×
×
Red Internacional

El Círculo Rojo.COP26: ¿los responsables de la crisis climática pueden resolverla?

Presidentes, altos funcionarios y empresarios se reúnen para consensuar medidas contra el cambio climático ¿Sirven las cumbres? ¿Qué impide que los acuerdos cambien algo?

Diego Sacchi@sac_diego

Viernes 5 de noviembre | 10:53

De esos temas hablamos en la columna sobre noticias internacionales del programa de radio El Círculo Rojo, que se emite todos los jueves de 22 a 24 hs por Radio Con Vos.

La joven activista sueca, Greta Thunberg, dijo hace unos días “el cambio no va a venir de ahí dentro”, “Decimos no más ’bla, bla, bla’, no más explotación de las personas, la naturaleza y el planeta; no más lo que sea que hagan ahí dentro”.

El “ahí adentro” es la COP26, más conocida como la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que comenzó en 1992 y que realiza su edición número 26 en Glasgow, Escocia.

La cumbre tomó mucha más importancia desde que se conoció el Sexto Informe del panel de investigadores de la ONU que alertó “han ocurrido cambios rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la criosfera y la biosfera.”.

La mayoría de los líderes mundiales se hicieron presentes para dar sus discursos, hablar de su “compromiso” con el planeta, e incluso dejar algunas cositas de color, como el presidente Joe Biden que fue fotografiado cuando parecía dormido durante un discurso.

Pero tienen razón los miles de manifestantes que se reunieron para protestar ante la Cumbre, los acuerdos que firman los gobiernos terminan sin tener un efecto concreto.

Te puede interesar: Más de 100.000 activistas protestarán durante la COP26 en Glasgow

No vayamos al extremo de que llegue un Donald Trump o un Bolsonaro a la presidencia para negar el cambio climático.

Tomemos dos ejemplos. Uno de los primeros acuerdos globales fue el Protocolo de Kioto en 1997, desde ese momento se han lanzado a la atmósfera el 50% de las emisiones totales de CO2 que han tenido lugar desde el inicio de la era industrial. Otro muy nombrado fue el acuerdo de la Cumbre de París (2015), desde ese año se registraron los mayores incrementos en las emisiones de CO2 de la historia del capitalismo.

Para que estos acuerdos fracasen actúa el lobby de las grandes multinacionales. Un informe global realizado por InfluenceMap revela que ExxonMobil, Chevron, Toyota o BMW son parte de 50 empresas y asociaciones que se mueven para influenciar partidos y políticos con el fin de bloquear medidas contra la crisis climática.

Algo que conocemos más de cerca es cómo actúan las grandes empresas del agronegocio o extractivistas en los países menos desarrollados.

Hay otro costado interesante, que menciona el intelectual estadounidense Kim Moody en un artículo que pueden encontrar en el sitio Viento Sur: la forma de producción en base al “just in time” (“justo a tiempo”) genera un movimiento globalizado en tiempo real alimentado por combustibles fósiles que causan la degradación del clima, y el único fin es garantizar una mayor ganancia a las multinacionales.

En un artículo que publicamos en La Izquierda Diario, el intelectual británico Michael Roberts dice que la descarbonización de la economía mundial es técnica y financieramente factible. Requeriría comprometer aproximadamente el 2,5 por ciento del PBI mundial por año a gastos de inversión.

Las medidas necesarias sólo son posibles, como parte de una salida de fondo, que cuestione este sistema social causante de la crisis actual.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias