×
×
Red Internacional

Basta de privilegios.Berisso: el primer proyecto de la izquierda en el Concejo será que los funcionarios cobren como trabajadores

Lo presentaría Federico Surila del Frente de Izquierda Unidad, quien está a pocos votos de acceder a una banca. El proyecto contempla que ningún trabajador o trabajadora cobre menos de lo que cuesta la canasta familiar.

Martes 26 de octubre | 15:28

"Desde el FIT- Unidad nos comprometemos a que este sea el primer proyecto que presentemos en caso de acceder al concejo deliberante de nuestra ciudad” publicó el candidato por el Frente de Izquierda Unidad Federico Surila, quien luego de las PASO se encuentra a solo mil votos de lograr un hecho histórico: que en el “kilómetro 0 del peronismo" por primera vez la izquierda ingrese en el Concejo Deliberante.

Mientras la inmensa mayoría de las y los trabajadores pelean cada día para subsistir, cuando el 40% de las familias del país está bajo la línea de pobreza (aún cuando muchos trabajan todos los días) y las y los jubilados cobran por debajo de la línea de indigencia, los funcionarios políticos de los tres poderes del Estado cobran dietas exorbitantes.

A esto se refirió Surila cuando sostuvo que en Berisso “los trabajadores municipales se encuentran luchando por recomponer sus salarios que han sido destrozados por la inflación y el ajuste de este gobierno” mientras “el intendente Cagliardi se niega a hacer pública la planta política del municipio, ya que de esta manera debería mostrar la excesiva cantidad de jerárquicos y sus generosos sueldos, que triplican y hasta cuadriplican el salario de un trabajador municipal, ni que hablar el de un trabajador precarizado en cooperativas.”

El proyecto para equiparar los ingresos es una forma de denunciar que diputados, senadores, jueces y demás funcionarios y funcionarias del estado son un grupo especial de personas que tienen privilegios a cambio de legislar, gestionar o sancionar en favor la clase empresaria y financiera que representan.

A su vez, se trata de un proyecto llevado a la práctica por el Frente de Izquierda desde su fundación, cuyos candidatos que han accedido a una banca efectivamente cobraron lo mismo que un docente o una enfermera, y el resto de sus dietas lo aportan a diversas causas sociales. Sus bancas son puestas al servicio de todas las acciones de lucha del pueblo trabajador-ocupado y desocupado- frente al ataque de este gobierno y los anteriores, y de los empresarios siempre con el aval de la burocracia sindical.

Históricamente no es nada nuevo, sino que se trata de recuperar las mejores tradiciones de los socialistas revolucionarios del mundo, planteando también la posibilidad de revocar funcionarios por parte de los electores y la eliminación de todos los privilegios de la función política; Poner fin a los privilegios de jueces, como la inmovilidad en sus cargos y las exenciones impositivas; Cesar en sus cargos a los jueces que juraron por el estatuto de la dictadura; y que todos los jueces sean elegidos por el voto popular.

Como sintetiza el posteo de Surila “Queremos terminar con los privilegios de la casta política que vive completamente alejada de la realidad del pueblo!”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias