×
×
Red Internacional

Remarcación de precios. Batalla perdida contra la inflación: el Gobierno pidió “responsabilidad” a los supermercadistas

El ministro de Desarrollo Productivo mantuvo un encuentro con representantes de cadenas de supermercados para evaluar las recientes subas de precios y por el abastecimiento en las góndolas. Las grandes empresas concentran alrededor del 80% de las ventas minoristas, pero no se anunciaron medidas concretas para atacar el aumento de precios.

Martes 12 de julio | 18:45

El ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y el secretario de Comercio Interior, Martín Pollera, se reunieron con los principales directivos de la Asociación Supermercados Unidos (ASU), para garantizar el abastecimiento de productos en góndola y analizar el aumento de precios. Tras las recientes remarcaciones de precios en la última semana no hubo anuncios concretos para atacar su suba.

En el encuentro, Scioli subrayó la necesidad de "converger a la estabilidad de precios sobre la base del esfuerzo que realiza el Estado Nacional para otorgar las condiciones que permitan el aumento de la productividad y el consumo".

Te puede interesar: Precios descontrolados: cinco medidas clave para enfrentar la inflación

Por su parte, Pollera sostuvo que la reunión "forma parte de una serie de encuentros con sectores vinculados a la producción de consumo masivo, donde encontramos un espacio de discusión para poder llegar a un punto de acuerdo entre todas las partes".

"Debemos aunar esfuerzos entre todos para garantizar el abastecimiento de bienes esenciales a precios accesibles en las góndolas de los supermercados", agregó el secretario, según un comunicado de Desarrollo Productivo.

Por su parte, Costa afirmó que “estamos colaborando con el Gobierno Nacional haciendo relevamientos” y apeló al sector supermercadista a “tener la máxima responsabilidad y hacer todos los máximos esfuerzos posibles”. El Gobierno les habla con el corazón y los empresarios responden con el bolsillo.

Participaron también el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa del Ministerio de Desarrollo Productivo, Ariel Schale; y el subsecretario de Políticas del Mercado Interno, Antonio Mezmezian. Augusto Costa, ministro de la producción de la provincia de Buenos Aires también asistió a la reunión.

Por el lado patronal estuvieron presentes el CEO de Coto, Guillermo Calcagno; el CEO de Carrefour, Pablo Lorenzo; el CEO de Cencosud, Alejandro Arruiz; el director de Asuntos Corporativos de Changomás, Juan Pablo Quiroga; el gerente General de La Anónima, Nicolás Braun; el director de Asuntos Corporativos de Día, Martín Álvarez Espíndola; el CEO de Toledo, Bernabé Toledo; y el director Ejecutivo de la Asociación Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez.

Especulación tras la salida de Guzmán

La semana pasada varios comercios denunciaron faltante de productos y suba de precios en un contexto de especulación, subas de los dólares paralelos tras la renuncia del exministro Martín Guzmán. Según el monitor de precios de supermercados elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz en la última semana los precios aumentaron un 2,3 %. Los huevos subieron un 12,2% en el mismo período, la leche en polvo un 4,9 % y las frutas y verduras un 4,4 %. Para este año la inflación se proyecta en 76% según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica el Banco Central.

La inflación es un fenómeno complejo que responde a varios factores, pero en ese contexto los grandes empresarios aprovechan para remarcar precios. Hay que recordar que en el marco de los 20 años de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), le preguntaron al titular de la cadena de supermercado, Federico Braun "¿Qué hace La Anónima con la inflación?", y respondió, entre risas: "Remarcar precios todos los días". Se ríen de la suba de precios mientras los que pierden con la inflación son los trabajadores y los sectores populares.

Te puede interesar: Reunión de AEA: Federico Braun se rio de la remarcación de precios que hambrea a millones

Hay una estructura oligopólica (es decir, controlada por unos pocos grandes jugadores) a nivel de la producción y de la comercialización. Según un informe de Cepa solo las primeras seis cadenas de hipermercados y supermercados tienen 2.249 bocas de expendio, distribuidas en las principales ciudades del país. Un poder que les garantiza ubicación preferencial a la hora del consumo masivo. Las grandes empresas del sector concentran aproximadamente el 80 % de las ventas minoristas.

En este entramado está la clave de por qué los Precios Cuidados, los fideicomisos y otras regulaciones estatales son medidas impotentes para frenar el aumento de precios.

Que se pueda acceder a los registros contables y a los movimientos bancarios de las empresas sería una medida esencial para conocer el verdadero estado de las ganancias empresarias. Y abriría el camino para un verdadero control de precios llevado adelante por comités de trabajadores y consumidores sobre todas las cadenas de productos esenciales, desde la producción, distribución hasta la venta en grandes supermercados.

La pelea contra la remarcación permanente debe estar unida a la defensa del poder adquisitivo del salario y, más en general, de las condiciones de vida de la clase trabajadora.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias