Internacional

BRASIL

Bolsonaro estudia eliminar la Justicia laboral: dice que los trabajadores tienen "exceso de derechos"

Como parte de los ataques a la clase obrera brasileña, Bolsonaro anunció que estudia eliminar la Justicia laboral ya que los trabajadores tendrían "exceso de derechos" que "molestan a todos".

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Viernes 4 de enero | 13:03

El ultraderechista Jair Bolsonaro, afirmó el jueves que "estudiará" con su equipo la posibilidad de poner fin a la Justicia del Trabajo, ya que considera que hay un "exceso de derechos" para los trabajadores brasileños y que los costos laborales "molestan a todos".

La medida está en linea con los ataques a los trabajadores y trabajadoras brasileñas que anunció en su campaña y los que comenzó a hacer realidad en los primeros días de Gobierno.

Si durante la campaña había coqueteado con la idea de eliminar el aguinaldo y contra los derechos de los trabajadores sindicalizados, desde su asunción el primero de enero demostró que está dispuesto a hacer realidad el ataque a los trabajadores.

Su primer decreto fue para reducir el salario mínimo que estaba estipulado en el presupuesto que Temer había enviado al Congreso para 2019, y el segundo día de su gestión lo dedicó a anunciar con su ministro de Economía, Paulo Guedes, un plan acelerado de reforma de las jubilaciones.

Te puede interesar: El primer decreto de Bolsonaro: reducir el salario mínimo de los trabajadores

Junto a la reforma previsional que implicaría un duro ataque a los trabajadores brasileños, Guedes mencionó que iban a introducir una "opción" de régimen alternativo, para aquellos que quieran trabajar "sin derechos laborales". Es decir un atropello liso y llano a la legislación laboral vigente, que generará una nueva clase de trabajadores que no tendrían el amparo de la contrato de trabajo general, sino que negociaran sus condiciones laborales directamente con el empresario.

Te puede interesar: Guedes prometió “privatizaciones aceleradas” y más ataques a trabajadores y jubilados

Es en este marco que cobra sentido la propuesta de Bolsonaro de eliminar la Justicia de Trabajo, lo que le permitiría avanzar sin límites sobre los derechos laborales.

"Cuando uno piensa en producir alguna cosa, cuando ve la cuestión de los costos laborales, que molestan a todos en Brasil, esa persona desiste de emprender", declaró Bolsonaro en una entrevista a la cadena televisiva SBT.

Con este argumento es que el flamante presidente anunció que estaba estudiando eliminar la Justicia del Trabajo que, a su juicio, está "politizada".

"¿Qué país del mundo tiene (Justicia del Trabajo)? Ya tenemos la Justicia común. Si (un trabajador) entra en la Justicia y pierde, tiene que pagar"

"Mira Estados Unidos. Allí casi no hay derechos laborales. No sirve de nada tener derechos si no hay trabajo", completó.

Durante la transición de Gobiernos, Bolsonaro ya había confirmado la extinción del Ministerio de Trabajo, creado en 1930 y cuyas funciones serán degradadas y "redistribuidas" entre las nuevas carteras de Justicia y Economía.

Bolsonaro también anticipó que pretende enviar al Congreso una propuesta de la reforma del sistema de pensiones que establece una edad mínima para las jubilaciones de 62 años para los hombres y 57 años para la mujeres, frente a los 60 y 55 años, respectivamente, de la legislación actual

La reforma del sistema de pensiones es uno de los pilares del nuevo Gobierno y de su alfíl en Economía, Paulo Guedes. El ataque a los trabajadores en actividad, y a quienes ya están jubilados, es la principal exigencia de los empresarios y el estáblishment que llevaros a Bolsonaro al poder en las elecciones más manipuladas de la historia en una coalición que incluyó las arbitrariedades del Poder Judicial, las amenazas de la cúpula militar, el apoyo de la corporación mediática y las bancadas ruralista y evangelista.

Te puede interesar. Rápido y furioso: en su segundo día de mandato Bolsonaro anuncia millonario plan de privatizaciones

Bolsonaro está aprovechando su "luna de miel" para avanzar lo más aceleradamente posible sobre los derechos de las trabajadoras y trabajadores brasileños. Mientras tanto sigue coqueteando con un discurso de odio, anticorrupción y con la militarización de regiones, como Ceará, para fortalecer a su base social.

Para esta cruzada cuenta con el rol absolutamente pasivizador que están jugando las centrales sindicales brasileñas que le han concedido un período de "paz social", mientras Bolsonaro avanza en un plan de ataques sin precedentes.







Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /    CUT   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO