Asamblea nacional de trabajadores informales por #TrabajoConDerechos

Decimos bien fuerte que #Lasvidastrabajadorasimportan. Este sábado 15 de Agosto nos juntamos a debatir cómo nos organizamos ante la falta de derechos, los despidos, los salarios de hambre, el trabajo no registrado, las agencias esclavas de trabajo. Además en repudio a la represión que vivimos en nuestros barrios. Nos juntamos trabajadoras de casas particulares que limpiamos paraísos ajenos, los que vivimos de changas, los que trabajamos en las obras, los inmigrantes, despedidos en cuarentena y desocupados. No vamos a elegir entre morir de hambre o morir de COVID-19.

Sandra Saucedo

Trabajadora de casas particulares

Evelin Cano

Empleada doméstica CABA - Integrante de La Red de Precarizadxs

Sábado 1ro de agosto | 17:34

Para los sectores que están en blanco, desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio más de 5 millones de trabajadores sufrieron suspensiones, ataques al salario y despidos, a pesar del DNU del presidente que lo prohibe, muchos de estos despidos fueron avalados por el Ministerio de Trabajo. ¿Que queda para nosotros?

Te puede interesar: A cuatro meses de la cuarentena: ¿cómo están los trabajadores? Informe del Observatorio de Despidos durante la Pandemia

La pandemia dejó al descubierto que somos los y las trabajadoras los que hacemos que todo se mueva y que gran parte sufrimos una enorme precariedad laboral. Según el Observatorio de Despidos, durante la pandemia los trabajadores informales, las trabajadoras de casas particulares y de la construcción somos los primeros en sufrir las consecuencias de la crisis, somos los más descartable, los primeros en quedarnos sin trabajo o quedarnos sin sueldo. Esto pasa porque trabajamos en las peores condiciones, sin ningún derecho.

También somos esenciales, como los repartidores, las cuidadoras, las enfermeras que mantienen en pie los hospitales públicos donde nos atendemos, las de limpieza que también están desde el primer día en la primera peleando contra el COVID-19 en las peores condiciones laborales y con salarios de miseria.

Los que construimos edificios, cuidamos hijos ajenos y también a los nuestros, los que pasamos de laburo en laburo sin conocer un recibo de sueldo, de changa en changa por unos mangos, somos sólo algunos de todo el sector de los “informales” que según la Organización Internacional del Trabajo constituimos el 35% de los asalariados en Argentina, la mayoría somos mujeres y mientras más avanza la cuarentena se nos hace imposible cumplir con el #quedateencasa cuando ya no tenemos cómo hacerlo.

¿Porque la balanza siempre pesa más de un lado que del otro?

El gobierno otorgó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) destinado hacia nosotros, sabiendo que somos un sector muy grande que si no trabajamos no comemos. Para recibir esta ayuda nos anotamos más de 11 millones de personas, sólo se lo aprobaron a 9 millones. Hasta ahora sólo pudieron cobrarlo 5.4 millones de trabajadores informales y 188 mil trabajadoras de casas particulares. Pusieron muchas trabas para poder cobrarlo y muchos trabajadores inmigrantes que somos parte de los que tenemos los peores laburos no lo cobramos por “trabas” de migraciones y Anses.

Te puede interesar: El Ingreso Familiar de Emergencia y las mujeres: lo necesario y lo posible

Del otro lado,el gobierno sacó el Programa llamado Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), con plata del Anses para subsidiar a grandes empresas, para que paguen el 50% de salarios de sus trabajadores. La plata para las empresas la dieron rápido, sin ninguna restricción la recibieron TODOS, y estas empresas lo usaron para pagar sueldos de hasta $ 250 mil de gerentes y dueños de grandes grupos como el de Clarín, La Nación, LATAM y tantos más.

Leé también: Acuerdo gobierno/CGT: buscan descontar 25% del salario de las empleadas domésticas

Mientras pretenden que algunos nos arreglemos con $10 mil, llevamos adelante ollas populares, hacemos largas filas para recibir los bolsones insuficientes de comida para darle algo a nuestros hijos. A los empresarios no se les toca el bolsillo.

A las 15 familias más ricas del país, que es el 0,4% de la población, no se le cobra ningún impuesto, tampoco a las 5.000 empresas más grandes (0,8% del total), entre ellos Edesur, Edenor, que siguen ganando millones mientras nosotros vivimos hacinados y con falta de luz y agua en los barrios. Por eso, queremos debatir que haya un impuesto extraordinario a estos millonarios, con lo recaudado se podría garantizar un salario de cuarentena de 30 mil pesos para todos los informales, como presentó en el Congreso Nicolás Del Caño del Frente de Izquierda Unidad.

Nos organizamos, porque queremos terminar con la informalidad que nos dejan a las y los jóvenes y en particular a quienes vivimos en los barrios más humildes. Se podrían crear puestos de trabajo, si la plata que se destina a la deuda externa que ninguno de nosotros eligió se utilizara para mayor presupuesto en la salud pública, garantizando que haya más trabajadores para enfrentar la pandemia, para que se solucione el hacinamiento que vivimos en los barrios con la construcción de viviendas dignas. Queremos trabajos con derechos, con salarios que alcancen, con la garantía de acceder a la salud, con la garantía de que no moriremos por la precarización.

Leé también: Fernández pidió ayuda a los especuladores: ¿quién hace el esfuerzo para pagar la deuda?

¿Porque nos tenemos que resignar a que esto sea lo único posible? queremos juntar fuerzas que ahora está dividida, fragmentada, porque trabajamos en distintos lugares o estamos, pero no estamos solos, ya nos venimos organizando en grupos de whatsapp, en asambleas, pero tenemos que unirnos y ser muchos más para enfrentar estos abusos. En nuestra asamblea queremos que se escuche bien fuerte el grito por aparición con vida de Facundo Castro. Queremos defender nuestra vida y la de nuestras familias.

Además queremos repudiar el avance de las policía en los barrios, con la excusa de cuidarnos se le da más poder a estas fuerzas que matan y desaparecen a nuestros pibes.

Te puede interesar: Nuevos plenarios nacionales y abiertos

¡La vida de los trabajadores importa!

  • No a la precarización laboral.Trabajo con derechos para todos. Queremos trabajo registrado, tener recibos de sueldo, vacaciones pagas, ART.
  • Salario mínimo igual a la canasta básica familiar. Un salario digno que nos alcanze para vivir.
  • IFE de $30.000 para todas y todos los que lo necesiten, en base a un impuesto extraordinario a las grandes riquezas. Que la plata salga del bolsillo de los que más tienen.
  • No a los despidos. No queremos pagar la crisis con hambre.
  • Apoyo a todas las luchas de los trabajadores
  • Apoyo a los familiares y justicia por las víctimas de gatillo fácil. El estado es responsable.
  • Aparición con Vida de Facundo Castro
  • Aumento de presupuesto para un plan real de violencia contra las mujeres, por más refugios.
  • Nuestra salud y la de nuestras familias esta hoy en manos de los patrones, los dueños de las empresas, los patrones a los que le limpiamos las casas. Vamos por comités de seguridad e higiene integrados estre trabajadores informales, registrados, desocupados, para conquistar condiciones dignas de trabajo y hacer valer las vidas trabajadoras.

Escribinos para participar: Evelin, trabajadora informal, 11 3926- 7224







Comentarios

DEJAR COMENTARIO