Internacional

CORONAVIRUS EN BRASIL

Bolsonaro deja a 158.000 familias sin asistencia alimentaria en plena pandemia de coronavirus

El recorte se conoció dos días después de que el Gobierno de Brasil anunciara la ampliación de los planes de ayuda alimentaria conocidos como “Bolsa Familia” para combatir la crisis del coronavirus. ¿Cómo van a hacer las familias para enfrentar la crisis que el Covid-19 está profundizando?

Viernes 20 de marzo | 14:56

El recorte se conoció dos días después de que el Gobierno de Brasil anunciara la ampliación de los planes de ayuda alimentaria conocidos como “Bolsa Familia” para combatir la crisis del Covid-19. Sin embargo, según informó el sitio UOL, el gobierno empezó a pagar los planes del mes de marzo y eliminó 158.452 bolsas, dejando a las familias beneficiarias sin asistencia.

¿Cómo van a hacer las familias para enfrentar la crisis que el Covid-19 está profundizando?

Analizando los datos, 96.861 bolsas le fueron quitadas a pobladores de la región Noreste, lo que corresponde al 61,1% del total. Es decir, más de la mitad del recorte planificado por Bolsonaro afecta principalmente la región que más necesita el auxilio y que compone actualmente a más de la mitad de los beneficios totales del plan Bolsa Familia en Brasil. Con este recorte, el Gobierno alcanza la menor cifra de beneficiarios desde el comienzo de su Gobierno y desde 2017, cuando fueron cortadas otras 543.000 bolsas.

El Gobierno justificó la medida argumentando la “emancipación” de 330.000 familias. Esa “emancipación” significa que las familias “superaron las condiciones necesarias para el mantenimiento del beneficio”. Cabe agregar acá que el plan Bolsa Familia hoy alcanza a familias con ingresos per capita de hasta 178 reales mensuales, algo más de 35 dólares. Las tasas de desempleo en Brasil solo han aumentado, afectando ya a 11,9 millones de trabajadores. El trabajo informal actualmente supera el 40 % de la población. ¿Qué posibilidades hay, en este escenario de crisis que se profundiza con la pandemia de coronavirus, que 330.000 familias se hayan “emancipado” al punto de no necesitar más el beneficio?

La crisis del coronavirus afectó brutalmente la vida de la población pobre, que está expuesta al virus en las condiciones insalubres de sus lugares de trabajo o está siendo despedida con la justificación de “no aglomerar gente”, dejando al desnudo que la lógica de las empresas privadas se basan en la ganancia y no en la vida de los trabajadores. Además está la situación de las y los trabajadores informales, que se ven sin ningún amparo de garantía de salario. En medio de estos datos y la pandemia, Bolsonaro cortó más de 150.000 planes de asistencia alimentaria, a contramano de la necesidad de aumentar la renta de la población más afectada para que puedan sobrevivir mientras persista la pandemia.

Esta medida del Gobierno pone de manifiesto también la política anticientífica de Bolsonaro, demostrando la incapacidad que tienen los capitalistas para solucionar las crisis. En este momento de pandemia, en Gobierno no debería estar sacándole a los más pobres, sino poniendo impuestos progresivos sobre las grandes fortunas, ampliando la contratación de trabajadores en el área de salud, ampliando la capacidad de las áreas de emergencia y tratamiento intensivo, realizando análisis de detección masivos en toda la población.

Para que esto pueda hacerse, hay que eliminar la ley que impide aumentar los gastos en salud y no pagar la deuda pública, para que todo esos recursos se puedan volcar a la salud pública. De esta forma, hacer que la crisis la paguen los capitalistas y no la clase trabajadora.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Jair Bolsonaro   /    Plan Bolsa Familia   /    Crisis económica   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO