Deportes

TRIBUNA ABIERTA

Boca luego de las elecciones: balance y tareas

Publicamos declaración de la agrupación "Boca es Pueblo" sobre las elecciones en el club de la Ribera en las que fue reelecto Daniel Angelici el pasado 6 de diciembre.

Miércoles 16 de diciembre de 2015 | Edición del día

Foto: cuenta de Facebook de Boca es Pueblo

Luego de la jornada electoral y con los números finales confirmados ofrecemos algunas reflexiones:

En primer término, es preciso marcar que el comicio presentó algunas anormalidades. Se desarrolló en el marco de denuncias de la oposición en la IGJ respecto de la existencia de más de cuatro mil carnets en condiciones irregulares (fecha de ingreso en la que la inscripción de socios estaba cerrada, fallecidos o con más de 100 años de vida, cientos de carnets con el mismo domicilio, ausencia de DNI o dirección, entre otras), y durante el escrutinio debieron impugnarse tres urnas por presentar mayor cantidad de votos que de votantes. En este contexto, Angelici se alzó con el 43,8%, equivalente a 11421 votos; sacándole 3358 votos a Ameal, que se ubicó segundo con el 30,9% (8063 votos), mientras Beraldi terminó tercero con el 25,1% (6549 votos). Como se ve, los votos sospechados son mayores que la diferencia entre el primero y el segundo.

Si a esto se agrega que para presentar una lista se exigen avales económicos millonarios; que el ganador cuenta con los dos tercios de la asamblea de representantes, en una distribución de bancas absolutamente desproporcional; y el hecho de que los hinchas de Boca somos como mínimo (siendo lo más imparciales que podemos) 17 millones de personas y al presidente lo pueden votar 68mil socios y socias (condición a la que no es posible acceder) es claro que este proceso electoral es rotundamente antidemocrático: 16.932.000 personas no pueden elegir su presidente. Con todo, la legitimidad del presidente electo con 11mil votos es al menos cuestionable.

Así las cosas, pasando de los números fríos a una primer lectura de los mismos, consideramos que Beraldi cumplió con su tarea y logró dividir los votos anti Angelici, que suman el 56% si los agregamos a los obtenidos por Ameal, suficientes para alcanzar el primer lugar. Este último, por su parte, no ha logrado con su discurso progresista revertir la pésima imagen que dejó tras su gestión antipopular cuando fue presidente y quedó lejos de disputar la presidencia. Ambos candidatos se han mostrado incapaces de capitalizar el descontento producto de la gestión más anti Boca de la historia de nuestro club.

Consideramos que el triunfo de Angelici no obedece tan sólo a las irregularidades, no desconocemos que entre sus 11mil votos existen personas que lo han votado por propia voluntad, por eso, es tarea de todos y todas fortalecer y desarrollar la organización de los hinchas para hacer llegar los debates sobre La Bombonera, los colores, la venta de entradas y el barrio de La Boca, al conjunto de los hinchas que aún no comprenden lo que se juega políticamente detrás de cada candidato.

Si los empresarios tienen intereses opuestos a los del pueblo, difícilmente gobiernen en nuestro favor. Nos parece que el único camino posible es la organización de los y las hinchas en forma independiente de los empresarios, tanto política como económicamente. Debemos ser nosotros y nosotras, hinchas de Boca pertenecientes al pueblo trabajador, quienes gobernemos el club, por eso, llamamos a los militantes de las fuerzas opositoras a que se cuestionen su lugar en esta historia y comprendan la necesidad de no empoderar empresarios sino de empoderarse a sí mismos como colectivo y construir -con Boca Es Pueblo o por su cuenta- espacios independientes, horizontales y democráticos.

En el estado actual, la elección de Boca muestra que la mayoría de los hinchas no tiene voz (11mil votos determinan un presidente), que decide un sector reducido, heterogéneo y complejo que al día de la fecha se evidencia fuertemente despolitizado. Por eso hay mucho por hacer a lo largo y lo ancho del país, cada hincha de Boca debe volverse un militante de esta causa que no es de Boca Es Pueblo, sino de 17millones de hinchas. Los activistas deben militar, los simpatizantes deben activar, nadie que quiera a Boca tiene derecho a desentenderse del momento que atravesamos. Tenemos el honor y la responsabilidad de ser contemporáneos de la lucha histórica por salvar a Boca y recuperar el club para siempre: seamos dignos de esta tarea.

BOCA ES PUEBLO
El presente es de lucha, el futuro es nuestro…







Temas relacionados

Agrupación Boca es Pueblo   /    Daniel Angelici   /    Boca Juniors   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO