×
×
Red Internacional

En el marco de la investigación contra Hugo Moyano por evasión fiscal y lavado de dinero, los trabajadores denuncian que aún no cobraron el resto del salario de diciembre y que se vienen despidos.

Lunes 15 de enero de 2018

(Foto: Perfil.com)

Los trabajadores del correo OCA denunciaron a La Izquierda Diario que sólo le pagaron la mitad del sueldo el día 6 de enero y el 30% de la mitad restante la cobraron el día 12. Además, les están descontando el sueldo y no se están realizando los aportes previsionales, ni tampoco los aportes a quienes tienen la obra social de Camioneros. También se rumorea un plan de retiros voluntarios y los despidos de 2500 trabajadores a nivel nacional.

La empresa de correo OCA cuenta con 7 mil afiliados en el gremio de Camioneros, es decir, que los trabajadores son víctimas de su mismo sindicato, ya que su director es Patricio Farcuh, mano derecha del Hugo Moyano.

El atraso salarial, sumado a los rumores de despidos se da en el marco de la investigación que está llevando la PROCELAC contra el jefe de Camioneros Hugo Moyano y a su hijo Pablo por evasión impositiva y lavado de dinero. La denuncia también involucra a Farcuh.

Te puede interesar: Denuncia contra OCA y Moyano: ¿la sangre llega al río?

Es que las relaciones entre la burocracia sindical y el Macrismo no son las mejores, en perspectiva a la próxima contrareforma laboral que viene impulsando Cambiemos. Como plantea Eduardo Castilla, de la redacción de La Izquierda Diario, en su nota El zoológico de Balcedo, los aprietes contra Moyano y la crisis de legitimidad de la CGT : “La estancada reforma laboral aparece como el trasfondo de estas denuncias. La demonización de las conducciones sindicales acompaña una política destinada a imponer mayores condiciones de explotación sobre la clase obrera. Gobierno, Poder Judicial y grandes medios se embarcan en una cruzada moralizadora cuyo fin último es imponer un disciplinamiento que impida o limite la reacción gremial a los ajustes por venir.”

La crisis de legitimidad que atraviesa la CGT y el moyanismo como tal, es también una oportunidad para que los trabajadores reconquisten sus propias organizaciones, para pelear de cara al ajuste y la represión con la más plena independencia de clase y la amplia democracia interna. Desbancar a los sindicalistas/patrones, está a la orden del día.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias