×
×
Red Internacional

Están ubicados en la proximidad de la reserva de biósfera del Parque Pereyra Iraola. A pesar de las movilizaciones y denuncias por la contaminación y las enfermedades que provocan, el municipio no brinda respuestas.

Escuchá esta nota
Viernes 2 de septiembre | 21:08

Los basurales a cielo abierto son una problemática creciente en El Pato, localidad del distrito de Berazategui, lindante con la reserva de biósfera Pereyra Iraola. Consultada por La Izquierda Diario, una vecina declara que "al municipio no le importa nada, El Pato es una zona completamente olvidada". Tal es así que muchas de sus calles no están asfaltadas y por ende las vecinas y vecinos carecen de servicio de recolección. La basura se acumula y estos no saben dónde descartarla. Mientras tanto el municipio continúa cobrándoles el impuesto al alumbrado, barrido y limpieza, servicios que no garantiza.

Hartos de esta situación, un grupo de vecinxs inició una serie de reclamos a las autoridades por un mega basural ilegal que funciona en un predio privado ubicado entre las calles 517 y 600, a 300 metros de la delegación municipal, en el cual se ven a menudo camiones descargando residuos cuya procedencia se desconoce.

"Este basural se formó hace siete años aproximadamente. Lo cerraron hace cuatro años cuando vinieron los medios, pero hace un año lo volvieron a abrir. El por qué calculo que está relacionado con negociados, donde quienes tiran la basura le pagan al dueño del lugar". El propietario sería Juan Diego Molina según averiguaron de las vecinas.

"Este basurero nos afecta en la napas que se contaminan por los líquidos lixiviados que libera la basura y nosotros tenemos agua de pozo. Hay mayor cantidad de roedores, moscas, y en verano hay mal olor" señalan.

Esas mismas napas de agua de la cual se abastecen los vecinos de la zona provienen de los acuíferos Pampeano y Puelche, los cuales se generan y recargan en la zona núcleo del Parque Pereyra Iraola y es la única fuente posible de agua con la que los vecinos cuentan. El parque que fue declarado Reserva de Biósfera por la UNESCO y que se encuentra en estado lamentable de descuido y desregulación por responsabilidad de la gobernación provincial. Esta situación es permanentemente denunciada por sus guardaparques.

El 12 de agosto los vecinos se manifestaron en la delegación municipal, ya que después de agotar todas las instancias administrativas y judiciales, no obtuvieron ninguna respuesta. Desde el municipio se planteó que por tratarse de un predio privado sólo podían intimar al dueño. En el lugar los atendieron el secretario de Cercos y Aceras Juan Pablo Cristaldo, y la delegada municipal Irma Bauche, quienes volvieron a dar una respuesta similar, de intimar a Molina para que en diez días realice una limpieza completa del lugar. No conformes con esa respuesta, las vecinas y vecinos ese mismo día se dirigieron a la municipalidad a llevar su reclamo esperando que los atienda el intendente, pero en su lugar volvió a aparecer Cristaldo con la misma respuesta. Al día de hoy esa limpieza no ocurrió y el basural sigue en el mismo lugar.

Basurales y agua contaminada: un problema de nunca acabar

No es la primera vez que se organizan para reclamar por las indignas condiciones en las que tienen que vivir. "Los vecinos autoconvocados de El Pato venimos organizándonos por diversos reclamos medioambientales y de residuos desde hace más de trece años, cuando se frenó una lombricera y un basural enorme de 30 hectáreas de basura. Fueron trece años tocando puertas y exigiendo respuestas para que hoy no tengamos un mega basural en El Pato, donde reiteramos su importancia como área protegida y pegado al parque Pereyra que es el área protegida con más biodiversidad y riqueza de fauna y flora de toda la provincia de Buenos Aires, además del bosque con rasgos amazónicos más austral del mundo" declaró Fernando, vecino del barrio e integrante de la Asamblea de la Reserva de Biósfera Pereyra Iraola.

Fernando también señala como responsables al intendente Juan José Mussi y al gobierno provincial: "No sólo son responsables de este basurero ilegal sino también de otros basureros ilegales en la zona de El Pato, del estado lamentable de las calles de El Pato por acumulación de residuos y por la falta de limpieza de sus calles, además del nulo manejo de residuos y contenedores para la correcta recolección y posterior tratamiento de los mismos en el CEAMSE (lo que corresponde por ley). A todo esto se suma la violación de las normas internacionales, las cuales dicen claramente que no puede haber acumulación de residuos a menos de 8 km de una comunidad y el no cumplimiento del plan de residuos GIRSU, adeudado por ley desde el año 2010 y exigido por la justicia desde el año 2012".

También denuncia que "en el año 2012, el municipio de Berazategui hizo 28 perforaciones para sacar agua perteneciente a El Pato para abastecer a la ciudad de Berazategui dejando a gran parte de los vecinos sin suministro de agua de pozo. Lo que corresponde, dado el calibre de esa ciudad, es que sea conectada a la red de AYSA (Aguas Argentinas). Durante esas perforaciones, que fueron hechas sin ningún estudio de impacto ambiental, el Taller de control de potabilización de aguas de la Facultad de Ciencias Exactas de La Universidad de La Plata, realizó estudios para determinar la calidad del suministro en noviembre de ese mismo año. Dieron como resultado que el agua se encuentra con contaminación microbiológica de bacterias extremadamente peligrosas como la Escherichia Colli y la Pseudomona Aeruginosa, lo que ocurre por presencia de materia fecal cerca de los pozos de agua. Estas bacterias pueden producir desde malestar estomacal y diarreas, hasta la muerte por intoxicación. A todo esto se suma la contaminación de nitritos en el agua, lo cual puede producir la enfermedad del "Bebé Azul", la cual dificulta la transferencia de oxígeno a las células del cuerpo y aumenta el riesgo de contraer cáncer. Como conclusión de este estudio se determinó que el agua no es potable, ni apta para higiene ni uso doméstico".

Te puede interesar: Mussi despide a más de 140 familias y lanza tarifazos en año nuevo

Cabe recordar que el intendente peronista decidió despedir a 140 trabajadores municipales en vísperas de año nuevo. Ante el ataque sufrido los trabajadores de la recolección realizaron una huelga y un acampe que duró diez días, como medida de lucha por la reincorporación y el pase a planta permanente de todos los despedidos. Este conflicto dio a conocer una costumbre que tiene el intendente de precarizar trabajadores, quiénes en muchos casos tienen más de diez o veinte años de antigüedad, pero que trabajan bajo la modalidad de contratos temporarios.

En las redes sociales se expresaba la bronca y el repudio de lxs vecinxs de muchísimos barrios del distrito por el accionar del intendente para con lxs trabajadores, a quiénes decidió quitarles la posibilidad de festejar la llegada del año nuevo junto a sus familias, mientras a su vez veían la basura acumularse en las calles y en las casas en pleno verano con el riesgo sanitario que ello implica.

Para echar más leña al fuego durante dicho conflicto, en un intento por quebrar la huelga de los recolectores, Mussi utilizó a sectores del Movimiento Evita para que levantaran la basura de todo el distrito, utilizando camiones no autorizados por el CEAMSE, para descartarla en la localidad de El Pato. Se crearon así dos basurales más, uno ubicado dentro del Mini Parque Industrial ubicado en Barrio Once, y otro en un descampado ubicado al finalizar la Avenida Buenos Aires, en el límite con Florencio Varela. Todo este nefasto y repudiable accionar del intendente fue con el consentimiento del gobernador Kicillof y en el marco de las medidas de ajuste que el gobierno del Frente de Todos viene implementando a nivel nacional de la mano del FMI. Frente a estos hechos los vecinos de El Pato realizaron un corte de ruta y se mantienen organizados, reuniéndose en asamblea y denunciando a los medios para visibilizar este grave problema.

Te puede interesar: Vecinos de El Pato protestaron contra los basurales a cielo abierto de Mussi

A continuación reproducimos el pliego de reclamos de lxs vecinxs:
Ante esta situación, los vecinos autoconvocados de El Pato exigimos de manera urgente:
* Provisión de agua potable gratuita a todos los vecinos en riesgo.
* realización de análisis de agua en todos los pozos de El Pato.
* saneamiento microbiológico y Físico-Químico y seguimiento de los pozos contaminados y el arroyo Pereyra.
* Correcto tratamiento de residuos y zonas de acumulación de los mismos a más de 8 km de la zona y que no contaminen las napas subterráneas.
* Clausura de todos los predios públicos y privados, donde se genere y almacene basura.
* Contenedores de residuos correctamente habilitados para la localidad, sin acumulación ni colapso de sus capacidades.
* Clausura de todos los pozos hechos para abastecimiento de la ciudad de Berazategui en la zona y cerca de la misma.
* exigimos el correcto cumplimiento del plan GIRSU, adeudado por ley desde el año 2010 y exigido por la justicia desde el año 2012.

Está más que claro que a Mussi no le interesa que lxs vecinxs de Berazategui gocen del derecho a un ambiente sano. Tampoco le interesa garantizar los plenos derechos laborales de sus trabajadores. Lo único que prioriza el intendente son los negocios inmobiliarios, como los barrios privados que está construyendo en la costa de Hudson, destruyendo los humedales, contribuyendo a agudizar la crisis climática y a empeorar las condiciones en las que viven lxs vecinxs de los barrios aledaños.

Por eso, quienes somos parte de la agrupación ambientalista y anticapitalista Alerta Roja apoyamos la organización de las vecinas y vecinos, e invitamos a sumarse a las asambleas abiertas que estamos impulsando desde PTS en el Frente de Izquierda Unidad junto otros sectores de trabajadores, estudiantes y organizaciones ambientalistas para enfrentar unidos el ajuste y la crisis climática.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias