×
×
Red Internacional

La diputada Alejandrina Barry del Frente de Izquierda pateo el tablero y generó un debate en la sesión legislativa de este jueves. “La ley parece escrita por un negacionista” disparó. El motivo era nombrar a una calle del Congreso, 10 de diciembre de 1983. “Podríamos llamarla Madres de Plaza de Mayo, pero el nombre propuesto va acorde al texto de los fundamentos que desliza y retoma la teoría de los dos demonios, igualando a genocidas con los desaparecidos”, profundizó. El debate impuso el cambio del voto del Frente de Todos.

Jueves 3 de noviembre | 16:17

Un tema ordinario como tantos otros que se tratan en la Legislatura porteña generó una controversia y un debate acalorado y muy necesario en estos momentos. La ley aprobada refería al simple cambio de nombre de una calle que cruza la plaza de los dos congresos. Pasaría denominarse 10 de diciembre de 1983. Luego de la aprobación y el rechazo solamente de la izquierda, la legisladora del FIT, Alejandrina Barry, hija de desaparecidos fue contundente y logró el cambio de los votos del Frente de Todos.

“A la calle la podríamos haber llamado Madres de Plaza de Mayo, Abuelas o algún hito de la resistencia a la dictadura, pero no. Y en sus fundamentos está el por qué no. Parece una ley escrita por un negacionista, a mi me parece una provocación, porque en sus fundamentos igualan a los torturadores con los desaparecidos, vuelven con la teoría de los dos demonios”, así comenzó su argumentación Alejandrina Barry.

Los fundamentos mencionados, textualmente indicaban “En la búsqueda de justicia, Raúl Alfonsín mando a juzgar a las juntas militares que habían saltado al poder e interrumpido el orden constitucional, así como a los comandantes guerrilleros responsables de graves delitos en la década del 70”. Una clara alusión a la vieja pero renovada teoría de los dos demonios, donde igualan a los torturadores con los desaparecidos como bien denunció Alejandrina Barry, quién fue clara “A los negacionistas y a los teóricos de la teoría de los dos demonios, no se le debe ceder ni un milímetro, porque si no levantan cabeza”.

La intervención de la legisladora Alejandrina Barry reabrió el debate del proyecto aprobado, donde recibió escusas de parte del oficialismo de Juntos por el Cambio que aducían que eran fundamentos para contemplar a todos los espacios. Mientras por otro lado desde el bloque del Frente de Todos, con otra hija de desaparecidos como vocera, Victoria Montenegro, terminaron cambiando su votó ante la contundente intervención de Alejandrina Barry.

El debate que se dio demuestra que en este nimio tema en realidad se van imponiendo teorías reaccionarias, como la de los dos demonios. No hay que dejarles avanzar un milímetro a los negacionistas que vienen levantando cabeza, este fue el espíritu del debate contundente que abrió Alejandrina Barry.

Y quedó más claro cuando Alejandrina redobló la apuesta y denunció como el mismo oficialismo porteño fue el que impidió que se trate el proyecto presentado por el Frente de Izquierda de repudio a las salidas transitorias para el genocida Adolfo Donda. Así lo expresó Alejandrina: “se negaron a tratar el proyecto que presente para repudiar las salidas transitorias para Donda, que hoy sigue cometiendo delitos porque no informa donde están nuestros desaparecidos. Si ustedes quieren hacerles un guiño a los negacionistas o a los que levantan la teoría de los dos demonios, allá ustedes. De mi parte sigo peleando por la memoria, verdad y justicia. Y los 30.000 compañeros detenidos, desaparecidos, presentes siempre.”

El debate entero que generó podés verlo acá:


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Barry-del-FIT-repudio-el-uso-de-la-teoria-de-los-dos-demonios-en-los-fundamentos-de-una-ley