×
×
Red Internacional

La diputada por el PTS-FITU, Myriam Bregman, cuestionó el proyecto del Frente de Todos en Senadores que propone un blanqueo fiscal para los fugadores. "Es sacarle a un estafador para darle a otro. Hay que recuperar esos fondos pero para las necesidades sociales mas urgentes, no para que se lo lleve el Fondo", destacó.

Martes 29 de marzo | 20:37

En una entrevista para Diputados TV, la diputada nacional del PTS-Frente de Izquierda se refirió al proyecto del oficialismo presentado en la Cámara de Senadores para la creación de un “Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI” y cuestionó que se discuta "cómo se paga" la estafa del FMI y no la estafa en si misma.

Myriam Bregman expresó que "en este caso estamos hablando de una estafa. Voy a seguir insistiendo con la postura del Frente de Izquierda: no estamos hablando de una deuda que hay que discutir cómo se paga". Y agregó: "por supuesto que no tiene que pagarse con el hambre del pueblo, es por lo que he luchado siempre. Pero lo que contrajo Mauricio Macri fue una estafa. Fue decidida en forma política para crear un eje Trump - Bolsonaro – Macri, y fortalecer esos gobiernos neoliberales que afloraron en la región. Ahora buscar la manera en que se paga no es correcto, hay que buscar la manera en que se denuncia y se rechaza esa deuda".

En Argentina se han fugado un PBI y hay que ir sobre esos fondos y que se repatríen.

La diputada del PTS-FITU sostuvo que estos fugadores seriales "paguen por haberse llevado ese dinero al exterior. Porque esos mismos sectores que fugan hablan de las cargas impositivas, que sobre los trabajadores, sobre los sectores medios son tan altas porque los ricos se llevan el dinero afuera".

Hay que recuperar esos fondos pero para las necesidades sociales mas urgentes, no para que se lo lleve el Fondo. Sacarle a un estafador para que se lo lleve otro estafador no sería mi postura.

En similar sintonía se expresó el diputado por el PTS-FITU, Nicolás Del Caño, en su cuenta de Twitter:

Además, sobre el encuentro entre la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el embajador de Estados Unidos, Marc Santley, la diputada Bregman afirmó: "No creo que el embajador de EE.UU. sea la persona indicada para ayudarnos porque sabemos que dentro de EE.UU. hay distritos que son paraísos fiscales. Estados Unidos tiene como una de sus políticas aplicar legislaciones restrictivas al resto de los países, pero captar paraísos fiscales para su propio beneficio", y agregó que "Estados Unidos no puede seguir siendo policía del mundo".

El proyecto que presentó el bloque del Frente de Todos en Senadores propone un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional" (artículo 1) que "tendrá por objetivo la cancelación de la deuda contraída con el FMI" (artículo 2) y que se constituirá con un "aporte especial de emergencia que se aplicará a los bienes situados y/o radicados en el exterior que se localicen o detecten a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley y no hayan sido declarados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)" (artículo 7) con una alícuota del 20 % del valor del bien declarado.

Es decir, se trata de un blanqueo de capitales para los fugadores que no declararon sus bienes ante la AFIP y lo hagan "voluntariamente", quedando de esa forma exceptuados de multas e impuestos correspondientes por haber evadido al fisco. No es equivalente a un "impuesto a la riqueza" sino a una puerta para beneficiar a los grandes fugadores, y cuyo destino será exclusivamente el pago al Fondo Monetario Internacional y no a las necesidades urgentes que tienen las mayorías populares, las trabajadoras y trabajadores, las jubiladas y jubilados, mientras continúa el plan de ajuste pactado con el FMI en un país con casi el 40 % de la población bajo la línea de pobreza.

La maniobra del Frente de Todos con este proyecto es asimismo correr el eje de la discusión, de una parte aceptando que hay un acuerdo con el FMI que no se discute y una deuda "que hay que pagar" utilizando las riquezas del país que hoy se apropiaron los grandes fugadores, y de otra parte, validando la estafa de la deuda adquirida por el macrismo por U$S 45.000 millones.

Al tratarse de una estafa que convalidó la fuga de capitales y el salvataje de los Fondos acreedores externos, en oposición a las necesidades del pueblo trabajador, con este proyecto el Frente de Todos elude el camino lógico y coherente de una investigación independiente que demuestre la ilegitimidad e ilegalidad de la misma y su desconocimiento soberano, y se posiciona validando la deuda con el Fondo que recaerá sobre generaciones enteras.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias