×
×
Red Internacional

La burocracia sindical está en campaña electoral por partida doble. A su participación en las legislativas del 12 de setiembre (PASO) hay que sumarle las que se harán el 11 de noviembre dentro de la CGT. “A mí me piden que me siga quedando” y las "mujeres que no quieren participar", fueron sus principales dichos.

Miércoles 1ro de septiembre | 12:08

Antonio Caló, secretario general de la UOM, habló de las dos campañas electorales que se desarrollan en paralelo. Por un lado, las próximas legislativas del 12 de septiembre en las que le está haciendo el aguante a Alberto Fernández y el Frente de Todos. Y por el otro, las elecciones dentro de la CGT que definirán una nueva conducción el 11 de noviembre.

Te puede interesar: La CGT se reúne hoy y promociona una “renovación” (ponele)

En el marco de una profunda crisis social y económica que afecta a los sectores trabajadores, y mucho más aún a quienes trabajan de manera informal, y de un debate instalado que es de la reducción de la jornada laboral, el dirigente se refirió a varios temas de la agenda.

En primer lugar, habló sobre la reelección eterna, la mayoría de las veces fraude de por medio, de la que gozan todos los burócratas sindicales. “Ojalá que haya gente para sustituirnos. Ojalá se haga la ley que diga que tenemos que estar cuatro o dos años.”, sostuvo. Y acto seguido explicó cuál es la razón porque sigue ocupando cargos: “me piden que me siga quedando, porque no es fácil ser dirigente sindical”. Vale aclarar que Caló asumió por primera vez la Secretaria General de la UOM en 2004, es decir 17 años.

Y cuando fue consultado en particular sobre quién reemplazará a Héctor Daer y Carlos Acuña en la conducción de la CGT, afirmó que "vamos a poner el candidato cuando sea el momento. Todos estamos en condiciones".

Caló aprovechó la oportunidad para expresar su apoyo a Fernández y hablar de la reunión que mantuvo, junto a Dáer, Acuña y otros dirigentes, con él y parte de su Gabinete el pasado lunes. "Le tengo mucha confianza. Si él quiere seguir otro mandato, si hace un buen mandato, lo vamos a elegir, lo vamos a apoyar. Hasta ahora cuenta con todo mi apoyo", indicó.

Te puede interesar: Insólito.Tras reunirse con Fernandez, la CGT dice que “los trabajadores están con esperanza”

Pero quizás su declaración más polémica llegó al final cuando dijo que "hay pocas mujeres en la CGT porque no quieren participar". Una declaración más que insólita porque si hay algo que en estas páginas de La Izquierda Diario reflejamos es la cantidad de mujeres trabajadoras y luchadoras en distintos ámbitos, tanto en los servicios como en la industria, muchas de ellas además candidatas del Frente de Izquierda Unidad. Por supuesto, que con otra política totalmente diferente a la de Caló y el resto de la burocracia. Ellas defienden una política de solidaridad obrera, sobre todo con quienes ni representación sindical tienen, de organización democrática y de defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores, nunca de los patrones.

Las declaraciones de Caló responden a una necesidad de la burocracia sindical: proteger sus privilegios gracias a los cuales viven en situaciones muy alejadas de la realidad que padece la inmensa mayoría de la población, castigada por la inflación, la perdida de trabajo, la deficitaria atención sanitaria y demás. Privilegios de los que gozan también la casta política y judicial.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias