×
×
Red Internacional

Por la presión de sus trabajadores el Sindicato Aceitero del Departamento de San Lorenzo convoca para este jueves una asamblea extraordinaria para debatir y evaluar medidas contra el impuesto a las ganancias.

Escuchá esta nota
Martes 20 de septiembre | 09:08

El Sindicato Aceitero de San Lorenzo (SOEA) convoca para este jueves 22 una asamblea general extraordinaria en su sede de Puerto General San Martín. El lunes 12 de septiembre algunas decenas de trabajadores de distintas plantas aceiteras del cordón industrial se hicieron presentes de manera autoconvocada en las puertas del sindicato para pedirle a la Comisión Directiva respuestas ante los abultados descuentos por el mal llamado impuesto a la “ganancia” que vienen sufriendo. La directiva electa en marzo, venía teniendo una actitud paciente en este tema, sosteniendo reuniones con Sergio Massa por entonces presidente de la cámara de diputados.

En varios recibos de sueldos se ven descuentos abusivos, que en algunas oportunidades le impiden al trabajador aceitero cobrar un salario que supere la canasta básica familiar. Los aceiteros, lograron con huelgas históricas que paralizaron el principal sector de la economía argentina (la agro exportación), mantener el poder adquisitivo. Sin embargo, con la inflación que alcanza niveles no vistos desde hace décadas, los salarios aceiteros se vieron en deterioro.

En noviembre del año pasado, los trabajadores de Bunge realizaron un paro espontáneo por esta misma demanda que se extendió a Renova (Timbúes) y terminal 6. En esa ocasión intervino el Ministerio de Trabajo dictando la conciliación obligatoria y la medida de fuerza se levantó. En distintas fábricas se cuestionó al SOEA por la desorganización de la medida. El reclamo se diluyó en reuniones a puertas cerradas con el ministerio sin ninguna resolución positiva para los trabajadores.

Esta asamblea extraordinaria convocada por el SOEA es un primer paso, debería resolver una medida de fuerza urgente, extendiéndose con asambleas en todas las fábricas para que los trabajadores (efectivos y contratados) voten como seguir dando cada paso, apoyándose en la gran fuerza que permitió ganar el conflicto de diciembre de 2020, cuando en unidad con otros gremios del cordón (en su mayoría también alcanzados por este abusivo impuesto) lograron doblarle el brazo a todas las multinacionales dueñas de los puertos a orillas del Paraná. Esto los trabajadores lo saben mejor que nadie, y por eso una consigna que viene tomando fuerza es que el impuesto a la ganancia lo absorban estos pulpos internacionales que año tras año se la llevan en pala: “Que el impuesto lo paguen las aceiteras, no nosotros”

Las aceiteras vienen rompiendo todos los récords de facturación y ganancias por la guerra en Ucrania que disparó los precios internacionales de los granos. Massa, ahora como superministro de economía, les regaló un dólar preferencial para la soja más alto que el oficial premiando la extorsión que llevaron a cabo reteniendo la cosecha con objetivo de imponer una mayor devaluación. Estas ganancias se dan en las mismas empresas donde los accidentes laborales son moneda corriente. Hace menos de un mes un obrero que se encontraba trabajando en la cerealera “Dreyfus” perdió un brazo. El nivel de terciarización en las plantas del cordón industrial es enorme. Los tercerizados son los que más sufren la precarización laboral. Compañeros muchas veces fuera de convenio, y que aparte son los que más sufren los “accidentes” laborales.

Te puede interesar: Rebelion en Bunge y paro de 24 horas del SOEA

El gobierno implementa beneficios para el sector concentrado del empresariado mientras asfixia a los trabajadores con ajuste e inflación y un impuesto totalmente injusto al salario que ni el macrismo ni el Frente De Todos se dignaron a revertir. Sergio Massa parece atender solo para un lado del mostrador. Cada vez más sectores se empiezan a levantar contra el ajuste del gobierno y el atropello de las patronales, como los docentes de Santa Fe que continúan su plan de lucha por salario y por la educación pública, y en el cordón industrial como los químicos de Synthon que vienen peleando por la mejora de su convenio. Ese es el camino.

Te puede interesar: Desidia patronal Un trabajador de Dreyfus Timbues sufrio la amputacion de un brazo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias