×
Red Internacional

El ministro de Kicillof y apóstol de la mano dura volvió a hacer declaraciones de derecha, aprovechando el debate en el Congreso y un terrible caso de violencia a manos de un joven de 15 años. Sigue siendo funcionario del gobierno “popular”.

Jueves 10 de diciembre de 2020 | 15:00

Sergio Berni, ministro de Seguridad de Axel Kicillof, hizo declaraciones en el canal TN donde juntó caprichosamente dos temas de la agenda pública: la legalización del aborto y la llamada “inseguridad”.

Berni pidió que se impulse (por enésima vez) el debate sobre la baja de la edad de imputabilidad, tal como salieron a reclamar públicamente diversos exponentes de Juntos por el Cambio, como Patricia Bullrich, tras el crimen de un ciclista armenio en el barrio de Retiro a manos, presuntamente, de un joven de 15 años.

Leé también Dos gotas de agua: Berni se sumó a Bullrich y pidió bajar la edad de imputabilidad

Pero Berni se metió en el debate con una frase que demuestra mucho más que su posición sobre la baja de edad de imputabilidad. “Si estamos en una sociedad que está discutiendo la interrupción o no de un embarazo, mal podríamos hacernos los distraídos y no discutir la edad de imputabilidad”.

Leé también Berni mintió sobre Facundo Castro en Podemos Hablar y estallaron las redes

En “superministro” bonaerense del Frente de Todos reiteró que su Gobierno debe abrir la discusión sobre en qué momento de la adolescencia alguien puede ser detenido, juzgado y condenado penalmente. Aunque, fiel a su demagogia, aclaró que bajar la edad de imputabilidad a los 15 años “no solucionará el problema” de la llamada “inseguridad”.

Para justificar su postura, Berni dijo que “hay que animarse a discutir la ley” de imputabilidad de menores “porque la sociedad cambió, hace cuarenta años se daba el registro cuando uno tenía 21 años y ahora se lo dan cuando tiene 16. Eso quiere decir que hay una evolución que tiene que ser en todos los ámbitos de la vida”. Y terminó afirmando que “desde el punto de vista científico un chico de 14 años comprende lo que está haciendo”. Bien cuadrado.

Pero saliendo del tema, se metió en otro al que no fue llamado. “He leído con mucha concentración las palabras del papa Francisco y la verdad es que estoy poniendo en duda qué haría si tuviera que votar”, dijo en relación a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Leé también Aborto: ¿la Iglesia promotora de genocidios defiende los “derechos humanos”?

“Si fuera diputado, hoy no estoy convencido de votarlo”, afirmó demostrando un giro en sus declaraciones respecto a otros momentos. La demagogia punitivista y prorreligiosa no es algo nuevo en Berni, aunque sus aspiraciones electorales, buscando ganar cada vez más terreno en los sectores reaccionarios, claramente avanza cada día un poco más.

Vale recordar que, pese a los discursos de ocasión del gobernador Kicillof o de algunas de sus funcionarias de las políticas de género, Berni sigue siendo el ministro estrella de la Gobernación y manejando los resortes de la Policía Bonaerense, cumpliendo el más nefasto rol de encubridor de esa fuerza represiva respecto a los más diversos crímenes que ejecuta día a día en el territorio provincial.

Leé también Campaña por la libertad de Daniel, apodado por Berni "Cara de cannabis"




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias