×
×
Red Internacional

En la fábrica Volkswagen ubicada en General Pacheco de la provincia de Buenos Aires, despidieron al 10% de la planta que cursaban un contrato "temporal por agencia", una estafa laboral avalada por el SMATA y el Ministerio de Trabajo.

Viernes 31 de diciembre de 2021 | 14:59
Ayer 30 de diciembre despidieron a casi trescientos trabajadores de Volkswagen.

Está nueva modalidad que acordó el secretario general de SMATA Ricardo Pignanelli junto con la empresa y el Ministerio de Trabajo, les permitió tener durante 3 meses a cientos de trabajadores haciendo 12 horas varios días de la semana y fin de semana para aumentar la producción.

La promesa es que "cuando reactive la producción" vuelven a entrar. La producción en este momento supera los 350/400 autos por día, entre Taos y Amarok, lo que significa unos 1.600 a 2.000 millones de pesos de facturación diaria. Esa promesa no se sabe cuan real es, no hay que confiar en acuerdos chanchos: ¡Efectivización ya de todos los contratados!

A los trabajadores les habían informado que los iban a efectivizar, pero cambiaron el arreglo. Sin asambleas y sin tomar siquiera una medida de parte del SMATA. Esta modalidad de contratar y despedir es la vía que adoptaron las empresas para implementar una nueva reforma laboral sin que sea necesario votarla en el Congreso Nacional. Son realizadas mediante acuerdos entre los sindicatos y las empresas, y con el visto bueno del Ministerio de Trabajo que mira para otro lado. En Mondelez (ex Kraft) en el medio de la pandemia implementaron la contratación “a préstamo” que realizaron con empresas como Mc Donalds o Burguer King y con el aval del STIA de Rodolfo Daer.

Te puede interesar: Reforma laboral en Mondelez: vía libre al despido y la precarización

Una reforma laboral fraudulenta

Ayer 30 de diciembre despidieron a casi trescientos trabajadores de Volkswagen, su último día de trabajo, un día antes de fin de año. La empresa dice que algo que claramente es un despido, es una “rescisión de contrato”. En vez de la efectivización, la decisión es dejarlos en la calle, un acuerdo que sólo beneficia a VW, ya que toman gente y la despiden cuando se les antoja. Y la doble indemnización? No existe, ni siquiera existe la llamada indemnización.

Muchas de las chicas y chicos renunciaron a sus antiguos trabajos para poder entrar a VW, y luego de unos 3 meses, perdieron su sustento, su ingreso mensual. Una total entrega de parte del sindicato SMATA que permite que dejen en la calle a 300 familias en una planta de 3.000, el 10% de los trabajadores. Algo que por ley es ilegal y fraudulento, ellos lo realizan porque se amparan en que "son contratados".

Este formato de reforma laboral de hecho no hay que permitirlo, hay que exigir e imponerle a las direcciones sindicales, no solo de SMATA, que se hagan asambleas y plan de lucha para enfrentarlos. Sabemos que la lista Verde de Volkswagen está vendida en todo sentido con la empresa. Los trabajadores tenemos que tomar consciencia que somos los que tenemos la fuerza y los que podemos frenarlos. Trabajadores que ingresen tienen que quedar efectivos, como todos los que estamos hace años trabajando en VW. No podemos permitir esta nueva modalidad donde la empresa contrata y despide.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias