×
×
Red Internacional

Halcones y ultraderecha.Bullrich agitó la interna de Juntos y reclamó un acercamiento con los liberales de Milei

La ex ministra de Seguridad calentó la interna opositora diciendo que en su espacio esperaban que Vidal superara el 50 % de los votos en la Ciudad de Buenos Aires.

Juana Galarraga@Juana_Galarraga

Miércoles 17 de noviembre | 22:53
Foto: Twitter Patricia Bullrich

Patricia Bullrich, referente de Juntos por el Cambio (JXC), dijo que en su espacio tenían "una expectativa mayor en la Ciudad" con la candidatura de Vidal para diputada nacional y diferenció los resultados de la coalición en el resto del país.

¿Cuál fue según Bullrich el factor que marcó la diferencia? la estrategia ante los libertarios, la ultraderecha de Espert y Milei. "Prácticamente en todo el país los libertarios estuvieron adentro de JXC. En el único lugar donde no estuvieron fue en la Capital y en la provincia (de Buenos Aires)", dijo la exministra de Seguridad, que puso como ejemplo a Mendoza, Formosa y Chubut.

Así le echó en cara a la ex gobernadora bonaerense el retroceso del espacio en el distrito porteño, que logró el 47 % de los votos este domingo. En las PASO del 12 de septiembre, Vidal había obtenido el 48,84% de los sufragios. Según Bullrich JXC esperaba alcanzar el 50 %.

“No es una maldad de mi parte” se atajó Bullrich, “es lo que pasó objetivamente” aclaró.

Te puede interesar: Sin límites.Leandro Santoro elogió a Patricia Bullrich

La interna de la oposición de derecha no es nueva y tiene como horizonte los proyectos presidenciales de cara al 2023. Los “halcones” Macri y Bullrich representan al ala más radicalizada e intransigente, que mostró las mayores simpatías hacia los libertarios durante la campaña. Larreta, Vidal y Santilli, por su parte, representan a las “palomas”, el sector que intenta mostrarse como una oposición más moderada y dialoguista.

Según la crónica periodística, este domingo Patricia Bullrich tuvo que enfrentar el cuestionamiento de seguidores de JXC dentro del búnker de Vidal, que le remarcaron que “con Milei no se habla”. Bullrich redobló la apuesta, defendió el acercamiento a los libertarios y desde su espacio respondieron “con Massa no se habla”.

Por su parte, si bien Larreta y Vidal rechazan la idea de fundirse con los libertarios y se muestran como una oposición más de centro, al constatar que Milei representaba un peligro para sus votos, no dudaron en endurecer su discurso durante la campaña.

Lo cierto es que en esta oportunidad compitieron por separado, pero los intentos por acercarse no surgieron solo desde JXC. Antes del cierre de listas había quedado en evidencia que el discurso "anticasta"de Espert era falso, al coquetear con la idea de una gran PASO opositora contra el Frente de Todos. Quiso ir con la derecha que tanto criticó para hacerse el antisistema.

Las declaraciones de Bullrich vienen a confirmar algo que le dijo Nicolás del Caño, diputado bonaerense del Frente de Izquierda Unidad (FITU), a Espert en el debate de candidatos: “Sos una colectora de Juntos”.

Acordar con el FMI: el objetivo más allá de las internas

Tanto la interna oficialista como la opositora, versan sobre candidaturas, perfiles y ritmos para el ajuste, pero comparten un acuerdo de fondo: debe hacerse para pagarle al FMI y cuidar las ganancias de los dueños del país.

Este miércoles, en su discurso en Plaza de Mayo por el Día de la Militancia, Alberto Fernández sostuvo que "es hora de que el peronismo ponga todas las diferencias sobre la mesa". Volvió a hacer hincapié en la necesidad de sostener la unidad del peronismo y hasta esbozó la posibilidad de una PASO del FdT en 2023.

Aunque no mencionó al FMI, criticó a referentes de la oposición que desestimaron su llamado al diálogo difundido en un mensaje grabado, el mismo domingo. El FdT convoca a la oposición para lograr los consensos parlamentarios necesarios de cara a un acuerdo con el FMI. Busca así compartir la responsabilidad del ajuste que implicarán los pagos de la deuda sobre las espaldas del pueblo trabajador, ajuste del que JxC intentará despegarse, para preservarse como alternativa en 2023.

"Si Macri no quiere hablar, que se quede solo con sus amigos haciendo negocios. Si Milei no quiere hablar, que se quede encerrado con aquellos compañeros que niegan la diversidad y el terrorismo de Estado. Nada tenemos que hablar allí. Pero creo que dentro de la lógica del diálogo y dentro de la oposición anida en muchos la vocación de construir juntos este país que hace falta que se ponga de pie de una vez y para siempre” sostuvo el presidente este miércoles.

Te puede interesar: Opinión.Frente de Todos: unidos por el espanto y el alivio de evitar la catástrofe

La respuesta de Milei en Twitter no se hizo esperar: "No participo de diálogos entre miembros de la casta, que solo sirven para cagar a la gente. Vos y Máximo estarán más cómodos pactando con Larreta, Vidal y los radicales. Ya lo han hecho antes”, agregó.

El mismo Milei reconoció haberse reunido con Macri, a tener una “charla de economía” y dijo que “Macri no es la casta”. Poco después de las PASO, Bullrich dijo que le parecía “muy bueno” lo que estaba haciendo Milei.

Myriam Bregman, diputada electa del FITU por la Ciudad de Buenos Aires, ya había desnudado el falso discurso “anticasta” del libertario, en el debate de candidatos por TN: “Cuando Milei habla contra la casta, lo hace para distraer, para encubrir al poder económico, porque es su empleado. Seamos claros: ninguna de las fuerzas acá presentes se quiere meter con los verdaderos dueños del país que se fugan la plata afuera y vos terminás pagando impuestos hasta cuando comprás unos fideos”.

Dónde está la fuerza para enfrentar a la derecha

Según sostuvo la editorialista de este diario, Jésica Calcagno en su análisis de los resultados del domingo, la representación parlamentaria obtenida por la ultraderecha de Espert y Milei, es un “experimento político al servicio de inclinar la cancha a la derecha con su agenda pro empresarial, de ataque y ajuste contra las y los trabajadores, mano dura y show mediático. Un eco que llega a las coaliciones de la política tradicional, a su manera en cada una. Para instalar la agenda ‘más dura’ de los grandes dueños del país, o reforzar una ideología de la resignación”.

El debate sobre el rol que jugaron los libertarios dentro de la coalición opositora es un ejemplo de ese eco que golpea a la derecha tradicional, que si bien ganó las elecciones no lo hizo sin costos y dejó a la vista sus propias debilidades y trapitos al sol. Como señalan Ruth Werner y Patricio del Corro en su balance sobre las elecciones en la capital, “Larreta ganó en su bastión, pero la repatriación de Vidal la degradó como figura política y quedó lejos del objetivo de llegar al 50 %. Lo que sí logró fue que las fricciones entre supuestos “halcones”, “palomas” y radicales quedaran expuestas”.

Te puede interesar: Cierre de campaña.Myriam Bregman: "El Frente de Izquierda enfrenta cada día la filosofía de la resignación"

El discurso de Alberto Fernández, por su parte, al mencionarlo con nombre propio desde el escenario en el acto del día de la militancia, fue interpretado por el espacio libertario como un lanzamiento de la carrera presidencial de Milei. A decir de Calcagno, un ejemplo de la forma en que el oficialismo busca “reforzar la ideología de la resignación”. Magnificar a la extrema derecha fue la jugada del frentetodismo y los medios afines durante la campaña, para profundizar la interna opositora y azuzar el cuco del crecimiento de la derecha con que justifica su malmenorismo permanente.

Bregman, que viene de ocupar una banca en la Legislatura porteña, ha visto de cerca cómo el FdT cogobierna con el macrismo en la Ciudad de Buenos Aires desde hace mucho tiempo. Esto fue reconocido en el marco de la crisis del oficialismo, tras las PASO por miembros del mismo gobierno.

Dicen “‘no se puede’, ‘solo te queda bajar la cabeza’, ‘cuidado que viene la derecha’, mientras ellos ponían en el gobierno a Manzur, al vergonzoso Domínguez que fue a Glasgow a decir que no contamina el agronegocio, a Aníbal Fernández… claro que no se puede enfrentar a la derecha con ese personal político conservador. Claro que no van a venir transformaciones de ese lado”, afirmó Bregman en el discurso de cierre de campaña de la izquierda.

El FITU que viene denunciando el falso discurso anti casta de la ultraderecha, se consolidó como tercera fuerza, superando a los libertarios a nivel nacional. El Frente de Todos quiere ocultar que la fuerza para enfrentar a la derecha y al ajuste está en la izquierda que desplegó una campaña a pulmón, desde abajo, con la colaboración de miles de trabajadores, trabajadoras, jóvenes y desocupados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias