×
×
Red Internacional

Este miércoles 10 de agosto docentes de todo el país paramos y salimos a las calles. Desde la Agrupación Marrón en la conducción del Suteba Bahía Blanca participaremos exigiendo un paro nacional de la CGT y CTA, y proponiendo impulsar un encuentro de trabajadores ocupados y desocupados para unir a los que queremos enfrentar el ajuste.

Daniela RodriguezDocente | Secretaria de DDHH Suteba | Bahía Blanca

Escuchá esta nota
Martes 9 de agosto | 10:11

Las y los docentes estamos demostrando que no nos vamos a resignar a seguir pagando los costos de una crisis que no generamos. Ocho provincias están en plan de lucha, votando paros y movilizaciones cada vez más grandes, logrando incluso el apoyo y participación masiva de las familias junto a los docentes como sucede en Mendoza. En este contexto, agravado por la condena a prisión del ex Secretario General de los docentes de Chubut por participar de las protestas, la CTERA tuvo que llamar por primera vez en años a un paro nacional. En Bahía Blanca se votó en una gran asamblea parar y movilizar, la concentración será a las 10hs en la Plaza Rivadavia, frente a la Municipalidad.

No estamos solos, somos parte de los sectores de trabajadores ocupados y desocupados que empezamos a salir a las calles, cansados de no llegar a fin de mes, trabajando cada vez más horas resignando nuestro tiempo libre, mientras otros miles de docentes y familias trabajadoras no tienen empleo o sobreviven de changas. Las y los docentes desocupados con la finalización del programa ATR son uno de los mejores ejemplos de precarización y falta de derechos.

Te puede interesar: Para que triunfen las luchas docentes: que el paro nacional de Ctera sea el inicio de un plan de lucha

Hay que poner los recursos existentes en el país al servicio de solucionar los problemas de las grandes mayorías. No hay educación de calidad posible con salarios de miseria, docentes sobrecargados de trabajo y otros miles desocupados, con una infraestructura escolar deficiente, con 65% de las y los niños en la pobreza y con familias sin trabajo, vivienda digna ni servicios esenciales.

Hoy más que nunca, está planteada la exigencia de salario igual a la canasta familiar por un cargo, ajustado por inflación, para poder repartir los cargos y horas restantes entre docentes desocupados sin afectar el salario y que todos podamos llegar a fin de mes. Así mismo, reclamar por el reparto de las horas de trabajo en las 12 mil principales empresas del país, entre las que figuran varias del Polo Petroquímico y puerto local, que permitiría crear un millón de empleos para quienes hoy subsisten con la ayuda estatal.

Es falso que no hay plata: las exportaciones rompen records y las grandes empresas vienen ganando fortunas en los últimos años, llevándose al exterior las riquezas del país. Cada vez ingresan más dólares, pero el gobierno está decidido a ajustar aún más nuestras condiciones de vida para cumplir con el acuerdo con el FMI.

Es por eso que resulta urgente el desconocimiento soberano de la deuda externa y la anulación del acuerdo con el Fondo Monetario. Esto permitiría un aumento de emergencia de salarios y jubilaciones, de los presupuestos de educación, de salud y vivienda. Sumado a esto, impuestos progresivos a las millonarias ganancias de las multinacionales exportadoras como las que existen en nuestra ciudad (Dow, Cargill, Profertil, etc) permitirían obtener los recursos para crear trabajo, construir escuelas y jardines, planes de viviendas populares, y abastecer de cloacas, gas y asfalto a los barrios más postergados.

Esta jornada de paro nacional es un paso importante, y debe transformarse en el comienzo de un plan de lucha nacional, con masiva participación y movilización del millón de trabajadores de la educación. Para frenar la política de decadencia nacional, pobreza y dependencia con el FMI a la que nos está llevando el gobierno de Alberto, Cristina, Massa y los gobernadores.

Necesitamos unir nuestras fuerzas para enfrentar el ajuste

Desde la agrupación Marrón, en las Secretarías de DDHH y Promoción Social del Suteba Bahía Blanca, hacemos un llamado a todos los y las docentes a debatir la necesidad de impulsar un Encuentro Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados, para unir lo que los dirigentes de los sindicatos de la CGT y las CTA y de las organizaciones sociales gubernamentales dividen. Unir a todos los sectores que a lo largo del país estamos en las calles, para poder exigir con más fuerza un paro nacional y plan de lucha a las centrales sindicales nacionales.

Te puede interesar: Por un Encuentro nacional de trabajadoras y trabajadores ocupados y desocupados

Nuestro gremio local, referencia de todo trabajador o familia que reclama por sus derechos, debe ser el impulsor en nuestra ciudad de una instancia democrática y de base para unir a la clase trabajadora sin distinciones. Ocupados y desocupados, efectivos y precarizados, afiliados o no, nativos y extranjeros.

Esa unidad debe empezar por levantar un programa y acciones en común. Un encuentro que sea como una gran asamblea, donde todos tengan voz y decidan en democracia. Donde puedan intervenir compañeros de base y activistas, junto a dirigentes de cada lugar. Si luchamos separados será más difícil derrotar las medidas que impongan los empresarios o el gobierno.

Este llamado a la unidad debe comenzar por los gremios que forman parte de la conducción actual de la CTA junto al Suteba, como son los universitarios de ADUNS, oposición no docente de la UNS, Judiciales, Actores, y extenderse a otros gremios docentes y estatales como FEB, SADOP, ATE y UPCN, apostando a sumar a gremios de la salud con los que hemos movilizado en varias ocasiones, y a sindicatos combativos como el de Aceiteros.

No estamos condenados al ajuste. Podemos frenarlo si coordinamos los reclamos y nos organizamos desde abajo, para que la voz de los trabajadores irrumpa con fuerza como alternativa para definir el destino del país.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias