Mundo Obrero

Aumentaron los casos con Covid-19 en Mondelez y la empresa todavía no testeó a todo el personal

Este martes se confirmó un nuevo caso de coronavirus en Mondelez planta Pacheco (ex Kraft). Es el tercero después de los dos casos que se confirmaron la semana pasada, los cuales desataron una rebelión y un paro desde abajo de 48hs. El sindicato y la Comisión Interna levantaron el paro a pesar de que la mayoría se abstuvo. Son urgentes los test masivos y la conformación de una Comisión de Higiene y Seguridad de y para los operarios.

Julio Tevez

Trabajador de Mondelez-Kraft

Miércoles 10 de junio | Edición del día

La semana pasada en la planta de Mondelez Planta pacheco se confirmaron dos casos positivos de coronavirus y la aparición de casos sospechosos de los cuales todavía estamos a la espera de los resultados. Estas noticias generaron gran preocupación entre todos los trabajadores. No así en la patronal, que lo único que le interesó desde el primer día del reclamo fue solo volver a producir cueste lo que cueste.

Mientras los trabajadores nos manifestábamos en las asambleas y votamos parar pidiendo aislamiento preventivo para la totalidad de los trabajadores de la planta y testeos para todos los trabajadores, esta empresa se comunicaba con el Municipio de Tigre y el Ministerio de Salud de la Provincia para acordar inspecciones que le dieran el "ok" para arrancar a producir lo antes posible. El Sindicato de los Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), conducido por el siempre predispuesto a las necesidades patronales Rodolfo Daer, firmó el acta que aseguraba que en Mondelez, con un par de modificaciones en el sistema de trabajo en cuanto a horarios y descanso, un poco más de alcohol en gel y más de vigilancia adentro de los vestuarios, todo iba a funcionar muy bien.

Siga, siga...

Los representantes del STIA llegaron al viernes a la mañana con un acta firmada por el Municipio de Tigre y el Ministerio de la Provincia de Buenos Aires, todos ellos dando fe que en esta multinacional estaban dadas las condiciones para seguir ¡“produciendo alimentos seguros"!. Los trabajadores fueron convocados a reiniciar la producción.

La asamblea estalló de bronca: el pasado martes 2 de junio los trabajadores del turno tarde se retiraban con un reclamo muy claro, 15 días de aislamiento preventivo y testeos. El viernes al medio día los trabajadores volvían a la planta con ninguno de los dos reclamos cubiertos.

Fue así que la asamblea del turno tarde votó parar, obligando al STIA y a la Comisión Interna a escuchar a los trabajadores y su mandato. En el turno noche muchos trabajadores cuestionaron también al sindicato por firmar a espaldas del reclamo de la asamblea. Lo mismo pasó en la asamblea del turno mañana al otro día.

El viernes y el sábado fueron dos días de paro votado en asamblea. Ya el sábado por la tarde se tuvo que ir a buscar a los representantes gremiales para ellos también vayan a garantizar la medida. La patronal mando a los líderes a los sectores para apretar a los trabajadores a que se pongan a trabajar.

Te puede interesar: Los trabajadores de Mondelez se plantan contra las suspensiones y rebajas salariales

Entre gallos y medianoche: la lapicera veloz de la Comisión Interna

El pasado domingo, sin que los trabajadores supiéramos, hubo una audiencia con la empresa en el Municipio de Tigre.

Allí participaron delegados y el sindicato junto con la empresa. Firmaron y acordaron normalizar la producción a cambio de armar un Comité de Crisis que integrarán ellos mismos: sindicato, empresa y delegados.

El domingo a la noche llaman a asamblea: plantean que es la única salida posible; que los trabajadores que quisieran seguir con la medida romperían la legalidad y que se atengan a las consecuencias. Parecía un discurso del gerente, pero no: eran los representantes de los trabajadores.

Aun así les llevó dos horas de discusiones, de trabajadores enojados por esta claudicación y de sucesivas intervenciones de la Comisión Interna y el Sindicato para “convencer” a los trabajadores incluso llegando a plantearles que solo se conseguirían descuentos de las horas de paro.

Los trabajadores reclamaban aislamiento preventivo ante los casos positivos y testeos para que si existen casos asintomáticos, no seguir propagando el virus.

La respuesta de la empresa fue descontar $2000 del voucher por producción.

Además contó con la inestimable colaboración del Municipio de Tigre, del Ministerio de la Provincia de Buenos Aires, del sindicato dirigido por Rodolfo Daer y por último de la Comisión Interna como Penayo que pelearon a brazo partido para levantar la medida de paro.

La asamblea del turno noche vota. el 60% vota levantar. El 40 % aun amenazado vota seguir. Hay bronca, mucha. La salud debía estar primero, había dicho el Presidente de la Nación.

La Asamblea del turno mañana se abstiene mayoritariamente, solo una minoría se pronuncia por levantar la medida. La Asamblea del turno tarde, a la que concurren unos 80 trabajadores menos, nuevamente se abstiene mayoritariamente. Si bien la fuerza de los trabajadores impulsó y obligó a sus representantes a escuchar su reclamo; aún no era suficiente para imponerse.

Te puede interesar: [El Gobierno habilitó a grandes empresas a seguir suspendiendo y rebajando salarios->http://www.laizquierdadiario.com/El-Gobierno-habilito-a-grandes-empresas-a-seguir-suspendiendo-y-rebajando-salarios

Reflexiones de la rebelión y pasos a seguir

Desde la Agrupación Bordó nos hemos puesto a disposición de la lucha desde el primer momento, y fuimos consecuentes en cada intervención en la asamblea. Llamamos a la unidad a todos los trabajadores, planteamos la necesidad de que elijamos una Comisión de Seguridad e Higiene e ir madurando la denuncia con una acción en conjunto con los trabajadores de Planta Victoria.

Somos conscientes que nos enfrentamos a enemigos poderosos. El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires quiere a las grandes empresas funcionando y Mondelez es una de las más beneficiadas. Nuestras vidas para ellos no valen, por eso tenemos que cuidarnos nosotros y para ello necesitamos estar organizados, llevar adelante medidas de lucha y lograr la fuerza necesaria para ganar.

Los protocolos hechos a la medida de las patronales, les permiten seguir obligando a los trabajadores que tengan que seguir trabajando en estas condiciones.

Después de esta experiencia, tenemos que pelear porque se garanticen testeos masivos a todos los trabajadores, aislando a los positivos, para evitar que se siga propagando el virus. ¿Cuánto le cuesta a Mondelez hacer testeos a todos sus trabajadores? Menos de 5 millones de pesos. ¡Un día de producción de galletitas Oreo le reditúa a la patronal 16 millones de pesos! Plata tienen, pero nuestras vidas para ellos no valen.

Deberían hacer testeos dos veces al mes a toda la planta, que representa menos que la ganancia por la producción de 1 día de galletitas Oreo. Para cuidarnos e imponer test masivos ya, debemos armar una Comisión de Seguridad e Higiene con compañeros de cada sector. Que tenga plenos derechos para discutir los problemas sanitarios frente a esta pandmeia. Asesorada por profesionales de la salud, y que sea independiente de la empresa.

Al día de hoy se suma otro caso positivo, y varios más sospechosos. Dejando más en evidencia la justeza de nuestro reclamo.

Llamamos a los compañeros a seguir organizados, seguir el reclamo y unirnos a los demás sectores en lucha para hacernos más fuertes y poder ganar.

Desde la Agrupación Bordó seguiremos batallando en ese sentido.

Unidad de los trabajadores porque nuestras vidas valen.







Temas relacionados

Coronavirus   /    STIA   /    Rodolfo Daer   /    Mondelez-Kraft   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO