×
×
Red Internacional

Doble vara.Cafiero criticó la caída del presupuesto en Salud del macrismo, aunque su Gobierno hizo lo mismo

En su informe de gestión en Diputados, habló de la caída “en términos reales” durante la gestión anterior. En el presupuesto 2021, en términos reales, cayó el presupuesto en salud, educación y partidas sociales.

Juana Galarraga@Juana_Galarraga

Jueves 8 de julio | 13:49
Foto: Télam

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, inició la presentación del informe de gestión ante la Cámara de Diputados. La sesión comenzó cerca de las 11:40.

Allí criticó la caída del presupuesto para salud durante el gobierno macrista, “en términos reales”. Que la salud de la población no fue la jerarquía de Macri es algo claro. Sin embargo, ¿cambió esto a partir de 2019?

Durante 2021 y en plena segunda ola la reducción en términos reales para salud llegó al 11,8 %. Según estimaciones de La Izquierda Diario, entre el presupuesto ejecutado de 2020 ($ 335 215 millones) y el presupuesto vigente en salud para 2021, incluyendo la reasignación de partidas ($ 415 931 millones), existe un aumento nominal del 24 %. Si se contempla un escenario inflacionario ficticio del 29 %, como dibujó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el Presupuesto 2021, el resultado arroja una caída de 4 % en términos reales. Al tomar una estimación inflacionaria más acorde a las mediciones de los primeros meses, de más del 40 %, el ajuste en el presupuesto de salud es de 11,8 %.

Te puede interesar: Ajuste.Lo que ocultó Alberto Fernández: en la segunda ola bajó 12 % el presupuesto de salud

De acuerdo con lo establecido en el artículo 101 de la Constitución Nacional, el jefe de Gabinete de Ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus cámaras, para informar sobre la marcha del gobierno. En el informe de avanzada que Cafiero envió previamente a legisladores y legisladoras, respondió 2.574 preguntas realizadas por los bloques de la Coalición Cívica; Consenso Federal; Córdoba Federal; Izquierda Socialista - Frente de Izquierda; Movimiento Popular Neuquino; PRO; Producción y Trabajo; Socialista; Unidad y Equidad Federal; y Unión Cívica Radical.

En ese contexto, el funcionario expresó varias definiciones sobre las políticas del oficialismo implementadas en 2020 para la gestión de la pandemia. Comenzó destacando que de 18 meses de gestión, 15 fueron en pandemia. Por lo tanto, los primeros datos aportados tuvieron que ver con la ampliación de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Aseguró que de marzo de 2020 a marzo de 2021, Argentina pasó de 8521 camas UTI a 12547: un aumento de 4026 camas para todo el país en 15 meses. También destacó como un gran avance, la incorporación de 4000 respiradores en más de un año, para una población de más de 40 millones.

Te puede interesar: Prioridades.En lo que va del 2021 se destinó más plata a la deuda que a Salud

Luego de presentar estos datos como una fuerte inversión del Gobierno en salud, pasó a analizar la situación en la que el Frente de Todos encontró el país al asumir. Ahí volvió a apelar al doble pretexto típico del oficialismo para justificar el ajuste en curso: la herencia recibida del macrismo y el impacto de la pandemia. La principal dificultad que mencionó fue “haber encontrado el sistema de salud desfinanciado en términos reales. La caída del financiamiento del sistema de salud no fue semántica, no fue exclusivamente por una cuestión de organigrama o de jerarquía entre lo que es un ministerio o es una secretaría, hubo una caída del presupuesto en términos reales, que fue lo que tuvimos que afrontar para dar respuesta a los ciudadanos y para poder avanzar en las políticas que teníamos previstas”.

Además de omitir que esa caída en términos reales se profundizó con el ajuste de su Gobierno, Cafierno oculta que Argentina es uno de los países que menos recursos destinó a mitigar los efectos de la pandemia, en comparación con otros países de la región. A pesar de esto, el Frente de Todos, con la colaboración de Juntos por el Cambio en el Congreso para aprobar el presupuesto, volvió a ajustar el gasto del Estado en otras áreas sensibles como educación y asistencia social aún en pandemia. Así se eliminó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10 mil pesos, que durante 2020 se otorgó tres veces y en cuotas a alrededor de 9 millones de familias sin empleo o informales.

Las jerarquías que dice tener el Gobierno sí son mera “cuestión semántica”: mientras dice que su prioridad es la salud y los sectores que menos tienen, ese ajuste en el gasto se llevó adelante para responder a las exigencias del Fondo Monetario Internacional en el marco de la renegociación de los pagos de la deuda externa ilegal.

A continuación, Cafiero sostuvo que el Gobierno desarrolló una “política fiscal anticíclica”, para el “cuidado de los ingresos y el trabajo”. Destacó la implementación de ayuda social, siendo el IFE “una de las políticas más conocidas”. Luego, la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que llegó “a 3 millones de trabajadores y trabajadoras”.

“Todas esas políticas anticíclicas, la baja de tasa de interés, la apuesta a la producción, las políticas de desendeudamiento de familias y de empresas, eso permitió ver signos de recuperación de nuestra actividad económica, eso nos permitió estar mejor parados para la pospandemia, para cuando empecemos a ver ese horizonte de producción y de empleo en el que nosotros confiamos”, sostuvo esperanzado. Omite que la pobreza alcanzó un 42 % y el desempleo un 11 %. También, según un estudio a cargo de UNICEF, se duplicó el número de familias con niños que se endeudan para comer.

Te puede interesar: Entrevista.Myriam Bregman: “La comida es un problema en todo el país”

Cafiero hace referencia a una recuperación económica que otro funcionario de primera línea del Gobierno, Daniel Arroyo, acaba de admitir que no alcanza a los sectores más vulnerables. Esta misma semana el ministro de Desarrollo Social sostuvo que van 4 meses con más actividad económica y sin embargo no baja la cantidad de gente que necesita ir a los comedores y merenderos para llegar a fin de mes y no pasar hambre.

“Durante el 2021 esas herramientas que se aplicaron en el 2020 se empezaron a desagregar en medidas concretas. Eso que fue para la emergencia se empezó a desarrollar en herramientas sostenidas en el tiempo, que empezaron a generar política fiscal inclusiva activa”, enfatizó el jefe de gabinete.

Cafiero sostiene el mismo discurso que Arroyo. Según intentan argumentar, el IFE que fue una respuesta para la emergencia, hoy no es necesario porque se aplican otras políticas de asistencia y ayuda como subsidios a las familias y programas como el Repro 2. Sin embargo, el alcance de las medidas del Gobierno en 2021 dejan afuera a un amplio espectro que en 2020 recibió por lo menos el IFE. Los mismos informes oficiales reconocen que la AUH, los planes Potenciar Trabajo, el Repro 2, y otros bonos por única vez que el Gobierno ha entregado en 2021, no cubren ese universo que no es alcanzado por la tan mentada recuperación económica.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias