×
×
Red Internacional

A pesar de que ganó 6000 millones de pesos durante la pandemia, el grupo español le habría anunciado al Banco Central su decisión de cerrar una cuarta parte de las 400 sucursales que tiene en todo el país. Alto acatamiento a la medida que tuvo que disponer la Asociación Bancaria.

Jueves 2 de diciembre de 2021 | 12:58

El acatamiento al paro anunciado por La Bancaria para este jueves 2 de diciembre es alto, según informan medios del interior del país y el propio gremio.

Recordemos que en el último plenario se votó una medida de fuerza para las sucursales del Santander. El conflicto se inició ante la negativa de la empresa de pagar un bono anual y el anuncio al Banco Central de cerrar 100 de las 400 sucursales que tiene en el país.

Desde el gremio denunciaron que el grupo empresario tiene “una actitud extorsiva y de apriete, y condiciona su efectivización al cese del rechazo sindical al cierre de sucursales, que afecta la atención al público, y a la pérdida y precarización del empleo en el interminable ajuste que ejecuta a pesar de la emergencia nacional”.

Además plantean que “insiste en cerrar 100 sucursales y tercerizar la operatoria bancaria para eludir el cumplimiento de las condiciones laborales en la actividad, a la vez que se niega a pagar el bono anual”.

La medida extorsiva del grupo español no tiene ningún fundamento “económico”. Según los datos ofrecidos por la Bancaria sobre balances del propio banco, el Santander se ubicó entre "los escasos ganadores del primer año de la pandemia de coronavirus y ganó de forma neta en Argentina 6.000 millones de pesos". En Europa obtuvo un beneficio de 1.426 millones de euros (un 170 por ciento más), en Estados Unidos ganó 1.628 millones, en Sudamérica 1.645 millones.

En realidad, Santander ya viene cerrando sucursales desde hace un tiempo. Como contaban esta mañana periodistas y delegados de Paraná, Entre Ríos, en esa ciudad ya cerraron dos sucursales y no está claro qué va a pasar con las otras dos.

Desde las primeras horas de la mañana los medios fueron dando cuenta de la ausencia de actividades en las sucursales de casi todas las provincias. Las medidas incluyeron concentraciones de los “cuerpos orgánicos” del gremio en Tucumán, Rosario, Córdoba y otras ciudades.

Lo que no aclaró el secretariado del gremio es qué medidas van a tomar si el grupo empresarios decide avanzar con el ajuste. El cierre de algunas sucursales hace pensar que no alcanza con un día de paro, sino que que se tiene que poner en marcha un plan de lucha que exceda al Santander y ponga en juego todas las fuerzas de las trabajadores y trabajadores que hacen funcionar el sistema financiero en la Argentina.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias