×
×
Red Internacional

El miércoles por la madrugada ingresaron al domicilio de una vecina que denuncia la contaminación de las graseras que funcionan en la zona. La asamblea del barrio organizó un corte de calle en Valentín Alsina en repudio a lo sucedido.

Jueves 31 de marzo | 10:52

El martes de la semana pasada, vecinas y vecinos de Valentín Alsina, Villa Jardín y Villa Diamante realizaron un cacerolazo tras dos días en los que gran parte de la población de esos barrios se encontraba con náuseas, irritación nasal, dolores de cabeza y descompostura. Una integrante de la Asamblea Vecinal de Campomar relató: “Hicimos que parara la fábrica, les hicimos apagar las máquinas, ahí pudieron corroborar que tenían grasa en descomposición agusanada y ratas caminándoles encima. Nos acercamos otras dos veces a las fábricas estos últimos días, hasta que el día de ayer, entraron a las 3 de la madrugada a la casa de una vecina y la amenazaron. Estamos todos acá porque tocaron a una vecina, pero lo que no saben es que tocaron a todos. Venimos a hacer la denuncia y a manifestarnos porque es una lucha muy importante y muy silenciada, son pocos los medios que se animan a venir y estar de nuestro lado porque hay intereses ocultos”

Hace más de 30 años que existe el reclamo contra las graseras Hebos y Mapar. Estas empresas procesan de forma indebida grasa y desechos animales en putrefacción, contaminando el ambiente, inundando toda la zona con olor nauseabundo y provocando enfermedades pulmonares y de piel en la población. Si bien los vecinos han hecho presentaciones ante la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y el municipio de Lanús, nunca recibieron respuesta favorable a su problema, salvo algunas clausuras preventivas que rápidamente fueron desactivadas por complicidad del municipio con esas empresas. Una nueva firma, Refinería del Centro, del Grupo Beltrán, comenzó a operar estos últimos días, en contra de este reclamo histórico, a pocas de cuadras de colegios y clubes de barrio. La vecina entrevistada, continuó su denuncia: “Según la Acumar, el lugar donde está la nueva fábrica debería ser una zona verde, una zona protegida al estar a la vera del Riachuelo donde se prohibió que se pongan nuevas fábricas. Pero pasan los gobiernos y todo se arregla con la coima. Grindetti lo único que hace es tomarse café en Lanusita y mostrar que eso es Lanús, pero eso no es Lanús. Acá hay problemas de cloacas, de luz, de contaminación. Y las empresas arreglan con Acumar, con la OPDS y con el municipio, se pasan la pelota entre ellos y nos toman por ignorantes, pero no lo somos. Salimos todos a la calle a hacer valer un derecho, tan básico, como poder respirar”.

Los volantes que entregaban los integrantes la Asamblea Vecinal de Campomar, indican que pelean por la relocalización de esas fábricas a un parque industrial, donde se cumplan con las requisitos sanitarios correspondientes. Otra vecina, señaló que esas condiciones también las padecen sus trabajadores, que no están contra ellos, sino contra los dueños de esas empresas.

En la concentración, llevaron su solidaridad militantes del PTS –integrantes de las secretarías de Prensa y Difusión del CEDHA y Arte y Cultura del CESACO, de la Universidad Nacional de Lanús-, de Izquierda Socialista, del MST en el Frente de Izquierda Unidad, de la Agrupación Popular Impulso, la Comisión de Vecinos por Campomar (organismo de DD.HH.), entre otros. La asamblea de vecinos está discutiendo movilizarse a la Municipalidad de Lanús, como próxima acción, con fecha a definir.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias