Política Chile

Chile

DEBATE IZQUIERDAS

Boric y Sharp apoyan a sector del PS en la ANEF. Se reabre la pregunta ¿Qué Izquierda construir?

Las elecciones de la directiva de la Asociación de Empleados Fiscales (ANEF) se realizarán el 14 y 15 de diciembre. Los diputados Gabriel Boric y el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, del Movimiento Autonomista (MA), declararon su apoyo a un sector del Partido Socialista (PS), integrante del gobierno de los corruptos.

Vicente Mellado

Licenciado en Historia. Universidad de Chile. Magíster © en Ciencias Sociales, mención Sociología de la Modernización. Universidad de Chile

Jueves 8 de diciembre de 2016 | Edición del día

En una nota publicada en El Desconcierto, se afirmó el abierto apoyo del diputado Gabriel Boric y el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp —ambos del Movimiento Autonomista (MA)— a la Lista C “ANEF en acción”, integrada por militantes "críticos" del Partido Socialista (PS) —partido del gobierno de la Nueva Mayoría— y de militantes del MA.

Queremos hacer un llamado a los lectores y a los miles que simpatizan con Boric y Sharp a que reflexionen y le tomen el peso a la decisión política del MA —más allá de lo “electoral” o “coyuntural”— de integrar una lista común con un partido del “gobierno de los corruptos”, como es el PS.

¿Esta decisión del autonomismo constituye una traición a sus principios de renovación de la política chilena?

Desde La Izquierda Diario creemos que no lo es en absoluto. Constituir una lista en común con un partido de corruptos asesores de empresarios como es el PS responde a la estrategia política de Boric y Sharp, que es la estrategia del Frente Amplio.

La estrategia que comparten los partidos que constituyen el Frente Amplio (FA) es constituir una nueva fuerza política reformista de izquierda en Chile. Como hemos afirmado en artículos anteriores (Aquí y aquí) la estrategia del FA es conquistar el Estado de Derecho por la vía electoral, y desde el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo llevar adelante las reformas sociales y políticas que requiere el pueblo de Chile. Es decir, proponen la reforma del capitalismo y su Estado y no la superación de este mediante la movilización de las masas explotadas y oprimidas, es decir, la revolución socialista.

Esta alianza política, como sostuvo Sebastián Farfán de Nueva Democracia (ND) —integrante del FA—, se debe extender desde sectores liberales hasta posiciones izquierdistas de todo tipo.

Si llevamos la lógica de Farfán hasta sus últimas consecuencias, aliarse con liberales defensores de la propiedad privada como el diputado Vlado Mirosevic o integrar una lista común en la ANEF con el PS, no debiese extrañarnos en lo absoluto. Es completamente coherente con la estrategia neo reformista del Frente Amplio.

Es cierto que ND apoya a la Lista B de la ANEF, “Cabreados”, y no a la Lista C de un sector del PS y MA de Boric. Pero lo que debe tener claro el lector, es que tanto ND como MA forman parte del FA, que busca amplificar sus alianzas con sectores denominados “progresistas”. Algunos de estos sectores “progresistas” no son más que fuerzas políticas empresariales de tinte democrático “anti monopolios” o aquellos que al interior de la Nueva Mayoría “critican” la conducción del gobierno de Bachelet.

Esta es la fuerza política que está construyendo el Frente Amplio: una nueva fuerza política reformista de izquierda que si bien para enfrentar al neoliberalismo busca la unidad de los trabajadores y el pueblo oprimido, lo hace buscando la colaboración con sectores empresariales y pequeño burgueses con programas políticos e intereses ajenos a la vida del pueblo trabajador.

Boric y Jackson de Revolución Democrática (RD) propusieron hace un año un proyecto de ley que rebajara el sueldo de empresarios millonarios que tienen los parlamentarios (8 millones sin contar viáticos) a uno de empresarios más “aceptable” (4 millones sin contar viáticos). De 8 a 4 millones, el sueldo sigue siendo de empresarios. Ese fue el proyecto de Boric y Jackson que apoyaron parlamentarios de la Nueva Mayoría de Izquierda Ciudadana y del Partido por la Democracia. Un proyecto ajeno a la vida del pueblo trabajador. Porque el 80% de los chilenos percibe una renta menor a un millón de pesos. Ese es el proyecto de dieta parlamentaria de los diputados del Frente Amplio.

Por eso el Frente Amplio privilegia como estrategia el uso de instituciones del Estado capitalista y no la movilización de los trabajadores, los estudiantes y las mujeres. Proponer un proyecto de ley de sueldo de 600 mil pesos sería “dejar en la ruina” a los parlamentarios. Y eso no es lo que busca el MA ni RD. Por el contrario, buscan regenerar el Estado de Derecho y salvarlo de su crisis política contenida.

El FA tiene referentes internacionales como lo es PODEMOS del Estado Español, el partido dirigido por Pablo Iglesias. El pasado octubre, este partido intentó realizar una alianza política con el Partido Obrero Socialista Español (PSOE) en el parlamento y constituir un “gobierno del progreso”: el partido de la transición de la dictadura franquista a la democracia en el Estado Español. El partido que ha gobernado junto al Partido Popular (PP) —la derecha conservadora española— durante 30 años el Estado Español. El partido que repuso y legitimó la Monarquía. El partido que llevó adelante los ajustes neoliberales contra la clase obrera española desde fines de la década de 1980. El partido que se niega rotundamente a la independencia nacional del País Vasco y Cataluña. Con esos partidos busca realizar alianzas PODEMOS, referente de Farfán (ND) y de los autonomistas de Boric y Sharp.

Esa es la izquierda que invitan a construir estos diputados y alcaldes “ciudadanos”.
Por el contrario, desde el diario internacional en 5 idiomas La Izquierda Diario invitamos a los lectores y en particular al enorme pueblo trabajador chileno a construir una izquierda diferente a la del Frente Amplio.

La necesidad de construir una izquierda internacionalista y anti capitalista de los trabajadores en Chile

Esta izquierda es una izquierda revolucionaria de los trabajadores. Que a diferencia de Farfán, no separa la lucha contra el neoliberalismo de la lucha contra el capital. Una izquierda que busque construir una gran fuerza política que descanse en los organismos de la clase trabajadora, los estudiantes, las mujeres, pobladores y el pueblo mapuche. Si somos la inmensa mayoría del país, no necesitamos la colaboración de partidos y políticos ajenos a nuestras vidas y necesidades como los diputados “independientes” y “liberales” del Congreso o “críticos” al interior de un gobierno patronal neoliberal.

Desde la Izquierda Diario te invitamos a construir una izquierda consecuente que no pacte con las fuerzas empresariales. Por el contrario, una izquierda internacionalista de los trabajadores como la que levanta Bárbara Brito, Vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) o Lester Calderón, Presidente del Sindicato de la gran fábrica de explosivos ORICA de Antofagasta.

Esta izquierda es la izquierda de los obreros y estudiantes. Es la izquierda de los que luchan día a día por conquistar y defender derechos sociales no adaptándose a los ritmos que impone el parlamento, sino los ritmos que imponen los organismos del pueblo trabajador y pobre.

Es la izquierda que se hizo parte activa de la huelga de los trabajadores de Home Center Sodimac. Es la izquierda que impulsó activamente el paro de profesores en 2014 y 2015. Es la izquierda que disputa cada sindicato a la dirección del Partido Comunista (PC) del gobierno de Bachelet. Es la izquierda que propone el fin de las AFP y el establecimiento de un sistema estatal de reparto solidario administrado por trabajadores y jubilados. Es la izquierda que propone la renacionalización del cobre bajo gestión de los trabajadores.

Somos la izquierda que sigue el ejemplo del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) de Argentina, que enfrenta al gobierno de derecha de Macri con el paro y la movilización activa. No esa izquierda mezquina y moderada impotente para enfrentar a las grandes patronales como es PODEMOS en Estado Español y que el Frente Amplio sigue como referente.

Somos la izquierda que sigue el ejemplo del candidato a la Presidencia de la República Argentina del FIT, Nicolás del Caño, militante del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) y partido hermano del Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) en Chile. Cuando del Caño fue diputado nacional del Congreso argentino propuso un proyecto de ley que rebajaba el sueldo millonario de los parlamentarios (de 4 millones de pesos chilenos) al sueldo de una maestra de jornada completa de enseñanza escolar (650 mil pesos chilenos). Esas son las leyes que una izquierda consecuente debe plantear al Congreso y no leyes que buscan mantener sueldos millonarios ajenos a los trabajadores, como hizo Boric y Jackson en 2015.

Trabajadores de Chile, lo que está en juego aquí es qué frente político construir para vencer en nuestras demandas. Tenemos dos alternativas: o construimos un frente amplio anti neoliberal con fuerzas políticas ajenas a la vida de los trabajadores, o construimos un frente político anti capitalista que nazca desde las organizaciones de trabajadores y el pueblo oprimido y se unifiquen con plena independencia política de las variantes empresariales y corruptas como es el PS en la ANEF.

Se viene un año de elecciones en 2017. Desde la Izquierda Diario te invitamos a construir esa alternativa política para disputar tribunas parlamentarias y utilizarlas como posiciones al servicio de la lucha de los trabajadores y el pueblo oprimido.







Temas relacionados

Política Chile   /    Debate   /    Izquierda   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO