Mundo Obrero

ZONA SUR GRAN BUENOS AIRES

Bronca y dolor en el Hospital Gandulfo por la muerte evitable de Lucila

Lucila Nuñez era enfermera del Hospital Interzonal de Agudos de Lomas de Zamora, trabajaba con pacientes infectados y falleció producto del contagio Covid-19. Había solicitado el cambio de sector por tener una enfermedad preexistente, pero la dirección del hospital se lo negó. Su muerte se suma a la de María Esther Ledesma.

Martes 4 de agosto | 18:01

Foto Info Región

Lucila Nuñez trabajaba en el área de cuidados críticos y atendiendo pacientes Covid positivos. Junto a sus compañeros había solicitado el cambio de sector para evitar la exposición, ya que tenía enfermedades preexistentes.

Pero la dirección del hospital mostró una vez más su nefasto accionar y el desprecio por la vida de las trabajadoras y le negó el cambio de sector. Esto, cuando se cumplen dos meses de la muerte de María Esther Ledesma, enfermera de pediatría del mismo hospital que había solicitado licencia y le fue negada en reiteradas oportunidades.

Las muertes de las y los trabajadores son producto de una cadena de responsabilidades que van desde la política del Gobernador Axel Kicillof, el poder ejecutivo nacional con la firma del decreto 90/2020 donde se dispone la excepción del personal de salud dentro del grupo de riesgo a acceder a las licencias, y la dirección del Hospital que desoye y niega los reclamos y las exigencias de las y los trabajadores.

Con bronca y dolor los trabajadores tienen que despedir a otra compañera. En el medio del aumento de los contagios y la crisis sanitaria en curso, la pelea por defender la vida de las y los trabajadores se torna esencial.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO