua absolutamente precaria.
Tenemos una entrada de agua, desde Cañadón Quintar, Meseta Espinoza y de Lago Munster a una cisterna de unos 5 millones de litro de agua. Esa cisterna está en la zona norte de nuestra ciudad y se distribuye por inercia o mejor dicho; por gravedad a la comunidad. El problema es cuando desde las zonas altas de la ciudad no llega al resto de la comunidad. Estamos viviendo todavía con un sistema de distribución de agua que es del paso y aún hoy se sigue manteniendo. Quiere decir que, no tenemos un sistema de bombeo para la distribución de agua.

¿El crecimiento demográfico que hubo en Caleta Olivia, sobrepasó la capacidad de distribución de agua?

El gran problema que hay en nuestra provincia, es que no se hace ningún plan de proyección que contemple el crecimiento, que es algo lógico en el tiempo y que se debería ampliar la infraestructura, con los barrios nuevos que surgieron en la ciudad, planificando las conexiones de agua corriente, gas natural o de cloacas, que son elementales y que la mayoría dependen de Servicios Públicos. No han hecho ningún tipo de construcción a pesar del crecimiento de la ciudad.
Entonces llega el verano, con el inconveniente que surge con las roturas de caños, en el acueducto, porque son cañerías que no estaban en condiciones, desde que fueron creadas. Entonces, hay un montón de obras que no se realizaron.

También se construyo una planta de ósmosis y quedó paralizada hace 8 años, por una causa judicial, ya que la construyo una empresa de Cristóbal López, con la orden del presidente de Servicios Públicos Lucio Tamburo. Pero esa planta no estuvo bien construida, ya que la cañería que toma agua del mar estaba fabricada en plástico reforzado en fibra de vidrio, que no resistió la violencia de las olas del mar en la costa y se rompió hace unos 20 días. Por lo cuál, habrá que hacer una nueva instalación de cañerías. Dicha planta fue entregada sin garantías, ya que como está con una causa judicial contra Cristóbal López, se pierde la garantía y el gobierno provincial a través de Servicios Públicos no piensa hacer nada al respecto y deja a toda la ciudad con una obra, que había sido entregada a la municipalidad durante el gobierno de Macri.
Pero en este momento se produce un gran problema por la falta de pago a la Sociedad Cooperativa de Comodoro Rivadavia, de parte del gobierno provincial, aclarado por el actual gerente general de Servicios Públicos Nelson Daniel Gleadell. Lo que demuestra que hay una falta de deberes de funcionarios públicos de un montón de personas que están trabajando en Servicios Públicos.
Esto no debería estar ocurriendo después de 6 años de crisis, por falta de previsión.

Movilización en Caleta Olivia, por la falta de agua - YouTube {HTML}

Todo esto llevó a una enorme caravana de vehículos de 15 cuadras, el día 4 de enero. También hubo personas marchando hacia El Gorosito (monumento al trabajador petrolero), que fue una gran convocatoria que hace mucho tiempo que no se veía y tiene que ver con la enorme bronca que tiene la comunidad de esta ciudad.

¿Esto refleja una falta de un proyecto estratégico del gobierno provincial?

Yo creo que la gobernación, la gobernadora (Alicia Kirchner) y las personas que tengan que ver con la cuestión hídrica, deberían tener un plano o proyecto que tendría que ser llevado por un gerente local, que tome la realidad de cada localidad. El gobierno provincial no invierte en un presupuesto acorde a lo que estamos viviendo. Pero eso no podemos enterarnos porque no tenemos un órgano de control de las actividades administrativas y mucho menos con la problemática de la falta de agua.

¿Cuántos habitantes viven actualmente en Caleta Olivia?

Aproximadamente viven entre 75 mil a 80 habitantes. Actualmente están racionando el agua en diferentes sectores de la ciudad. Hay gente que está sin agua una semana, otras están 10 días sin agua en las zonas altas, cuando no hay presión. Además con estas temperaturas que llegaron a más de 30 grados, sumando el problema de la pandemia.

Yo realicé varias demandas penales contra el gobierno nacional, cuando se produjo la rotura del acueducto en el año 2013 y otra demanda durante el 2014 por la contaminación del agua, que es otro problema, ya que ante la faltante de agua, comenzamos a averiguar que tenía hidrocarburos (petróleo), el agua que llega de Cañadón Quinta y Meseta Espinoza a 40 kilómetros de la ciudad. Las demandas la llevé al juzgado provincial, se declararon incompetentes, entonces me dirigí al juzgado federal, donde llegó a dos instancias, llega a la corte suprema donde se dictamina que se tiene que seguir con la causa. Pero por alguna razón, el fiscal general también se declaró incompetente. Todos sabemos que no existe la justicia independiente.
Con el temor de que con el tiempo prescriba, estamos buscando algún abogado que nos respaldo, pero es difícil conseguir alguna que quiera accionar contra el Estado.

También hizo una demanda, el 30 de diciembre pasado Omar Latini (dirigente del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad en Caleta Olivia), por falta de deberes de funcionario público y por malversación de fondos.

Es absolutamente todo improvisado, porque hay una estigmatización a esta ciudad, que la consideran conflictiva, siempre hay cortes de rutas y la tienen sojuzgada. Por eso hay que aprovechar la oportunidad de la movilización de la gente, por todos estos años vividos. Es tal el manoseo que sufrimos.

¿Qué solución ofrecieron en la reunión entre la comunidad y los funcionarios, realizada el 5 de enero?

En la reunión donde estuvo el presidente de Servicios Públicos Gleadell y no demasiadas expectativas, para quienes estábamos en la reunión. Tan sólo ofrecieron traer agua desde la zona de Jaramillo, de Cañadón Seco y sacar agua desde Cañadón Quintar. Además prometió reparar la planta de osmosis, dentro de 15 días. Dos de los vecinos que participaron pedieron la renuncia del gerente local Juan José Naves de Servicios Públicos, porque no estuvo a la altura de las circunstancias, dejando caer los pozos de Cañadón Quintar, sin repararlos, tampoco haber pagado a la Cooperativa de Comodoro Rivadavia en tiempo y llevó a que la cooperativa restringa el agua. Todo eso demostró la ineficacia del gerente y la mala distribución, que tampoco previó lo que lo ocurrió, como tampoco tuvo planes. El presidente de SP Gleadell tomó nota y se firmó un acta de compromiso, que dentro de una semanas se reunirían el grupo de personas autoconvocados con SP y si no cumplen con lo pactado, pueden haber nuevas movilizaciones. Creo que demostramos con las más de 8 mil personas que participaron de la movilización, que tiene que haber un cambio.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias