Economía

FUGA DE CAPITALES

Blanqueadores seriales: empresarios evasores reclaman más flexibilización laboral

Se conocieron nuevas identidades de quienes se acogieron al pasado blanqueo de capitales, entre ellos Alfredo Coto, quien exige menor gradualismo en el ajuste del Gobierno.

Victoria Sánchez

@VickytaTw

Martes 12 de diciembre de 2017 | Edición del día

El periodista Horacio Verbitsky, publicó este domingo una nota en la que amplía la denuncia hecha en agosto pasado, en la cual dio a conocer algunos de los nombres de quienes se sumaron al blanqueo de capitales del año pasado. La aparición de Gianfranco Macri, hermano del presidente, hizo a Mauricio enfurecer y abrir una investigación en la AFIP, la cual incluyó la salida de Jorge Linskens, subdirector General de Sistemas y Telecomunicaciones. Actualmente Linskens junto a siete funcionarios más de la AFIP son investigados por “violación de secreto fiscal y defraudación”, el juez a cargo es Canicoba Corral.

Los nuevos nombres que aparecen en la lista prometen como una bola de nieve, convertirse en un gran problema y dañar la imagen del presidente y su gabinete, justo en el momento en que pretende aprobar un paquete de reformas que tienen como fin empeorar las condiciones de vida de los trabajadores, jóvenes y jubilados.

Coto, yo te conozco

Uno de los empresarios que apareció es Alfredo Coto, dueño de la cadena de supermercados que lleva su nombre. El emprendedor nacional es uno de los mayores beneficiarios de la amnistía fiscal. Gracias a la ley impulsada por Cambiemos y votada por la mayoría de la “oposición” blanqueó nada menos que $ 7.000 millones, cuando sus ventas proyectadas para este año son de 60.000 millones según sus propias declaraciones.

Alfredo Coto, si bien se ha sumado a las voces patronales en apoyo a las reformas impulsadas por el Gobierno, exigió en relación a las reformas laborales "ponerle un poco menos de gradualismo para que vengan inversiones de afuera". Consultado por la reforma tributaria señalo "pensé que en el marco de los cambios iban a poner menos impuestos a las ganancias a las empresas que reinvierten. En este caso hubiera preferido una política de shock para atraer desembolsos".

El empresario, que actualmente se encuentra imputado junto con su hijo por un arsenal de armas encontradas en una sucursal del porteño barrio de Caballito, en agosto del año pasado, recibiría un jugoso y nuevo premio de aprobarse la reducción de contribuciones patronales.

Según estimaciones propias, empresas del rubro como La Anónima, ligada al secretario de Comercio, Miguel Braun, así como al Jefe de Gabinete Marcos Peña; Carrefour y Coto, verían reducidas las cargas que pagan actualmente un 50 % hacia el año 2022. Este fenomenal regalo se haría a costa de vaciar las arcas de la ANSES, perjudicando los fondos actuales con los que se abonan las jubilaciones y pensiones, y prepara el terreno para una privatización del sistema jubilatorio.

Pasión por la tecnología, y la evasión

Otra de los mayores evasoras es Paolo Rocca, CEO del Grupo Techint, el mismo aparece relacionado por su prima Marcela Rocca, encargada de tareas de beneficencia. Según la nómina de quienes se acogieron al blanqueo de capitales, blanqueó $ 6900 millones.

El CEO de la trasnacional Italo-Argentina con sedes centrales en Milán y Luxemburgo (conocida guarida fiscal) viene exigiendo desde el Coloquio de IDEA de este año una reforma laboral que “adecue” las relaciones entre trabajadores y empresarios al actual esquema de producción mundial. A lo que agregó que "Hay que darle a las empresas la posibilidad de crecer, pero también de reducirse cuando es necesario porque si no estamos con una rigidez que perjudica". Techint, no solo se benefició a través de Marcela Rocca, sino que también Daniel Agustín Novegil, presidente de Ternium, se encarga de los aceros planos que produce Techint para el mercado interno, blanqueó $ 557 millones.

Viejos conocidos

Otros de los nombres que trascendieron fueron Javier Madanes Quintanilla y Miguel Madanes, empresarios del neumático y el aluminio. Blanquearon $ 1279 millones, $867 el primero y $ 412 el segundo. María Bulgheroni de Luque, hermana de Alejandro y tía de Marcos Bulgheroni Director ejecutivo de Pan American Energy, blanqueó $ 185 millones. Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía y amigo de Mauricio Macri, blanqueó bienes por $ 770 millones. Son los principales nombres que se conocieron el domingo pasado tras la denuncia de Horacio Verbitsky.

Según los datos informados por el Banco Central, la fuga de capitales desde enero hasta octubre de 2017 fue de más de U$S 43.000 millones. Esto quiere decir que hasta ahora se fugó del país una cifra equivalente al 7 % del PBI proyectado para este año según el Presupuesto del 2018 presentado por el Gobierno. Según la organización Tax Justice Network (TJN), Argentina ocupa el quinto lugar en el mundo por evasión en términos absolutos, detrás de Estados Unidos, China, India y Japón. Tan solo en el 2016 el fisco dejó de recaudar aproximadamente U$S 21.400.

Como mostraron las distintas filtraciones, como los Panama Papers y la reciente Paradise Paper, son los ricos y poderosos los que día a día evaden al fisco y así evitan pagar millones de pesos. Mientras que los trabajadores y mayorías populares no pueden esconderse y están obligadas a dejar gran parte de sus magros ingresos en impuestos regresivos como el IVA, los empresarios y políticos no solo que esconden su dinero, sino que luego son premiados por los blanqueos de capitales. Cada nueva filtración da cuenta de que a ambos lados de “la grieta” los políticos y empresarios aprovechan cuanta oportunidad tienen para evadir y fugar dinero.

Te puede interesar: Argentina “offshore”: los CEO van al paraíso







Temas relacionados

Paradise Papers   /    Paraíso fiscal   /    Panamá   /    Evasión   /    Fuga de capitales   /    Paraíso   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO