×
×
Red Internacional

El domingo desde las 17 y hasta pasadas las 21 horas el vertedero municipal se volvió a prender fuego, los barrios del alto volvieron a vivir un episodio que se repite hace décadas. El saneamiento del basural altamente contaminante fue una promesa de campaña de JSRN en 2019 y una herencia de los gobiernos peronistas.

Martes 17 de enero | 12:27

El humo del basurero se expandió rápidamente por el viento llegando a los barrios cercanos. Si bien distintas dotaciones de bomberos lograron controlarlo, la ruta 40 y hasta el centro de la ciudad se cubrieron de humo que el lunes todavía podían sentirse y aun se observan humos que emanan de la basura.

Desde fines de los ’90 distintas organizaciones e instituciones como la Universidad Nacional de Comahue, la CEB e INVAP aportaron al estudio sobre la situación y las posibles soluciones al vertedero municipal. El volumen de 40.000 m3 de basura de aquel entonces hoy es más del triple y ningún plan de Manejo Integral de Residuos se llevó adelante (con separaciones en origen en toda la ciudad, recuperación y operación sustentable).

El predio sigue siendo una amenaza para los vecinos, tanto que hace 4 años un estudio de la organización ambientalista austríaca ISWA lo calificó como uno de 50 basurales más contaminantes del mundo, único de Argentina en ese ranking y además emplazado en el centro del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Para el gobierno de Juntos Somos Rio Negro la prioridad son los negocios de las empresas y no la salud de las personas que viven en Bariloche. Sólo así se explica la situación a la que llegó el vertedero. Lo único firme que hay es una sanción del Concejo Municipal del 1º de Diciembre de 2022, donde se obliga al municipio antes del 4 de diciembre de 2023 a cerrar el vertedero actual. La medida fue producto del reclamo de los vecinos pero seguirá siendo responsabilidad total del ejecutivo que no cuenta con un proyecto concreto.

La gran cantidad de humo tóxico que hoy siguen respirando las familias trabajadoras de Bariloche contrasta con la ciudad que recibe turismo internacional y los discursos ambientales que el gobierno de JSRN declara como prioritarias en sus campañas.

Sólo una verdadera planificación de los bienes y recursos naturales llevada adelante por sectores de trabajadores, junto a los pueblos originarios y profesionales universitarios puede pensar y planificar una transformación del sistema de recolección y tratamiento de residuos que terminen con este modelo que solo trae contaminación y precarización de los recolectores.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias