×
×
Red Internacional

Novedoso ciclo de entrevistas.Bregman con protagonistas de la lucha contra la impunidad: Elsa Pavón, una abuela de Plaza de Mayo

Desde hoy presentamos un ciclo de entrevistas con los y las protagonistas de los primeros años de la lucha contra la impunidad a los genocidas. Hoy con Elsa Pavón, cofundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, presidenta de la Asociación Anahí junto con Chicha Mariani. Desde los inicios de la búsqueda de los nietos. La pelea por el juicio y castigo contra los genocidas, reflejada por sus protagonistas.

Miércoles 24 de marzo | 10:04
Entrevista a Elsa Pavón por Myriam Bregman - YouTube

Hoy inauguramos en La Izquierda Diario, este novedoso ciclo de entrevistas a los protagonistas de los primeros años de lucha contra la impunidad de lo genocidas, realizadas por Myriam Bregman con su vasta experiencia en las causas de lesa humanidad.

El ciclo comienza con Eva Pavón, cofundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, donde intercambiaron y charlaron sobre los comienzos, desde las primeras rondas, los propios centros de exterminio. La pelea por el juicio y castigo contra los genocidas, reflejada por sus protagonistas.

Se cumplen 45 años del golpe genocida perpetrado por la última dictadura militar, empresarial y eclesiástica. Tras la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida dictadas durante el gobierno de Raúl Alfonsín, y la inconstitucionalidad de los indultos de Carlos Menem a los altos mandos, comenzaron los mencionados juicios, primero en La Plata, contra el ex comisario bonaerense Miguel Etchecolatz, y el cura Christian Von Wernich; en CABA contra el Turco Julián, el prefecto Febrés, al Primer Cuerpo del Ejército, Campo de Mayo, y tantos más en todo el país. Fraccionados, lentos, prácticamente sin apertura de los archivos de la represión por parte del Estado, y con numerosos beneficios de prisión domiciliaria, todo lo cual deriva en la llamada "impunidad biológica" de la mayoría de los represores, pero llevados a cabo gracias a la persistencia de los sobrevivientes, familiares y organismos, que deben armar el rompecabezas de lo sucedido, y dar testimonio una y otra vez.

Pero esa lucha comenzó muchísimo tiempo antes. En la propia dictadura las madres, abuelas, sobrevivientes y familiares se agrupaban, hasta en clandestinidad, denunciaban, viajaban al exterior, hurgaban en las Iglesias por información (que la había y mucha), buscaban a sus hijas e hijos, y también a sus nietos apropiados. Los sobrevivientes daban testimonio, lo cual permitió identificar a centenares de genocidas, y hasta sacaban archivos de los propios centros de tortura y exterminio arriesgando sus propias vidas aún más.

Investigadores y organismos de Derechos Humanos estudian y centralizan desde entonces las conclusiones más generales sobre la causa y el significado del genocidio que la clase empresaria desató en la Argentina y Sudamérica para derrotar el ascenso obrero que tenía lugar desde años antes, y libraba una disputa contra los cimientos de la organización social y económica del país. La herencia de la dictadura explica el presente y el futuro.

“El dolor te construye o te destruye, a mi me construyó”

A partir de hoy, reflejamos los inicios de esa enorme pelea en este ciclo de entrevistas producido por La Izquierda Diario y el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos. Comenzamos con una invitada que nos honra y nos llena de orgullo: Elsa Pavón, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo junto a Licha de la Cuadra, Mirta Baravalle y Chicha Chorobik de Mariani. Actualmente preside la Asociación Anahí, que integró durante años junto a Chicha, su entrañable compañera de lucha que nos dejó en 2018.

En 1978 secuestraron a la hija de Elsa, Mónica Grinspon, a su yerno Claudio Logares (ambos militantes de Montoneros), y a Paula, la hija de ambos, en Montevideo. Son víctimas del Plan Cóndor. Allí comienza la búsqueda y la lucha que Elsa ya no abandonará nunca.
Elsa fue la primera abuela en recuperar a su nieta Paula por vía judicial y genética, en junio de 1984. Para reconocerle su verdadera identidad, el poder judicial tardó 11 años. Había sido apropiada con 23 meses de vida.
Como afirma de manera categórica en la entrevista, el dolor a ella no la destruyó, sino que la construyó.

Nuestro aporte al relanzamiento de La Izquierda Diario

Este ciclo que pensamos para esta nueva etapa que hoy empieza, lo estamos realizando en conjunto con mis compañeras y compañeros Matías Aufieri, Dolores Contreras, Matías Gali, Ana Méndez, Rebeca Buendía, Agustín Ariztegui y Kresta Pepe de la sección multimedia e Historia de este diario. Y con la colaboración de Lucas Martelli y Andrés Perugini.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias