Mundo Obrero

SE PASÓ MESA PARITARIA

CABA: migajas para las maestras, millones para los empresarios

La última propuesta de Larreta fue de 22% en 4 cuotas, un chiste inaceptable. Los docentes del PTS, la corriente de Nicolás del Caño y Myriam Bregman, nos preparamos para organizar la resistencia impulsando asambleas por escuela y nos sumamos al paro del 24 F junto con los estatales.

Alicia Navarro Palacios

Docente, integrante de la agrupación nacional 9 de Abril, en la Marrón Clasista

Jueves 18 de febrero de 2016 | Edición del día

Como viene mostrando desde que asumió, el gobierno de Macri no para de beneficiar a los sectores capitalistas y entregar el país. Esta semana eliminó las retenciones a las exportaciones mineras, lo que implica 200 millones de dólares menos para el fisco ¿Cuántas escuelas se podían construir con ese dinero? Así regala los recursos naturales a empresas que para enriquecerse se han asentado en nuestro país a costa de contaminación y represión como en Famatina. No muy diferente a los acuerdos en Vaca Muerta con Chevron del gobierno K.

La CEOcracia de este gobierno, que tiene en sus ministerios a los principales dirigentes empresariales, también desembarca en educación. La discusión paritaria va acompañada de una evaluación estandarizada y externa y un ataque con el presentismo, que sufrimos con sólo pedir un día por enfermedad o estudio.
Educación de calidad para Cambiemos es un traslado millonario de fondos para la educación privada y un vaciamiento de la educación pública.

¿En qué supermercado compran los ministros y la conducción de UTE?

Las paritarias docentes se dan en el marco de un tarifazo de más del 500 % en la luz, y otros ya anunciados en el gas y el transporte. En un gremio con el 78% de mujeres, los tarifazos se sienten muy fuertes en los hogares, junto con una devaluación del 50 % y una inflación que se estima del 40%. Ni hablar de la canasta de útiles, que en el supermercado ya muestran aumentos de entre un 35 % y 40 %. ¿Cómo entiende este gobierno que se puede vivir con un aumento miserable y encima, en 4 cuotas? Pero los ministros y la burocracia, ¿irán al supermercado a comprar? ¿Alquilarán? ¿Llevaran a sus hijos a las escuelas y hospitales públicos?

En la paritaria nacional, el gobierno ofreció llevar el salario inicial a $ 7.800 en marzo (un incremento del 29 %) y a $8.500 en agosto (un 11 %) llegando recién entonces a un 40% de aumento. Mientras en CABA los docentes ya cobramos por cargo $8200. Nación no paga un solo salario docente, ya que estos dependen de las cajas provinciales, esta negociación actúa como referencia para las paritarias provinciales. Rechazamos la firma del acta por parte de CTERA, porque con este aumento los docentes no llegamos a cubrir ni la mitad de la canasta familiar con un cargo y nos vuelve a obligar a trabajar dos o tres turnos. La elevación de la oferta busca evitar la confluencia de los docentes y estatales en el paro del 24 de febrero, que ya veníamos preparando desde los sectores combativos. Pero a su vez es un reconocimiento por parte del gobierno de la pérdida del salario con la devaluación y la inflación actual y futura. Esta negociación paritaria con los docentes ya está poniendo en crisis la política del macrismo de imponer un techo del 20-25 % a las paritarias del resto del movimiento.

Mientas el sueldo del presidente Macri es de $ 131.421, el de los jubilados sólo llega a $ 4.959. Por su parte el ministro Bullrich, que cobra $115.842, propuso en la reunión de la Paritaria Docente Nacional de ayer que los docentes vivamos con ¡$7300! Toda una declaración de principios. Por el contrario, los diputados del Frente de Izquierda Myriam Bregman y Patricio del Corro, tal como lo hacía Nicolás del Caño, cobran como nosotros y exigen que cobremos un salario mínimo por cargo igual a la canasta básica familiar.

Hay que organizar la resistencia desde cada escuela

Es necesario hacer e impulsar asambleas en todas las escuelas y pelear por un salario inicial de $12 mil por cargo y un aumento de 43 % en todas las categorías, en el camino de conquistar un salario mínimo equivalente a la canasta familiar indexado según la inflación y un aumento del presupuesto educativo.

Hay que empezar tomando en nuestras manos esta pelea y unirnos junto con los trabajadores estatales despedidos y otros trabajadores en conflicto (como el Grupo 23, Cresta Roja, los terciarizados del Subte), que llaman a parar el día 24 de febrero. Al día de hoy se calculan unos 20.000 despidos en el conjunto de las dependencias.

La campaña contra los "ñoquis" no tiene nada que envidiarle a la cantidad de veces que Cristina, Scioli, Massa y Macri nos han llamado vagos y que tenemos 3 meses de vacaciones y trabajamos 4 horas. El 24 tenemos que parar junto con los estatales y la conducción celeste de UTE-CTERA, que llaman tibiamente solo a movilizar, debe plegarse al paro contra los despidos y el ajuste en curso. Desde la izquierda también planteamos cortes en todo el país.

En CABA la celeste de UTE tiene que convocar ¡ya! a un plenario de delegados de base donde se defina qué hacer, en forma democrática según los mandatos de cada escuela y no como hace la conducción, que desconoce lo que piensan los docentes y votan lo que quiere el gobierno.

Podemos construir un plan de lucha de abajo hacia arriba. Los docentes necesitamos un polo político en la Ciudad que de pelea por superar a la conducción celeste y se ponga como meta la organización de todos aquellos docentes que quieren dar esta pelea. También para defender a los chicos cuando se violan los más elementales derechos, como fue el nefasto accionar de la gendarmería que baleó con total impunidad y brutalidad a los pibes de la murga de Bajo Flores.

Con la Comisión Directiva de Ademys y los recientes Congresales en UTE-CTERA logrados por la Lista Multicolor, junto con todos los docentes que quieran dar esta pelea, tenemos un gran punto de apoyo para unir por abajo lo que la burocracia y el gobierno dividen por arriba. Por eso los docentes del PTS impulsamos para el 23 de febrero una gran asamblea abierta de todo el gremio, afiliados de todos los sindicatos y docentes que no están afiliados, en donde se expresen los mandatos de todas las escuelas de la Ciudad, y se decida ahí que plan de lucha poner en pie por todas nuestras demandas.







Temas relacionados

Paritaria docente   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Docentes   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO