Internacional

FRONTERAS ABIERTAS

Border Patrol de EE. UU. operó en Guatemala contra migrantes hondureños

Un informe del senado estadounidense publicado por el Wall Street Journal reveló que agentes fronterizos fueron enviados a Guatemala para tareas de entrenamiento y participaron en operaciones para deportar a migrantes hondureños en el país centroamericano.

Óscar Fernández

@OscarFdz94

Miércoles 14 de octubre | 14:10

El informe fue elaborado por los legisladores demócratas que han intentado presentar a la presidencia de Donald Trump como estar poco capacitada para lidiar con la geopolítica internacional, en la cual el "partido del burro" sería el más indicado para llevar la batuta en el gigante imperialista, esto a semanas de que se den los comicios electorales donde Trump buscará reelegirse y contendiendo contra el exvicepresidente Joe Biden.

Es en este contexto que surge este informe en el cual se plantea la interrogante de si acaso las dependencias imperialistas no estarán actuando erráticamente. Así se titula, de hecho, el informe como tal: "DHS run amok?", que se traduciría como "¿está el Departamento de Seguridad Interior [Department of Homeland Security] actuando erráticamente?".

Según el documento, lo errático vendría por el hecho de que la participación de agentes fronterizos en Guatemala cuando éstos no contaban con autorización para actuar conjuntamente con las policías locales. Los agentes en cuestión estaban en el país centroamericano realizando tareas de asesoramiento cuando se enteraron de la caravana migrante de hondureños que intentó atravesar el continente a inicios de este año.

El "escándalo" fue que estos personajes consiguieron tres camiones con los cuales transportar a los migrantes de vuelta a su país en coordinación con el Departamento de Protección de Fronteras de Guatemala (Dipafront). El informe del senado señala que:

"El DHS violó su acuerdo interinstitucional con el Departamento de Estado que prohibía explícitamente al DHS realizar operaciones con fondos de INL; mintió al Departamento de Estado sobre cómo hizo un mal uso de los fondos de INL y provocó que el Departamento de Estado transmitiera información engañosa al Congreso; la operación improvisada del DHS carecía de protocolos relacionados con la seguridad, la seguridad personal, los derechos humanos y la selección de migrantes para la protección internacional; expuso innecesariamente al gobierno de los EE.UU. A posibles responsabilidades legales y financieras; el DHS ha asumido una influencia sin precedentes sobre las relaciones bilaterales de Estados Unidos con Guatemala, imponiendo simultáneamente sus políticas al gobierno guatemalteco y socavando el papel tradicional del Departamento de Estado como principal administrador de la política exterior de Estados Unidos".

Por supuesto, los demócratas son parte del establishment estadounidense, siendo la segunda cabeza del dragón. Su "indignación" no proviene del hecho de que Estados Unidos esté realizando operaciones ilegales en otros países y violando la tan sacrosanta soberanía nacional que los gobiernos de todos los países dicen defender (en teoría), sino que haya sido riesgosa, con altos costos y expuesto al gobierno gringo a una serie de reprecusiones legales que, para su fortuna, no se cristalizaron.

El asesoramiento de policías latinoamericanas por agencias de Estados Unidos no es nuevo. Ya desde el infame Plan Cóndor se entrenaban a los más sanguinarios militares de la región en técnicas de contrainsurgencia, tortura y violación de derechos humanos. También están los llamados "planes", como el Plan Colombia o el Plan Mérida, que sirvieron para impulsar políticas de militarización bajo los gobiernos serviles de Álvaro Uribe en Colombia (hoy investigado por corrupción e influencias) y Felipe Calderón en nuestro país.

Una muestra más de la extrema dependencia y servilismo de los gobiernos regionales a la Casa Blanca, la cual no tiene reparo en enviar agentes en reforzar la prevención de oleadas migratorias a la "tierra de las oportunidades" y que cuenta con el respaldo de la Guardia Nacional, que vigila diligentemente el Suchiate para actuar como sucursal del muro fronterizo y subcontratada de facto por Trump.







Temas relacionados

Fronteras abiertas   /    Border Patrol   /    Guatemala   /    Centroamérica   /    Honduras   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO