×
×
Red Internacional

Opinión. Atahualpa Yupanqui, a 30 años de la partida de "Don Ata"

Héctor Roberto Chavero, dice su DNI; para el mundo Atahualpa Yupanqui, el que viene de lejos para decir algo. Nacido en Pergamino, en la provincia de Buenos Aires. Aquí una pequeña reseña.

Lunes 23 de mayo | 21:39

Héctor Roberto Chavero, dice su DNI; para el mundo Atahualpa Yupanqui, el que viene de lejos para decir algo. Nacido en Pergamino, en la provincia de Buenos Aires. Su padre era trabajador del ferrocarril y su madre trabajadora en la casa.

Niño prodigio
Estudio violín y guitarra de muy temprana edad, ya de adolescente tenía formación en música clásica, como Beethoven, Bach, Schubert; entre otros.

Empezó a militar activamente en el Partido Radical en la década del 30, comienzo de la década infame.

Siempre en busca de igualdad, escribiendo y cantando canciones de protesta. Su pasión y hambre, con la música lo hicieron viajar por la Argentina profunda, conociendo en carne propia los padecimientos de los trabajadores de aquellos años. En su obra cuenta los distintos oficios que desempeño como trabajador: pelador de caña de azúcar a puro mache, en las canteras hizo hablar a las piedras, fue arriero, peón de campo entre otros.

Todos ellos fueron fuente de inspiración para su obra y para su público el reflejo mejor cantado.

Vientos de cambio
La década del 40, época de oro del tango porteño, no lo trato bien a Yupanqui, ya que siendo del interior de la provincia su Milonga de protesta, no llegaba a hacer mella en las costas del Río de la Plata.

Para 1943 deja el Partido radical, ya que esté estaba a la deriva. En 1945 "Don Ata" se afilia al Partido Comunista, ya en la Argentina Peronista, cuando las letras de protesta obrera tenían un límite.

Atahualpa fue perseguido, encarcelado, golpeado. Es así la famosa anécdota dónde él cuenta que la policía le rompe la mano derecha, viéndolo firmar unos papeles, pero Yupanqui era zurdo para tocar la guitarra es así que puedo seguir tocando verdades.

Otros rumbos
Aquel peronismo lo trato de callar, formó parte de las "listas negra". El era un cantante comunista en ese entonces dónde la Argentina "neutral" veía como alinearse según quien ganase la guerra.

La influencia "yanki’’ en nuestro país fue muy grande, fue detenido varias veces y amenazado de muerte, así que el exilio fue su opción.

Para 1949 en Francia de la posguerra, pudo cantar esas tantas verdades y sobre todo trabajar, le fue bastante bien llegó a tocar con artistas como Edith Piaf, que le cedió su público y su escenario al payador perseguido.

En el exilio pudo conocer más sobre los sucesos de la Segunda Guerra Mundial y también las atrocidades que hizo el estalinismo en la Unión Soviética. Regresó a la Argentina en 1952 y rompió con el Partido Comunista.

Cantó las cuarenta
En 1960 con Perón derrocado, este lo fue a ver en Madrid y al finalizar el show, el "Pocho" entro al camarín a saludarlo fue ahí que Yupanqui le canto las cuarenta, dijo: "vio que feo es el desarraigo General, usted me mandó al exilio por defender al pueblo coya". A lo que Perón le respondió: 2Entiéndame si yo no los paraba ustedes de fondo me pedían la reforma agraria y cuando uno está arriba tiene que tomar decisiones".

El payador pudo llevar su arte por Europa hasta Asia, haciendo que el folklore Argentino se desparrame por el mundo. En la dictadura de Onganía y Videla no pudo pisar este suelo, recién en la democracia argentina arribo a su tierra natal.

Dando su último recital en el mítico escenario de Cosquín en 1990 para volver a Francia dónde se quedó hasta su muerte el 23 de mayo de 1992.

Fue y vino cantando, la pena de las y los trabajadores, y: pena sobre pena hace que uno pegue el grito, la arena es un puñadito pero hay montañas de arena.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias