Internacional

CRISIS POLÍTICA Y REPRESIÓN

Bolivia vivió una jornada de fuerte movilización en El Alto contra el golpe de Estado

Este lunes, las movilizaciones en El Alto (periferia de La Paz) se vivieron con miles de personas desde la zona de Senkata, camino a Oruro, y la zona Río Seco. Los vecinos se movilizaron de manera espontánea, resaltando la consigna "Camacho, Mesa, queremos sus cabezas", y convocando a nueva movilizaciones tras organizarse en cabildos improvisados.

Martes 12 de noviembre | 10:22

Foto: Carlos Cornejo corresponsal LID

Las movilizaciones alteñas (en la periferia de La Paz) durante la jornada del lunes tuvieron como protagonistas a miles de personas que repudiaron el golpe de Estado dirigido por la derecha y la policía, y avalado por el Ejército, que se consumó el domingo. Desde la zona de Senkata, camino a Oruro, y desde la zona Río Seco, los vecinos se movilizaron de manera espontánea, resaltando la consigna "Camacho, Mesa, queremos sus cabezas", y convocando a nueva movilizaciones tras organizarse en cabildos improvisados.

Fuente: Redes Sociales Magus Bolivia

Los enfrentamientos contra la policía se prolongaron durante horas desde las 12:00h, con gasificación, persecución y arrestos que fueron denunciados por los vecinos. Tras varias horas que la Policía intentó replegar a las movilizaciones, y sin lograrlo, terminaron abandonaron sus puestos en buses y camionetas. Esto llevó a que en horas de la noche en conferencia de prensa, anunciaron operativos conjuntos entre las fuerzas policiales y las FF.AA.

La furia de los movilizados contra la Policía no solo estaba impulsada por el apoyo de esta institución con el Golpe de Estado, sino que también estaba motivada porque la Policía cortó de su uniforme el símbolo de la Whipala en apoyo al carácter reaccionario del movimiento "contra el fraude" de la clase media, dirigida por los cívicos, la oposición de derecha, racista y golpista. Los movilizados, luego de atravesar los cercos policiales en la Av. 6 de marzo y la Av. Juan Pablo II, canalizaron la consigna "la Whipala se respeta" y fueron contra las oficinas de la Policía que se encontraban kilómetros alrededor de la ceja. Destruyeron e incendiaron el Comando de Policía de El Alto, la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen), la FELCV (Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia), el Organismo Operativo de Tránsito, además de las hacer fogatas con todas los materiales que tenían dentro y prenderle fuego a muñecos disfrazados de policía.

Leé también Golpistas entraron a Palacio y con la biblia en la mano quemaron la whipala

La fuerza de las consignas eran: "Camacho y Mesa, queremos sus cabezas", "El Alto de pie, nunca de rodillas", "Policía traidora", "Ahora si, guerra civil", "la Pollera se respeta".

Cabe recordar que desde el día de ayer los vecinos de todas las zonas de El Alto iniciaron vigilias permanentes, sobre todo en colegios y mercados a razón de amenazas de posibles asaltos. Es por esto que otra consigna central de la movilización fue "esto no es asalto, es marcha de protesta", limitando todo su accionar a destruir las oficinas de la Policía, con esto lograron simpatía de varios sectores vecinales que se sumaron a las movilizaciones pero también sosteniendo las vigilias permanentes. Las declaraciones de los movilizados fue que "la Policía ya no tendrá pie en El Alto, y que la seguridad estará a cargo de los vecinos".

Estos cordones improvisados y fogatas están dispersos en toda la Ciudad, de esquina en esquina. No hay transporte público, y las dos intersecciones principales a las carreteras nacionales están bloqueadas por estos mismos mecanismos. Las empresas tampoco están funcionando, lo cual se nota muy pronto siendo que son zonas con mayor industria de la ciudad. Los mercados, las ferias y negocios de toda la ciudad están cerrados.

Así durante toda la jornada del lunes se marcó por movilizaciones que surgieron tras el ingreso del presidente cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho al Palacio de Gobierno, luego de las confrontaciones y tomas de movilizaciones improvisaron espacios de toma de decisiones. Los Cabildos que alentaron a través de una concentración frente a la UPEA (Universidad Pública de El Alto), y dónde se consensuaron los siguientes puntos resaltados de las mismas consignas de la jornada: "la restitución de la Whipala en el Palacio de gobierno, el cerco a la plaza Murillo, el rechazo de la presidenta nombrada tras el golpe, exigir que Camacho y Mesa se disculpen por denigrar la Whipala, la exigencia de libertad para los detenidos, y la renuncia de la alcaldesa Alteña, Soledad Chapetón". Con muchos matices determinaron que estas demandas del día sean discutidas este martes 12, en la nueva movilización convocada en la UPEA y la Ceja de El Alto.

Cabe además señalar que los medios de prensa no participaron en transmitir ninguno de los enfrentamientos con la Policía, ni la represión de ésta contra los movilizados, lo cual fue denunciado a través de redes sociales.

Leé también Bolivia: ¡abajo la asonada cívica, agroindustrial y policial!







Temas relacionados

Luis Fernando Camacho   /    Carlos Mesa   /    El Alto   /    Bolivia   /    La Paz   /    Evo Morales   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO