×
×
Red Internacional

Resultado electoral. Bolsonaristas bloquean rutas en Brasil y el Tribunal Electoral ordena el despeje

Son 270 puntos de bloqueos de empresarios camioneros y seguidores bolsonaristas en 20 estados del país. Se niegan a reconocer el resultado de las elecciones en el marco del silencio de Bolsonaro sobre su derrota. Trabajadores y pobladores comenzaron a enfrentar y desarmar los bloqueos. Antes de que la situación escale el Tribunal Electoral ordenó despejarlos.

Escuchá esta nota
Martes 1ro de noviembre | 09:10

El silencio de Bolsonaro sobre su derrota en las elecciones del domingo y el triunfo de Lula tuvo su primera expresión en los bloqueos de rutas de parte de sus seguidores, empezando por los empresarios dueños de flotas de camiones, que mantienen cortados al menos 270 puntos en 20 estados del país.

Te puede interesar: Bolsonaro sigue sin reconocer su derrota y los "mercados" le marcan la cancha a Lula

Se trata de un intento de golpe patronal del bolsonarismo, con pedidos de intervención militar, contra el resultado electoral de la segunda vuelta, organizado y alentado por las agroempresas. Prendieron fuego a neumáticos y bloquearon las vías con camiones. En los videos, los seguidores de Bolsonaro amenazan con un golpe de Estado, dicen que se robaron las elecciones y que los camioneros, junto a los terratenientes, paralizarán el país.

En el día de ayer circularon imágenes de miembros de la Policía Federal de Carreteras (PRF) acercándose a los bloqueos de los bolsonaristas y solidarizándose con ellos. El jefe de la PRF es abiertamente bolsonarista, en los días previos a las elecciones realizó posteos en su favor en las redes sociales pero fue aún más allá el día de la elección al ordenar frenar micros con votantes de Lula en el nordeste del país para entorpecer la votación.

Un camión Havan se sumó al bloqueo pro Bolsonaro esta mañana en Nova Santa Rita, Rio Grande do Sul. El carrito estaba rotulado con los colores de la bandera brasileña, con la frase "El Brasil que queremos sólo depende de nosotros".

Desde la tarde del lunes seguidores de Lula y trabajadores de las zonas donde se encontraban los bloqueos comenzaron a enfrentarse a los militantes bolsonaristas en una dinámica que parecía poder irse de control en cuestión de horas.

En ese marco el presidente del Supremo Tribunal Electoral de Brasil, Alexandre de Moraes, ordenó por la noche el "despeje inmediato de las vías" bloqueadas por camioneros simpatizantes de Bolsonaro.

Además Moraes aclaró que la Policía Federal de Carreteras "no ha cumplido con su tarea constitucional y legal", lo que puede acarrear la destitución o detención del director del organismo, Silvinei Vasques.

En su decisión, De Moraes ordenó al jefe de la PRF adoptar "de inmediato todas las medidas necesarias para despejar" las vías que estén bloqueadas "ilícitamente", bajo pena de una multa de 100.000 reales por hora (unos 19.500 dólares), a partir de la medianoche de este lunes.

El juez también hizo un llamado al ministro de Justicia, Anderson Torres, a todos los comandantes de las Policías Militares de los 27 estados, al Fiscal General de la República, Augusto Aras, y a los fiscales regionales para tomar "las medidas que estimen pertinentes" para dar solución al problema.

A través de las redes sociales, el ministro de Justicia dijo en la noche de este lunes que la situación estaba siendo monitoreada "minuto a minuto" y pidió desbloquear las vías.

Las declaraciones del ministro se dieron tras una jornada en que los bloqueos aumentaron considerablemente luego de conocerse el resultado de la segunda vuelta de las presidenciales en Brasil, en las que Lula fue elegido nuevo presidente con el 50,9 % de los votos, frente al 49,1 % obtenido por Bolsonaro.

Alimentados por el silencio de Bolsonaro que en las 24 horas siguientes seguía sin pronunciarse sobre los resultados, sumado a los anuncios previos de que podría desconocer los resultados, los bolsonaristas se lanzaron al bloqueo de rutas.

Durante el día de ayer, sin embargo, aislado y presionado por sus antiguos y actuales aliados, el entorno de Bolsonaro tuvo que anunciar que daría un mensaje este martes, que no impugnaría las elecciones, aunque tampoco "felicitaría a Lula". De momento solo reconoció la derrota uno de sus hijos mediante su cuenta de twitter.

Hasta el momento los bloqueos no han aceptado las condiciones del Tribunal Electoral y mantienen los bloqueos. Sin embargo, en muchos puntos los pobladores y trabajadores se empiezan a enfrentar a los empresarios bolsonaristas y el lock out de hecho, para que despejen las rutas. Pero de momento lo hacen por su cuenta. No cuentan con la organización ni el respaldo de las organizaciones sindicales como la CUT y la CTB, dirigidas por el PT y el PCdoB. Como señalan en Esquerda Diario, parte de la Red Internacional La Izquierda Diario en Brasil, "son estas centrales sindicales las que deben organizar la lucha en cada lugar de trabajo, uniendo a los trabajadores con la juventud y los sectores oprimidos para detener estas acciones reaccionarias del bolsonarismo. Esa es la forma, y ​​sin confiar en la justicia ni en alianzas con la derecha, como hace Lula-Alckmin, que vamos a derrotar a la extrema derecha".

Los trabajadores del astillero BrasFELS mostraron cómo hacerlo en Rio Santos al despejar la ruta y echar a los bolsonaristas que la bloqueaban.

Te puede interesar: Un Lula más "al centro" para lograr el resurgimiento de la derecha tradicional


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias