×
×
Red Internacional

En los medios.Belocopitt dice que las prepagas merecen un “premio al esfuerzo” aunque aumentaron un 60 %

Esa es la suba del costo promedio en salud, en 18 meses. ¿Por qué no abren los libros de contabilidad los empresarios de la medicina privada, para demostrar con números el supuesto desfinanciamiento del sector?

Jueves 17 de junio | 12:03

El empresario multimillonario de la medicina privada, Claudio Belocopitt, estuvo este miércoles en el programa de TN, A dos Voces. Allí fue entrevistado por los periodistas Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, sobre la decisión de la Unión Argentina de Salud (UAS), entidad de la que es presidente, de ir a la Justicia por el freno a la suba de las cuotas de las prepagas.

“El sistema privado, la realidad es que tendría que haber recibido un premio al esfuerzo, hizo un trabajo gigante”, señaló entre otras declaraciones para mostrarse como víctima del Gobierno.

Después de haber aumentado alrededor de un 60 % las cuotas de las prepagas en 18 meses, los empresarios que lucran con la salud en plena pandemia, quieren más: exigen que se les habilite un nuevo aumento del 10 %.

Te puede interesar: Pandemia.Quieren más: las prepagas presentaron una cautelar para aumentar un 10 %

Belocopitt es dueño, entre otras empresas, de Swiss Medical. También tiene negocios en varios medios de comunicación y fue denunciado durante el macrismo por tener millones de dólares sin declarar en paraísos fiscales. Su nombre apareció en los Panama Papers.

Recientemente, la UAS brindó una conferencia de prensa para denunciar la situación en la que se encuentra el sistema privado de salud en la Argentina, supuestamente desfinanciado por culpa del Gobierno que no les permite subir más el costo de la medicina prepaga.

Su relato fue apuntalado por los periodistas, que arrancaron la entrevista con la pregunta “¿nos vamos a quedar sin prepagas?”, ante la supuesta intención de “atacar” este sector de negocios y “estatizar” el sistema de salud privado. La preocupación surge luego de las declaraciones tribuneras de Cristina Fernández de Kirchner, este lunes, en un acto junto a Axel Kicillof desde La Plata, en el que volvió a hacer mención a la necesidad de centralizar el sistema de salud público y privado.

Te puede interesar: Acto en La Plata.Cristina y Kicillof, tribuneros: ni centralización del sistema de salud, ni desmanicomialización

“Venimos planteando al Gobierno un problema de financiamiento del sector, un incumplimiento de la ley, porque hay una ley de medicina prepaga que establece una fórmula de cálculo y que eso estaba originando infinidad de problemas. Ahora, en la medida de no acordar, de que este diálogo no llegaba a ningún lugar, que todo el tiempo era el mes siguiente, el mes siguiente, y la brecha se iba haciendo cada vez más grande, no nos quedó otra alternativa que empezar a mirar qué pasa, estaban los rumores que daban vueltas sobre los cambios del sistema, que justo coincidieron obviamente con el acto del lunes”, señaló Belocopitt. La decisión de la UAS no fue más que una nueva apretada de los empresarios de la medicina privada, para que el Gobierno les habilite la posibilidad de amasar más ganancias.

La principal preocupación de Belocopitt es que el Gobierno estaría intentando “estatizar” el sistema de salud privado, rumor que se habría reavivado tras el acto del lunes en La Plata.

La primera vez que Cristina mencionó la necesidad de “centralizar el sistema público y privado de salud” fue en otro acto en la misma ciudad, en diciembre de 2020. El exministro de Salud, Ginés González García, hizo un planteo similar a poco de comenzada la pandemia. Sin embargo, aunque la urgencia sanitaria lo impone, este plan jamás pasó el estadio de declaraciones tribuneras. Ante la oposición de los principales empresarios de la medicina privada, encabezados por el propio Belocopitt, el oficialismo retrocedió en chancletas, como ha hecho con otras iniciativas que amenazan con "tocar" aunque sutilmente las ganancias empresarias.

Te puede interesar: Salud.Apriete patronal: Belocopitt y las prepagas irán a la Justicia por el congelamiento de cuotas

Este lunes, la vicepresidenta hizo alusión a sus palabras en ese acto anterior sobre la centralización del sistema de salud y dijo que generaron mucho revuelo. Ella misma destacó que esa centralización que tanto rechazo generó de parte de los privados, de los medios de comunicación hegemónicos y de sus opositores, se terminó dando en los hechos. Dijo que actualmente, los privados ya no saben qué hacer con los pacientes y van al público. Deslizó así que esa centralización se terminó imponiendo de manera totalmente caótica e improvisada. Sin embargo, lo que sucede hoy no es ninguna centralización: son los privados como Belocopitt preservando sus negocios y sacando provecho del Estado.

“Cristina fue despectiva”, le lanzó Bonelli al empresario en el estudio, este miércoles. “Está mal informada”, respondió Belocopitt y reivindicó el “enorme esfuerzo” del sector privado en la pandemia, meritorio según él, de un premio. “También lo hizo el sistema público, lo que pasa que el público atiende el 30 % de la población y el privado el 70 %. El esfuerzo ha sido gigante y los resultados han sido muy importantes. Entonces estuvo más que a la altura de las circunstancias”, indicó.

Te puede interesar: ¿Hay que centralizar los sistemas de salud? El modelo que fue ejemplo y olvidó la OMS

Con respecto a las supuestas intenciones del Gobierno del Frente de Todos de atacar a su sector, Belocopitt recordó las palabras del presidente, a comienzos de año, quien intentó tranquilizarlo respecto del respeto a su propiedad privada. “El 31 de diciembre se puso un decreto de aumento (de las prepagas) a las 8 de la mañana. Ese decreto se suspendió a las 12 del mediodía. Se generó un gran revuelo y surgió este tema de la estatización en ese momento. Fui invitado a la casa de Gobierno, tuve una reunión con el presidente y dijo que ‘esto está descartado por completo, no existe’”. Ante los rumores que volvieron a sentirse después de las palabras de Cristina, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, también negó que el Gobierno quisiera avanzar en estatizar el sistema privado.

Belocopitt exige que el Gobierno convoque al sector, tal como hizo en el Congreso con los laboratorios.

Según el empresario, el Gobierno no les deja subir el costo de las prepagas, porque está intentando generar una situación de desfinanciamiento e incapacidad de respuesta del sector, para lograr decir que amerita una intervención y su estatización. “De derecho, vos llevás una ley al Congreso, la votás, la discutís a la luz de la gente y es un derecho que tenés, es la mayoría y lo llevás adelante. Pero de hecho, lo hacés desfinanciando el sistema, porque si el sistema se desfinancia, si no tiene capacidad de dar respuesta, si tiene dificultades, vos después venís y decís como esto se trata de salud pública en definitiva, porque la salud aunque esté a cargo del Estado o de los privados es pública, decís bueno, no se está a la altura de las circunstancias, evidentemente esta gente no puede manejar el sistema, el sistema necesita una intervención”.

Pero, ¿cuáles son las dificultades y dónde está el desfinanciamiento del sistema de salud privado? Solo durante el año 2019 la medicina prepaga tuvo subas autorizadas que alcanzaron el 60,7 %, con ocho incrementos. En el año 2020 un solo aumento del 10 % que se aplicó en diciembre. Y en lo que va del 2021 el presidente Alberto Fernández autorizó dos aumentos: 4,5 % en abril y 5,5 % en mayo.

El mismo Belocopitt señaló lo mucho que subió el costo promedio en salud entre la clase trabajadora: “Los señores, los camarógrafos que están acá tienen una obra social. A ellos el costo de salud en los últimos 18 meses les aumentó el 60 %, al dueño de este canal le aumentó el 25 %. Hay algo que no camina. A un peón del campo su costo de salud promedio en los últimos 18 meses, también le aumentó alrededor del 60 %, y al dueño del campo, el 25 %. ¿A vos te parece que eso puede ser sustentable?”. Es totalmente cínico: habla como si no fuera él el principal impulsor de esos mismos aumentos que van a sus bolsillos y saquean particularmente el de los trabajadores y las trabajadoras.

Por otra parte, ya que tanto menciona la necesidad de discutir estos aumentos de cara “a la gente”, ¿por qué no abren los libros de contabilidad estos empresarios, para demostrar con números el supuesto desfinanciamiento y riesgo de quiebra del sector?

Según el ranking Forbes que mide la fortuna de los más ricos del mundo, Belocopitt posee un patrimonio valuado en más de 1.000 millones de dólares. No sólo posee el 76 % de las acciones de Swiss Medical Group, la segunda empresa de medicina prepaga más grande del país (con más de 12.000 empleados, un millón de clientes y que ya en 2018 proyectaba ganancias por más de 50.000 millones de pesos).

Solo la izquierda propone una verdadera centralización del sistema de salud

Como se ha visto en la crisis de las vacunas contra el covid-19, a escala mundial, es criminal que los recursos para atender la salud de la población estén privatizadas.

El negocio de la medicina, uno de los más rentables, continuó usando la misma lógica durante la pandemia, la búsqueda de ganancias. Los capitalistas no persiguen otra cosa que sus intereses financieros, incluso ante una pandemia donde solo en Argentina se cobró la vida de más de 86.000 personas.

La propuesta del Frente de Izquierda Unidad, es muy distinta a la que realiza la vicepresidenta de la nación.

Nicolás del Caño y Myriam Bregman, junto al FIT unidad plantean unificar todos los recursos del sistema sanitario público y privado para una planificación centralizada a disposición de la pandemia. Entre las propuestas, que por supuesto cuestionan los negocios de empresarios de clínicas y laboratorios, plantean centralizar todas las áreas del sistema sanitario existente para afrontar la pandemia. Subrayan que sean trabajadores y especialistas quienes estén a cargo de llevar adelante la planificación de la centralización de salud.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias