Internacional

Bolivia

MOMENTOS DECISIVOS

Bolivia: más de dos meses de lucha estudiantil en Cochabamba

Los estudiantes de la UMSS (Universidad Mayor de San Simón) llevan más de dos meses luchando contra la mediocridad docente promovida por las roscas universitarias en colaboración al gobierno del MAS. El 11 de abril los estudiantes cerraron las puertas de la universidad declarando un paro estudiantil exigiendo la anulación de la Resolución 01/15 que propone la titulación de docentes extraordinarios sin examen de competencia.

Jueves 2 de julio de 2015 | Edición del día

Foto: LID

Lo sucedido en Cochabamba es la manifestación de los problemas estructurales que la Universidad boliviana arrastra como producto de las políticas neoliberales aplicadas en Bolivia desde 1985 e introducidas en el sistema universitario desde 1988, empezando con la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés) y prosiguiendo con las demás universidades bolivianas.

Estas políticas implementaron el cambio de todos los pensum académicos y planes de estudio sometiéndolos al régimen neoliberal, provocando la sustitución de materias que fomentan la crítica y el pensamiento de los estudiantes por aquellas que los vuelve serviles a los intereses de la burguesía.

De esta manera, estos cambios también afectaron las modalidades del financiamiento universitario, introduciendo una tercera fuente nombrada “ingresos propios” y utilizando el pago de “aportes voluntarios”, matriculas, formularios, sellos, exámenes de admisión y muchos otros que contribuyen a la privatización de las universidades bolivianas públicas.

Todas estas transformaciones se verían inestables sin la necesaria participación de las camarillas docentes y estudiantiles. Las cuales creyendo obtener beneficios personales por las políticas que impulsan, solo otorgan herramientas para su propia opresión, la de los trabajadores y el pueblo pobre y el mantenimiento del régimen neoliberal.

Estas camarillas son las que se encargan de mantener el voto ponderado que convierte el voto de un docente en 110 votos de estudiantes, dependiendo la carrera. También ocasionaron la desaparición de la asamblea como máxima autoridad, abriendo camino para que las decisiones tomadas en una reunión de burócratas tengan mayor validez que aquellas tomadas en asambleas con amplia participación de la base estudiantil.

Por su parte, el gobierno del MAS ante el conflicto mantiene una posición discursiva de rechazo a la titularización sin examen, pero una posición real que es manifestada en sus acciones por medio de los procesos judiciales iniciados en medio del conflicto a diferentes estudiantes de base y dirigentes, la intervención policial de las diferentes facultades y muchas otras más que fomentan el mantenimiento de las roscas con las que se mimetizan. Sin embargo, como vimos, este último punto solo es un reflejo pálido de los problemas estructurales que tiene la universidad. Se plantean con el discurso de respeto a la autonomía universitaria, pero se preparan los mecanismos legales del Estado para intervenir la UMSS con resoluciones de instancias judiciales y policiales al servicio del MAS.

Los estudiantes somos las víctimas de esta desastrosa situación, el maniqueísmo con que las roscas buscan introducir como “verdad científica” los dogmas neoliberales, la ausencia de un pensamiento crítico alternativo y la mediocridad generalizada de los docentes rosqueros ya no puede ser callada, por lo cual los universitarios y el pueblo en general nos manifestamos a través de las movilizaciones.

Como en la ciudad de La Paz que con amplia participación de las bases estudiantiles, centros de estudiantes, centros facultativos y diferentes organizaciones, se realizó una concentración el día jueves 25 de junio que se mostró respaldada también por compañeros trabajadores como ser el dirigente sindical Víctor Plata, del sindicato de conserjes que en el mitin convocado al terminar la marcha, manifestó el apoyo de los trabajadores a la causa estudiantil y la necesidad de la transformación del sistema universitario para que sirva a los intereses del pueblo pobre y los trabajadores.

Del mismo modo, en otros departamentos de Bolivia se realizan movilizaciones de estudiantes contando con el decidido apoyo de sectores populares de obreros, campesinos, gremiales, magisterio que como el compañero Víctor, han entendido la profundidad de la crisis universitaria y se adhieren a las reivindicaciones estudiantiles exigiendo conjuntamente el examen de competencia, examen de oposición, el voto igualitario, la desarticulación de las roscas y una revisión de la currícula de las carreras vigentes, adecuándolas a las necesidades sociales del país bajo un pensamiento crítico.

(*) La autora es estudiante de Antropología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de la ciudad de La Paz, Bolivia.







Temas relacionados

Cochabamba   /    Elecciones en Bolivia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO