Internacional

ELECCIONES MUNICIPALES

Barcelona: gana Esquerra Republicana, pero ¿quién se lleva el bastón?

Ada Colau pierde por poco, mientras el PSC resucita en el Área Metropolitana y os derechistas Ciudadanos y PP obtiene resultados discretos. El independentismo catalán roza el 50% en las europeas.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Martes 28 de mayo | 01:18

Ernest Maragall de Esquerra Republicana (ERC) celebra la primera victoria de una lista independentista en las elecciones municipales de Barcelona. La fuente de su victoria se encuentra en los barrios de la clase media del Exaimple y de Les Corts. Vuelve el apellido Maragall, aunque ahora con un discurso independentista y con un nombre diferente al de Pasqual, pero seguramente con una política similar.

Esquerra Republicana ha obtenido un resultado muy importante, quedando como primera fuerza municipal en Cataluña, además de liderar en Barcelona, y tiene grandes posibilidades de arrebatar Lleida y Tarragona al Partido Socialista (PSOE).

Los Comunes (coalición de centroizquierda integrada por Podemos) de Ada Colau hicieron unas elecciones relativamente discretas. Perdió tan solo 1 regidor. Sin embargo, la caída es de cinco puntos porcentuales y la pérdida de 20.000 votos. Esta situación aleja claramente la posibilidad de mantener la alcaldía de la capital catalana. Colau recoge lo que siembra, los Ayuntamientos del cambio han demostrado una fuerte caída.

El Partido Socialista de Cataluña (PSC, asociado al PSOE), de la mano de Jaume Collboni, ha obtenido unos resultados espectaculares respecto del desbarranque de los últimos años. Ha doblado los escaños del consistorio pasando de 4 a 8 y con posibilidades de incidir en las decisiones finales para ver quién obtiene el bastón de mando. Collboni volvió a ganar en el distrito popular de Nou Barris donde obtuvo el 28% de los votos.

El ascenso del PSC, ya vivido en las presidenciales del mes pasado, se ha reflejado en varios ayuntamientos del Área Metropolitana. Muestra de ello son las ocho mayorías absolutas que han conseguido los candidatos socialistas. Dos municipios tan poblados como L’Hospitalet de Llobregat y Santa Coloma de Gramanet; y en Sant Joan Despí, Gavà, Viladecans, Sant Boi, Esplugues, Cornellà i Sant Boi de Llobregat.

Ciudadanos ha obtenido unos resultados bajísimos teniendo en cuenta que fue primera fuerza en el Parlament catalán. Resulta que no habrá, salvo pactos rarísimos, un solo ayuntamiento de color naranja. La primera fuerza de la oposición se quedó con las manos vacías. Y, en Barcelona más de lo mismo, fichaje estrella incluido. Tan solo pueden decir que han obtenido 1 regidor más y que han quedado delante del PP. Solo han ganado en el distrito más rico de Barcelona, Sarrià Sant-Gervasi.

Otra vez la lista del President

La “lista del President” ha pinchado en Barcelona, reduciendo la representación en la ciudad condal a la mitad. De los 10 regidores que obtuvo Xavier Trias con Convergència i Unió, pasaron a tan solo 5 liderados por Elsa Artadi y Joaquim Forn. La primera se puso a disposición de Maragall para tratar de formar una mayoría que lo invista. No ganó en ningún distrito de la ciudad.

Sin embargo, Puigdemont gana en las Europeas dentro del territorio catalán avanzando a lista de ERC. Juntos por Cataluña (JxCat) logra ganar en las cuatro demarcaciones catalanas y entran Carles Puigdemont junto a Toni Comín como segundo. Y, algo que también hay que destacar es que la suma de las dos fuerzas independentistas llega al 49,7% y todo esto con una participación altísima.

La CUP ha hecho una elección discreta, al haber perdido la representación de 3 regidores que tuvieron en el consistorio anterior. La falta de levantar un proyecto estratégico claramente independiente de los partidos de la burguesía catalana durante todos estos años, ha penalizado a la formación anticapitalista y ha hecho que una parte de los votos ganados se los lleve ERC como “voto útil” en su lucha por ganar a los Comunes.

Ahora es la hora… de los pactos

En principio, quien tiene más números para quedarse con el bastón de mando debería ser Ernest Maragall por el mero hecho de haber quedado primero. Sin embargo, ser primero no garantiza nada, aunque da más posibilidades. ERC lleva meses postergando la República catalana, por no hablar de 27O que la escondió en la parte no resolutiva de la declaración junto a JxCat. Seguramente buscará explorar crear un consistorio de “izquierda y progreso” junto a Colau y Collboni.

Tampoco se puede descartar que Colau o Collboni traten de jugar sus bazas de liderar Barcelona, como parte de un acuerdo global entre el PSOE y Unidas Podemos a nivel de Cataluña y Estado español. Estas posibilidades son más remotas aunque podrían juntos tratar de gobernar, como lo hicieron un tiempo en el consistorio anterior. Para ello necesitarían que alguna otra fuerza se sume o al menos no obstaculice.

Algo de esto desveló Ada Colau en la conferencia de prensa de éste lunes. La líder trató de mostrarse como la bisagra de un acuerdo entre ERC y el PSC. Pero por todos es sabido que Collboni e Iceta no quieren que un líder independentista sea alcalde de Barcelona. Y, por supuesto, Maragall no se bajará de su candidatura al haber ganado a las elecciones. ¿Será ésta una movida para recrear la alianza de los Comunes con el PSC? De todas formas no suman, ¿qué otra fuerza del consistorio podría sumar?

Hay que pensar que Valls está enfrentado con Rivera por los acuerdos del ’trifachito’ (Ciudadanos, PP y Vox) en Andalucía. Y, si todo sigue igual, no hay que descartar una reedición del trifachito en Madrid capital y autonomía. Valls tiene la vista puesta en el PSC para evitar que una lista independentista o populista. Aunque difícilmente sume. ¿Es posible que Iceta esté esperando una hipotética división entre Valls y Rivera para sumarlo a una alianza con Colau?

Por su parte, JxCat está dispuesta a apoyar la candidatura de Maragall. Tampoco suma por sí misma. Entre ambas formaciones quedan lejos de los 21 regidores que son la mayoría absoluta. Necesitarían sumar más apoyos, ya sea por votos a favor o abstenciones.

La lucha por la alcaldía de Barcelona está en plena efervescencia. Habrá que ver cómo juega cada uno su basa. Barcelona está en juego no solo en la ciudad capital, sino también en Cataluña y Estado español.







Temas relacionados

JxCat   /    Estado español   /    Ada Colau   /    Cataluña   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO