Sociedad

ACTUALIDAD

Cada vez más pobreza: no habrá más inscripciones para el IFE

A pesar de que más de 4 millones de personas quedaron afuera del Ingreso Federal de Emergencia (IFE), el gobierno decidió que nadie más podrá inscribirse para cobrar los míseros diez mil pesos.

Lunes 18 de mayo de 2020 | 17:45

Quienes lograron acceder al cobro de los magros 10 mil pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) todavía siguen haciendo filas en las sucursales del Correo Argentino. Otros sufren humillaciones como lascomunidades Wichí que deben recorrer 200 km para hacerse de ese dinero.

Mientras todavía se está cobrando a duras penas la primera parte del IFE, este sábado la directora ejecutiva de la Anses, María Fernanda Raverta dio a conocer la pésima noticia de que “no habrá una reapertura de inscripciones", para quienes fueron rechazados.

Sólo 3,6 millones cobraron el IFE del total de 7,8 millones y se dejó afuera a más de 4 millones cuyas solicitudes fueron rechazadas. Entre quienes no pudieron cobrar, y ahora se enteran que no serán aceptados, están por ejemplo las familias donde un integrante calificó para percibir los 10 mil pesos: se deduce entonces que el gobierno da por hecho que una familia puede sostenerse con esa suma. Tampoco podrán inscribirse de nuevo monotributistas categoría C, cuyas profesiones o tareas en su mayoría están vedadas durante la cuarentena.

Te puede interesar: ¿En qué gasta la plata el Estado en esta pandemia?

Es clara la opción del Alberto Fernández y su gabinete: millonarios como los Rocca de Techint, el grupo Clarín, Volkswagen y cientos de empresas multinacionales están siendo subsidiadas por el gobierno, pero una familia no puede percibir más de una IFE. Ahora sí, los grandes empresarios tienen garantizado que no perderán un peso en medio de la pandemia que sí está dejando a la inmensa mayoría de los trabajadores y pequeños comerciantes en la ruina. Muy lejos quedó la retórica tribunera contra los “miserables”.

Podés leer: De Techint a McDonald’s: el Gobierno ya paga sueldos del personal de varios “miserables”

Esperando para cobrar la primera cuota

La primera parte del IFE la está cobrando en estos días una porción de los que fueron beneficiados, y fue quien señaló este fin de semana que recién “vamos por la mitad del primer pago” y reconoció que “nos falta mucho más”.

Estiman que durante junio se habrá terminado de pagar esa primera tanda. La segunda está por verse cómo y cuándo se cobrará, algo que suma incertidumbre a las millones de familias cuya situación económica está al borde del abismo y a las que la pandemia del coronavirus está llegando cruda y velozmente.

“Estamos terminando de trabajar en una propuesta para pagar por segunda vez el IFE, con cronograma que sea seguro”, dijo Raverta reconociendo que es desastrosa la manera en que se está pagando: miles no sabían a dónde ir, recorrían en medio de la cuarentena sucursales del Correo o bancos infructuosamente.

Miles de obstáculos para un subsidio que no llega a una sexta parte de la canasta familiar, del que quedaron afuera más de 4 millones de personas, y el camino cada vez más hallando para que los bonistas, los fugadores seriales y grandes empresarios sigan amasando sus fortunas.

Te puede interesar: Subsidios a grandes empresas: ¿un Estado Hood Robin?

La juventud precarizada, con su bronca y su rebeldía, está diciendo basta y marcando un camino de lucha y organización que puede extenderse al resto de los trabajadores. Esta energía es la que puede enfrentar esta política que agudiza la brecha de más pobreza para muchos y riqueza para muy pocos.

Lée también: La juventud en la pandemia: entre la precarización y la primera línea







Temas relacionados

Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)   /    Covid-19   /    Pobreza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO