×
×
Red Internacional

La central dirigida por Yasky, Catalano y Baradel consumó una elección plagada de irregularidades fraudulentas. Para la lista 4, que presentamos desde el PTS, se realizó una muy buena elección en el estratégico sindicato del Subte, con Claudio Dellecarbonara. Contra la resignación que quiere imponer la burocracia sindical peronista, tenemos que organizar la fuerza desde abajo e impulsar un gran Encuentro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras y que triunfen todas las luchas, como las de las salud en CABA y Provincia de Buenos Aires de residentes y concurrentes.

Escuchá esta nota
Viernes 11 de noviembre | 14:25

Sin padrones oficiales hasta las horas de los comicios, urnas en lugares que no existen, ausencia de urnas en lugares de trabajo, manipulación de padrones, denuncias de votación de no afiliados, la elección se transformó en un decálogo de maniobras ilegítimas. De fondo, un método a tono con mantener la subordinación de la Central al gobierno, que está llevando adelante un ajuste en toda la línea, a la medida del FMI. Las listas opositoras dieron cuenta de una importante fuerza en los principales sindicatos, delegaciones y dependencias.

Mientras los partidarios de Yasky cantaban durante el escrutinio: “Cristina presidenta”, la apertura de urnas dejaba al desnudo el objetivo de las maniobras. En los lugares donde la conducción oficialista era débil y la oposición no, sufrieron cambios de lugares de votación, faltantes de urnas, faltantes de boletas, y para colmo, dirigentes del Suteba fotografiándose votando dos veces.

La lista 4, impulsada por el PTS, y repleta de reconocidos luchadores, hizo una buena elección, aún en las condiciones irregulares de esta elección, mostrando por un lado la tradición en varios gremios como el Subte, estatales, Aeronáutico, docentes de SUTEBA y UTE, Judiciales, salud, entre otros, como la extensión territorial que abarcó desde el norte al sur, pasando por la mayoría de las provincias y conquista de nuevos referentes.

Claudio Dellecarbonara, dirigente de la oposición en el subte, Laura Cano, dirigente de Cicop, Nathalia Gonzalez Seligra, referente docente de la Matanza, Laura Bogado, de Cicop Posadas, junto a decenas de compañeros y compañeras dieron una pelea en defensa de la independencia política de los trabajadores, en una central que es una cáscara vacía al servicio del Frente de Todos.

Las referentes como las compañeras del área de Salud, Laura Cano y Laura Bogado, entre decenas de luchadoras más de los hospitales que conformaron nuestra lista, son hoy quienes encabezan en Provincia de Buenos Aires la enorme lucha de residentes y concurrentes y de diferentes hospitales contra el ajuste de Axel Kicillof. Mientras seguimos exigiendo que la CTA de Yasky se pronuncie por el conflicto y apoye movilizando y parando con toda la central.

Te puede interesar: Sindicalismo cipayo. Mientras los docentes luchan, Baradel y Yasky se reunieron con Marc Stanley, embajador de EE.UU.

Datos, matan relato

Lejos de los 650.000 afiliados que anunciaba Yasky que se aprestaba a votar, la elección pasó desapercibida para los trabajadores. Rápidamente desde las cuentas oficiales de la central anuncian un triunfo por el 91%. Pretenden mostrar que las bases de la central le firmaron un cheque en blanco. Se equivocan.

Donde la oposición pudo fiscalizar, en pocos lugares la votación superó el 10%, se pueden corroborar buenas elecciones de la oposición en general y de la Marrón en particular. Algunos lugares destacados como el Subte o aeronáuticos, en el caso del primero, la lista 4 encabezada por el metrodelegado Claudio Dellecarbonara, consiguió 196 votos ganando en la línea B, saliendo segundo en las restantes líneas, y la lista 6 ( integrada por el Partido obrero, IS, N.Mas y MST) solo sumó 87 votos.

En el medio de la propia elección en el Subte, se vienen realizando paros escalonados y por líneas por condiciones de trabajo, por dos francos semanales y en defensa de la ya conquistada 6 horas de trabajo. Esta elección cobra mucha importancia, ya que el 29 de Noviembre se estarán realizando las elecciones del propio sindicato del Subte la Agtsyp, donde conquistamos una lista de unidad de todas las fuerzas opositoras encabezada por Claudio Dellecarbonara.

En CABA virtualmente no hubo diferencia entre la lista 4 y la lista 6, que llevaba más de 6 agrupaciones en su interior, donde ambas conquistaron casi 600 votos cada una. Otros lugares destacados donde la lista 4 hizo buena elección fueron en el Ministerio de Economía (CABA).

En la regional La Plata, Berisso y Ensenada, la votación también fue pareja, donde la lista 4 superó los 130 votos y la lista 6, tuvo casi 190.

En zona norte, donde no entregaron los padrones y las mesas estaban a kms de los lugares de trabajo, la participación fue menor al 20% del padrón. En Tigre conquistamos el 36% de los votos del espacio opositor a la Celeste. En el resto de Región Norte junto a trabajadores judiciales y de la salud logramos un 43% de los votos opositores, siendo primera fuerza en las mesas de AJB (judiciales) y en Escobar quedando a 2 votos de la Lista 6 (conformada por 4 agrupaciones). También hubo resultados con muy poca diferencia entre la lista 6 (PO, IS, MST, NMAS) y la lista 4, en San Martín y 3 de Febrero, donde la elección salió 79 a 60.

En otros lugares, como en Florencio Varela, la lista 4 sacó un 66% de lo que obtuvo la Multicolor, en Lomas un 37% y en Echeverria y Ezeiza quedó arriba la lista 4.

En zona oeste, en el Hospital Posadas que desde hace 2 semanas viene realizando asambleas, la “ronda de los jueves” y son parte de la Marea blanca, , con un padrón de casi 400 trabajadores, se impuso la lista 4 por sobre las otras dos listas.

Esta elección, con denuncias a lo largo y ancho del país, muestra que la pelea por recuperar los sindicatos de manos de estos burócratas, que los atan cada vez más al gobierno del ajuste, es urgente. Única forma de evitar el vaciamiento y degradación de la CTA, en la que se encuentra desde hace años, siendo completamente ajena a las luchas y demandas de las y los trabajadores.

El error sectario, divisionista y provocador del Partido Obrero

La lista 4, se presentó en función de preparar las fuerzas para lo que se viene. Fuerzas que necesitamos poner en movimiento para enfrentar el ajuste del gobierno, la derecha y el FMI. Pero además el resultado de esta elección, aún con todas las maniobras que sufrimos y denunciamos, dejó en evidencia el error burocrático, sectario y expulsivo de los integrantes de la lista 6 (PO, MST, IS, NM, etc.) que tomaron una actitud divisionista, expulsando del frente común a nuestra agrupación y desconociendo el peso y referencia de nuestro compañero Claudio Dellecarbonara, uno de los dirigentes más importantes del Clasismo, tanto en el Subte, como en los sindicatos combativos en todo el país.

Los números de esta elección, a pesar del brutal fraude montado por la lista de Hugo Yasky, deja como conclusión que las discusiones de conformación de listas tienen que tener un carácter clasista, opuesto al de la burocracia que se mueve en defensa de sus propios intereses, y debe tener a los mejores compañeros y compañeras al frente de la lista, no son solo nombres, hace al contenido. La lista 6 paga caro la política rupturista hacia el PTS y el MAC, al haber expulsado de las listas a nuestros compañeros, son responsables que la oposición haya ido dividida.

En lugar de reflexionar y sacar la conclusión de la unidad sin ultimatismos para enfrentar a la burocracia sindical, dan un salto con calumnias que ningún trabajador de base o militante honesto puede considerar. Reconocer la. Fuerza, figuras, extensión que la Marrón aporta la multicolor y usar usurpar el nombre de la Multicolor.

Ahora incluso quieren tapar sus errores y la política divisionista llenado su prensa de provocaciones, llegando a escribir, en un artículo (que curiosamente -o no tanto- no menciona al SUBTE), que la presentación de la lista 4 fue "un acto consciente de colaboración con la burocracia sindical kirchnerista y el gobierno ajustador”. Lejos de las calumnias y provocaciones que lamentablemente se vuelven frecuentes en Prensa Obrera, la presentación de la Lista 4 obedeció a la defensa de un método obrero y criterios de clase a la hora de enfrentar a la burocracia, de respeto de las representaciones conquistadas por cada corriente, del real desarrollo, militancia y tradición que tenemos los que día a día militamos en los lugares de trabajo, para construir corrientes clasistas contra la burocracia, agente de los gobiernos en el movimiento obrero. El resultado de estas elecciones muestra que teníamos razón.

La pelea por coordinar y fortalecer las luchas

Como lo hemos expresado desde el PTS en una carta dirigida a los partidos que integran el Frente de Izquierda Unidad, creemos que el FITU debe lanzar una iniciativa común nacional para constituir un polo de los sectores combativos de la clase trabajadora, del movimiento de mujeres, de la juventud y del pueblo pobre, que promueva la coordinación de las luchas, que defienda un programa para que la crisis la paguen los grandes empresarios y exija a las centrales sindicales romper la tregua con el gobierno y el régimen con un paro nacional y un plan de lucha hasta derrotar el plan de ajuste del gobierno, la derecha y el FMI. Toda la izquierda, que como vimos se mantiene como referencia de oposición en la CTA y muchos gremios, tiene la responsabilidad de impulsar la organización del activismo y el apoyo a las luchas, como hoy pasa en Docentes y Salud, así como las próximas elecciones que tenemos por delante, como en el Subte.

En concreto, consideramos necesario que el FITU proponga al SUTNA, que encabezó la triunfante huelga del neumático, a los agrupamientos de residentes, concurrentes y organizaciones de trabajadorxs de la salud pública que están en estos momentos luchando por sus salarios y el presupuesto, a todos los sindicatos que se reivindican combativos, a las organizaciones de la Unidad Piquetera, a las organizaciones que integran el Plenario del Sindicalismo Combativo, a los partidos de izquierda que no pertenecen al FITU y demás agrupamientos independientes del gobierno y el régimen político a convocar en común a un Encuentro que reúna a miles y miles de luchadores y luchadoras, en una cancha de fútbol, para poner en pie una Coordinadora Nacional de lucha.

Luego de esta batalla en la CTA, esta propuesta de coordinación queremos llevarla a las 100 asambleas abiertas que haremos desde el PTS en el Frente de Izquierda Unidad junto a miles de compañeros y compañeras en todo el país: el apoyo a todas las luchas, la unidad y coordinación, junto con levantar un programa de salida de conjunto a la crisis y un planteo de fondo, poner a la ofensiva en la clase trabajadora las ideas del marxismo y el internacionalismo a la ofensiva y la construcción de otra alternativa política, desarrollando en común junto a miles de compañeros y compañeras las asambleas abiertas y las agrupaciones amplias que impulsa el PTS (sindicales, estudiantiles, de jóvenes precarizados, ambientales, de mujeres y disidencias) y debatiendo la perspectiva de avanzar en la construcción de un gran partido socialista de la clase trabajadora.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

CTA-T-en-una-eleccion-marcada-por-denuncias-de-fraude-continua-la-pelea-por-agrupaciones-clasistas