×
×
Red Internacional

La legisladora porteña del PTS FITU Alejandrina Barry estuvo en Crónica TV este lunes por la tarde, hablando sobre la situación cada vez más grave de hambre y pobreza en los barrios, mientras las empresas de energía y alimenticias ganan fortunas, sumado a que el gobierno aplica más ajuste. La izquierda propone aumento de salario inmediato por la inflación, junto al reparto de las horas de trabajo para garantizar que todas y todos tengan trabajo genuino.

Lunes 25 de julio | 17:41

La legisladora porteña del PTS FITU estuvo en Crónica TV este lunes por la tarde, hablando sobre la situación del país y las cada vez peores condiciones de vida de la gente en los barrios, en el marco de una crisis económica y social que empeora.

Barry contó en el programa que antes de ser legisladora trabajó como operadora social con niños y adolescentes durante 20 años.

“La situación en los barrios está muy crítica. Me contaba el otro día un médico de una salita que están preocupados por la salud de los chicos porque se les caen los dientes por la falta de nutrientes. Gente que tiene que ahorrar su salario para el fin de semana, que es cuando menos comedores hay, y el resto de la semana comen en los comedores”, señaló la legisladora.

En el marco de una inflación que se estima que nuevamente llegará a los casi 7 puntos en julio, se suman los tarifazos de los servicios, que aún no está claro cómo afectará la quita de los subsidios para gran parte de la población. Es que la plata no alcanza para llenar la olla a fin de mes.

“Hay sectores populares que votaron al gobierno de Fernández para sacar a Macri que ahora están viviendo lo mismo: los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos. Los empresarios del agronegocio protestan, suben los precios y el gobierno no hace nada”, dijo Barry.

Por eso el malestar y descontento con el gobierno del Frente de Todos va en aumento. Sin embargo, los grandes empresarios continúan obteniendo ganancias millonarias a costa del hambre, y no hay políticas para frenarlo.

“El problema es que a los empresarios no se les pone ningún límite a que sigan ganando: del transporte, la energía. En el rubro de alimentos, los empresarios de los agronegocios han subido sus ganancias de forma obscena y el gobierno no hizo nada, al contrario, aumentó el ajuste. Hoy la ministra Batakis está en Washington”.

El periodista Nacho Goano le preguntó si hay control de precios donde compran los sectores populares y si puede haberlo, a lo que la legisladora respondió: “No hay ningún control de precios. Son todos anuncios del gobierno que después no se cumplen porque no tocan a las grandes empresas, con medidas elementales como abrir los libros de contabilidad, para que se vean las ganancias que tuvieron durante todo este tiempo. La única salida serían comités de los trabajadores de las empresas junto a los vecinos para controlar esos precios”.

Durante el programa se mostraron imágenes de gente en los barrios organizando comedores y ollas populares, porque el hambre y la necesidad es enorme y hay solidaridad entre los que menos tienen. Sin embargo, desde los medios, el gobierno y la oposición se ataca a los desocupados y movimientos sociales cuando cortan la calle y se movilizan en reclamo de trabajo digno.

“Hay una estigmatización y ataque constante a estos sectores, ya sea de la ultra derecha de Milei, con el movimiento antipiquetero, como de Juntos por el cambio, e incluso del propio gobierno”, señaló Barry.

Y dijo que la izquierda es el única que plantea una salida de fondo y alternativa para que no sean los más pobres los que paguen el ajuste: “Hoy está en plan una megadevaluación, que va a crear una situación de mayor pobreza. En ese marco la derecha pide más ajuste, se alinea con las patronales del campo. Desde la izquierda planteamos que tiene que haber un aumento de salario inmediato por la inflación, junto al reparto de las horas de trabajo para garantizar que todas y todos tengan trabajo genuino, como presentaron mis compañeros Myriam Bregman y Nicolás del Caño en el Congreso”.

Resaltó que el pago al FMI solo trae más ajuste y pobreza: “Lo que estamos viviendo hoy es consecuencia del acuerdo con el FMI. Por eso nosotros planteamos que no hay que pagarle. Lo que se necesita hoy es escuchar la voz de los trabajadores. Hace falta un paro y un plan de lucha, es necesario que los trabajadores salgan a la calle, porque son los que producen la riqueza social y se la apropian los grandes empresarios con la anuencia del gobierno”, finalizó Barry.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias